Una Corte dicta contra la discriminación a transexuales en el trabajo

EFE

Un tribunal de apelaciones dispuso hoy que los transexuales, como cualquier otro ciudadano, tienen derecho a no ser discriminados por motivos de género en el entorno laboral al fallar contra una funeraria de Detroit (Michigan) que despidió a un empleado por este motivo.

La decisión judicial se produce después de que, en agosto de 2013, Aimee Stephens, por entonces Anthony Stephens, comunicara al propietario de la compañía RG & GR Harris Funeral Homes, Thomas Rost, su intención de someterse a una operación de cambio de sexo para convertirse en mujer.

Dos semanas después de conocer sus intenciones, Rost decidió despedir a Stephens, que hasta ese momento ejercía de director de una de las funerarias de la compañía, alegando que su transición podía incomodar a los clientes e, incluso, atentar contra sus principios religiosos.

"La discriminación contra empleados, ya sea por no ajustarse a los estereotipos sexuales o por su condición de transgénero en estado de transición, es ilegal", reza la sentencia dictada este jueves por un grupo de tres magistrados del tribunal de apelaciones del Sexto Circuito, con sede en Cincinnati (Ohio).

Stephens, que había trabajado para la empresa durante casi seis años, decidió presentar una queja oficial ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) y en paralelo, en septiembre de 2014, demandó a la funeraria por discriminación sexual.

En agosto de 2016, la EEOC falló a favor de la empresa al considerar que la decisión de Rost estaba amparada por el derecho a la libertad religiosa.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), una de las organizaciones de EEUU más importantes en la defensa de derechos civiles y que ha asistido a Stephens durante el proceso, celebró hoy la decisión judicial.

"Este dictamen establece que las personas transgénero están protegidas por las leyes federales contra la discriminación sexual y que las creencias religiosas de los empleadores no les dan derecho a discriminarles", señaló la ACLU a través de un comunicado.

Desde que el presidente Donald Trump asumió la presidencia, hace poco más de un año, numerosas organizaciones sociales han criticado al mandatario por sus mensajes y decisiones faltos de sensibilidad con la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBTQ).

De hecho, a lo largo de su mandato Trump ha intentado sacar adelante una disposición para impedir la presencia de transexuales en el Ejército, que fue bloqueada por los tribunales, y ha revertido una norma que permitía a los estudiantes transgénero en las escuelas públicas usar los baños en función del género con el que se identifiquen.

"Inicié este proceso porque nadie debería ser despedido de su empleo por ser quien es. Estoy emocionada por la decisión de la Corte", dijo Stephens en declaraciones a ACLU, que fueron recogidas en el comunicado.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°