Al menos 9 muertos en un tiroteo en Texas entre bandas de motoristas rivales

Todas las víctimas mortales, ocho perdieron la vida en el aparcamiento y un noveno pereció en un hospital

Al menos nueve personas murieron ayer en un tiroteo entre varias bandas de motoristas rivales ocurrido en la ciudad de Waco (Texas), informó la Policía local.

El tiroteo, que causó también al menos 18 heridos, tuvo lugar en un aparcamiento situado entre los restaurantes Twin Peaks y Don Carlos poco después del mediodía, precisó el canal de televisión local News Channel 25.

Todos las víctimas mortales -ocho perdieron la vida en el aparcamiento y un noveno pereció en un hospital- son motoristas de las bandas, cuya disputa empezó en el establecimiento Twin Peaks a raíz de una discusión, y se trasladó después a la calle, agregó la Policía, que no descarta que puedan producirse más fallecimientos.

La mayoría de los heridos sufrieron lesiones por disparos y apuñalamiento y fueron evacuados a hospitales.

El sargento policial W. Patrick Swanton indicó que al menos tres bandas rivales se hallaban en el aparcamiento cuando sucedió el tiroteo, si bien no divulgó sus nombres.

"Mucha gente inocente podría haber resultado herida hoy. Estas bandas de motoristas criminales son muy peligrosas y hostiles", subrayó Swanton, en declaraciones divulgadas por la web del diario local "Waco Tribune-Herald".

La Policía de Wako llegó a abrir fuego para poner fin al enfrentamiento, dijo el sargento, al remarcar que "sus acciones han salvado vidas al evitar una escalada" del choque en un concurrido domingo en la zona.

Numeros agentes y personal de los servicios médicos acudieron al lugar del suceso, donde las fuerzas del orden hallaron cadenas, cuchillos, bates, garrotes y armas de fuego.

Algunos clientes que se encontraban en los dos establecimientos llegaron a esconderse en los congeladores para protegerse de los disparos, según el canal de televisión.

Al parecer, los dueños del Twin Peaks conocían la rivalidad de las bandas, pero aún así permitían su acceso al local, aclaró Swanton, que denunció su falta de colaboración con las fuerzas de seguridad.

Tras el tiroteo, los dos restaurantes cerraron, la Policía interrogó a los testigos presenciales y detuvo a tres miembros de las bandas en posesión de armas que fueron encarcelados, acusados de estar implicados en actividades de crimen organizado.

El sargento adelantó que se formularán contra esos detenidos los cargos más severos que sean posibles, si bien se han efectuado más arrestos.

Las autoridades decidieron también cerrar el Central Texas Marketplace, el complejo que alberga los dos restaurantes.

"No creemos que sea seguro mantener estos negocios abiertos", argumentó Swanton, al mencionar informaciones de bandas de motoristas que Texas que podrían dirigirse a Waco.

Uno de los testigos presenciales, Michelle Logan, de 37 años, declaró al periódico que "quizás se dispararon treinta armas en el aparcamiento, quizás cien balas".

Logan, que se encontraba en el Twin Peaks cuando estalló la disputa, añadió que "hay mucha gente herida en el hospital, muchas personas tiroteadas". 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
65°