El elevado coste de la vivienda obliga a soluciones creativas en Colorado

EFE

El alto costo de la vivienda en la zona metropolitana de Denver ha obligado a miles de personas a trasladarse al norte de Colorado y ha llevado a las autoridades locales a buscar soluciones creativas como usar el impuesto a la venta de marihuana para construir residencias más económicas.

Según información difundida hoy por la Oficina Estatal de Demografía de Colorado, el área compuesta por las ciudades de Fort Collins, Greeley y localidades cercanas ya no consiste en ciudades separadas, sino que se considera una nueva zona metropolitana, que algunos ahora llaman "NoCo", por Norte de Colorado.

Mientras que en Denver el costo promedio para comprar una vivienda se acerca al medio millón de dólares, en Fort Collins se reduce a 410.000 dólares y en Greeley (45 minutos al norte de Denver) baja a 271.000 dólares.

Además, en el norte de Colorado el desempleo se mantiene en el 2,6 %, por debajo del promedio estatal (3,1 %) y nacional (4,1 %).

Por eso, Fort Collins pasó de 144.000 habitantes en 2000 a 175.000 en la actualidad, y Greeley creció de 93.000 a 107.000 habitantes en ese mismo período. Como comparación, la población de Denver subió de 600.000 a 693.000 en los últimos ocho años.

La Oficina Estatal de Demografía anticipa que la población de NoCo se duplicará en los próximos 20 a 30 años, pero, según Ray Otto, administrador en jefe de Greeley, esas proyecciones son "bajas" y, por los terrenos disponibles, Greeley podría llegar a los 400.000 habitantes en la próxima década.

Por eso, los funcionarios públicos y dirigentes comunitarios locales ya trabajan para promover un crecimiento orgánico, para responder al cambio cultural generado por el crecimiento demográfico y para asegurarse suficientes fuentes de agua para la nueva población.

Mientras tanto, en Denver, el Concejo anunció un aumento de 2 puntos porcentuales (de 3,5 % a 5,5 %) en el impuesto a la venta de marihuana creativa para recaudar unos 15 millones de dólares adicionales al año para construir viviendas económicas.

"Las viviendas económicas son un problema que afecta a Denver. Como miembros de esta comunidad nos complace trabajar con la ciudad para identificar soluciones que beneficien a nuestros vecinos", dijo Kristi Kelly, directora ejecutiva de Marijuana Industry Group, en declaraciones enviadas a Efe.

"Siempre hemos deseado que el impuesto a la marihuana tenga un impacto positivo en la comunidad", afirmó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°