Las enfermeras de California se contagian y apoyan el movimiento de Bernie Sanders

Las enfermeras de California se contagian y sienten el movimiento de Bernie Sanders

Mientras Bernie Sanders se prepara para las primarias californianas, el 7 de mayo, el candidato parece tener un As bajo la manga.  Es una fuerza política que lo patrocina y lucha por él a nivel local; ellas son: las enfermeras.

Generalmente este grupo de empleadas se enfocan en políticas públicas de salud, pero cuando deciden meterse de lleno en las campañas políticas, ellas han demostrado, y ya tienen una reputación de saber cómo echar a perder movimientos políticos en California.

Ahora ellas han puesto todo su poder y el apoyo de su super Pac con el senador de Vermont y su lucha cuesta arriba; no obstante Sanders ha manifestado desdén por el poder económico que representan este tipo de grupos en las campañas.

Claro que no son tan grandes ni tan poderosos como los comités y sindicatos californianos que apoyan a Hillary Clinton, pero este grupo de enfermeras han demostrado que pueden poner contra la pared a los rivales más poderosos e influyentes.

Prueba de su poder y trabajo lo puede testificar el ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger, quien en el 2005 fue presionado para incrementar los perímetros de viaje entre los pacientes y enfermeras en los hospitales.  Además, en el 2010, la millonaria y candidata a gobernadora, Meg Whitman, también sintió su poder.

En ese tiempo el grupo dejó saber al público que Whitman había despedido a una trabajadora doméstica porque era ilegal, situación que contradecía su propuesta sobre la migración.  Después de ese ataque, la candidata republicana ya no se pudo levantar y terminó perdiendo la contienda contra el actual gobernador Jerry Brown.

En el caso de Sanders, la situación es complicada porque matemáticamente sus posibilidades son mínimas, pero el precandidato de 74 años ha dicho que no se rendirá y llegará hasta la Convención Demócrata en Julio para luchar por la nominación. 

La pregunta aquí es saber qué tipo de efecto tendrá el esfuerzo de las enfermeras, y qué tipo de tácticas utilizarán para incrementar las posibilidades de Sanders, en lo que muchos consideran un estado que es, o debería de ser de Clinton.

Los observadores políticos dicen que el apoyo de las enfermeras es un gran tanque de oxigeno para el precandidato. Ellos subrayan que ellas son un grupo que la gente en general aprecia y fue el primero que apoyó al candidato en agosto pasado.

“El hecho de que las enfermeras apoyen a Bernie, eso le da mucha legitimización a su campaña ahora que venga a California”, dijo Nelson Lichtenstein, historiador de la Universidad de California en Santa Barbara. “Este es un grupo que es muy importante y tiene mucho poder en California”.

Pero hay quien está un poco escéptico en cuanto a los efectos que puedan tener los esfuerzos de la enfermeras debido a la relación que ha existido por años entre la familia Clinton y los californianos; además de cuestionar sus tácticas que utilizarán en las elecciones primarias.

“Ellas son exitosas interrumpiendo –protestando y afectando mítines”, dijo el consultor republicano del exgobernador Schwarzenegger y Whitman, Rob Stutzman. “Es difícil para mí imaginarlas [enfermeras] poniéndose contra Hillary Clinton, pero de alguna forma, eso la va afectar en California”.

Otros expertos en campañas políticas han dicho que a diferencia de los republicanos, partido al que las enfermeras han dirigido sus luchas políticas, Clinton es respaldada por sindicatos muy poderosos en el estado. Actualmente las enfermeras tienen unos 90 mil miembros en California, mientras que el Sindicato Internacional de Empleados del Servicio tiene unos 700 mil.

“Son un factor [importante] en California, no obstante hay otros sindicatos que son políticamente más poderosos”, dijo Roger Salazar, coordinador de los esfuerzos que llevaron a Brown a ganar las elecciones en el 2010 y actualmente simpatizante de Clinton.
No obstante, Salazar agrega que las enfermeras ya son todas unas expertas en atraer la atención y ponerse de lado de la gente para ganar su apoyo.

RoseAnn DeMoro, directora ejecutiva de la Asociación de Enfermeras de California dijo que Sanders simplemente es un candidato y luchador de toda su vida que el darle su apoyo fue casi de forma natural.

“En todos nuestros temas de lucha, él ha sido un defensor toda su vida”, dijo DeMoro, señalando la postura de Sanders sobre un seguro universal. “[Nuestro apoyo hacía él] fue de forma orgánica”.

DeMoro indicó que muchos se sorprendieron cuando ellas anunciando su apoyo a Sanders.

“Bernie Sanders es casi el candidato ideal para las enfermeras. Es una lástima que no es mujer”, agrega, sonriendo. El candidato representa el cambio; mientras que Clinton es la muestra perfecta del status quo, subraya.

A pesar de todos sus esfuerzos, muchos consideran que los esfuerzos de las enfermeras no tendrán efectividad en California.

“Siempre nos subestiman porque somos mujeres”, dijo DeMoro antes de voltear a ver el panorama que se le presenta con las elecciones primarias en California. “Nos vamos a divertir bastante”.

Para leer el artículo completo y en inglés haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°