Piden al Gobierno que se replantee ampliar el plazo para renovar DACA

Un grupo de activistas y beneficiarios de la Acción Diferida (DACA) pidió hoy a la Casa Blanca que se replantee su negativa de ampliar el "plazo cruel" para la renovación de este amparo migratorio a cerca de 154.000 jóvenes indocumentados.

Representantes de United We Dream y Alianza Nacional para los Nuevos Estadounidenses (NPNA) exigieron en conferencia de prensa que el Gobierno amplíe este plazo, que vence el próximo 5 de octubre.

"No es razonable dar un plazo tan corto y tener que pagar 495 dólares por la renovación", reclamó Greisa Martínez, directora de defensoría de United We Dream.

Para la beneficiaria de DACA Eréndira Rendón, líder de NPNA y directora de Alianzas Nacionales del Proyecto Resurrección Chicago, el plazo "es un requisito cruel".

"Para cumplir con las 154.000 renovaciones (desde cuando se anunció el plazo el 5 de septiembre) habría que haber presentado 5.133 solicitudes cada día incluidos los fines de semana", alegó Rendón.

En una audiencia en el Congreso, la secretaria en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, dijo este miércoles que no se ampliará el plazo.

De esta forma, el Gobierno desoyó al grupo de 38 senadores demócratas que recientemente pidió que se ampliara el plazo más allá del 5 de octubre, pues muchos jóvenes podrían tener difícil rellenar los formularios necesarios debido al impacto de los huracanes Harvey, Irma y María.

El fiscal general de la nación, Jeff Sessions, anunció el pasado día 5 la finalización de este amparo migratorio para unos 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños, pero dio seis meses de margen para hacer efectiva de manera total esta medida.

La Casa Blanca instó entonces al Congreso a que apruebe una medida permanente que dé un estatus legal a los cientos de miles de jóvenes indocumentados que cumplían los requisitos del amparo que creó en 2012 el entonces presidente, Barack Obama, para protegerles de la deportación y que les daba permiso de trabajo.

Carlos Vargas, beneficiario de la medida y quien forma parte de una demanda contra el gobierno por haber puesto fin a DACA, aseguró que no tener el permiso le deja en el "limbo".

"La terminación de DACA es evidencia del racismo contra los mexicanos y los latinos", dijo Vargas, de 32 años y quien lleva 27 años viviendo en los Estados Unidos.

Su abogada, Victoria Roeck, de la Organización de Servicios Legales Jerome Frank, de la Escuela de Leyes de Yale, aseguró que en la corte han alegado que el plazo del 5 de octubre para que las autoridades reciban la solicitud de renovación es "inaceptable".

La abogada informó que la demanda, conocida como Batalla vs. US, "avanza muy rápido" y que hay una audiencia informativa programada para diciembre y una audiencia formal en enero de 2018.

No obstante, la abogada recomendó a todos aquellos que califican para renovación de DACA en el plazo establecido que "envíen sus solicitudes ojalá unos días antes del 5 de octubre" para asegurar que el gobierno las reciba a tiempo.

Para los beneficiarios de DACA, perder el permiso de trabajo y su garantía de permanecía legal en el país es algo muy duro de enfrentar, recalcaron.

"Esta administración está jugando con la vida no sólo de 800.000 jóvenes sino de sus familias y sus comunidades", lamentó Vargas.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group