Latinos ya son la mayoría del alumnado en escuelas del oeste de Colorado

Los latinos ya representan más de la mitad del alumnado en las escuelas del oeste de Colorado, una situación que a la vez genera problemas presupuestarios para esos centros educativos al requerir más personal y servicios, según un reporte difundido hoy.

El documento del Distrito Escolar Roaring Fork Valley (RFVSD), indica que en la ciudad turística de Glenwood Springs, y en las localidades vecinas de Carbondale y Basalt, el 55 % de los estudiantes son hispanos, la gran mayoría de ellos nacidos en Estados Unidos.

En las escuelas del vecino Distrito Escolar Re-50 del Condado Eagle el 52 % de los alumnos son hispanos, mientras que en las escuelas del Condado Garfield, el 46,5 % de los estudiantes son latinos.

Por el contrario, en las escuelas públicas en Aspen, el conocido centro de esquí donde trabajan numerosas familias hispanas, sólo uno de cada diez alumnos (12 %) es de origen latino.

El cambio demográfico, dice el reporte, comenzó en 2011 y las escuelas debieron contratar desde entonces a más personal, pero, a pesar de ello, sólo el 14,8 % de los aproximadamente 850 maestros de la región se identifican como latinos.

Las escuelas deben ahora dedicar más presupuesto a las necesidades educativas de los estudiantes latinos, debido a desafíos en idioma y en nivel socioeconómico. De hecho, uno de cada tres estudiantes en RFVSD no habla inglés.

En el Condado Garfield, la cifra de estudiantes que no hablan inglés es similar a la del RFVSD, pero la cantidad de estudiantes de familias de bajos recursos es más alta, ubicándose entre el 52 y el 58 %, según la escuela.

Como comparación, en Aspen sólo el 18 % de los estudiantes no habla inglés y sólo el 4 % califica para comidas gratis o a precio reducido.

Por eso, los establecimientos de Glenwood Springs y localidades aledañas ahora dedican 3,8 millones de dólares adicionales a maestros de inglés, es decir, un 13 % del presupuesto anual de esas escuelas, según Shannon Pelland, gerente de finanzas de RFVSD.

Aún así, menos de la mitad de esos estudiantes alcanza el nivel académico esperado en los exámenes escolares estandarizados, una situación que los expertos locales adjudican al nivel de pobreza de esos estudiantes.

"La pobreza no causa el bajo rendimiento académico, pero causa tensiones que interfieren con ese rendimiento", puntualizó Rob Stein, superintendente de RFVSD.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°