Determinar que causó el vertido del crudo en California podría tomar meses

Determinar que causó el vertido del crudo en California podría tomar meses

El operador de un oleoducto en la costa del estado de California dice que podrían pasar semanas o incluso menos antes de que los investigadores puedan determinar qué causó la rotura de la tubería y el posterior vertido de crudo.

Operarios todavía tienen que extraer la pieza rota de la canalización, algo que por ley debe hacerse en presencia de reguladores federales y un tercero, dijeron funcionarios de Plains All American Pipeline LP en una conferencia de prensa el jueves por la noche en la playa del condado de Santa Bárbara donde se produjo el derrame el martes.

"Ni siquiera hemos descubierto la tubería todavía", dijo Patrick Hodgins, director senior de seguridad de la empresa.

El operador no explicó si dos fallos de funcionamiento que se produjeron poco antes de que se descubriera el derrame fueron parte de la causa.

"Estábamos teniendo algunos problemas con la bomba de la tubería", dijo Rick McMichael, otro responsable de la firma. "Tanto si provocó la fuga como si no, es parte de nuestra investigación".

El oleoducto, construido en 1987, no tuvo problemas anteriores y se inspeccionó a fondo en 2012, de acuerdo con su operador, Llanuras All American Pipeline. El tubo se sometió a pruebas similares hace unas dos semanas, aunque los resultados no habían sido analizados aún.

El oleoducto se construyó en 1987 y no presentó problemas previos, dijo el operador, Plains All American Pipeline, que agregó que la instalación fue revisada a fondo en 2012. Hace dos semanas se realizaron pruebas similares aunque todavía se desconocen los resultados.

Se cree que el vertido es de casi 400.000 litros (105.000 galones), de los cuales hasta una quinta parte — 80.000 litros (21.000 galones) — llegó a una zona de unos 14 kms (9 millas) en el mar. Una zona de la costa fue cerrada a la pesca.

Hasta el jueves se habían limpiado, despegado y aspirado más de 34.000 litros (9.000 galones), dijeron las autoridades.

El grueso y oloroso producto recubre rocas y arena pero solo se ha rescatado a seis pelícanos cubiertos de fuel y un león marino joven.

Una gran cantidad de voluntarios se presentaron para ayudar a retirar el vertido y, en especial, a limpiar a los animales, pero estaban siento rechazados y se les animó a no actuar por su cuenta.

"Simplemente no tenemos suficientes posiciones", dijo la capitán de la Guardia Costera de Estados Unidos. Jennifer Williams.

Plains All American y sus subsidiarias operan más de 9.600 kms (6.000 millas) de oleoductos de líquidos peligrosos en al menos 20 estados, según informes de la empresa. En total, diariamente manejan más de 4 millones de barriles de crudo y otros combustibles líquidos.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°