Hispanos mantienen más alta tasa de mortalidad en trabajo, según datos

Los trabajadores hispanos mantienen la más alta tasa de mortalidad en el lugar de trabajo en el país, situación que podría empeorar si el endurecimiento de políticas migratorias obliga a los indocumentados a vivir en las sombras, alertó hoy el Consejo Nacional para la Salud y Seguridad Laboral (COSH).

Según datos difundidos por dicha organización, en 2015, poco más de 900 trabajadores hispanos perdieron la vida mientras trabajaban, el número más alto de decesos en los últimos diez años.

Las cifras estiman que cuatro de cada 100 mil muertes de trabajadores a tiempo completo corresponden a latinos, en comparación con una tasa de 3.5 muertes entre trabajadores blancos y 3.2 entre afroamericanos.

"La realidad es que los latinos son asignados frecuentemente a los trabajos más peligrosos y sucios", acusó hoy Jessica Martínez, codirectora ejecutiva de COSH durante una conferencia telefónica.

A la vez, argumentó que se debe a que los trabajadores latinos no tienen acceso ni a capacitación ni a equipos adecuados, además de no disponer de manuales de seguridad en su idioma.

"Estos no son problemas nuevos, pero son urgentes", dijo Martínez, quien considera que en la mayoría de las ocasiones las muertes en el campo laboral se podrían prevenir si los empleadores obedecen la ley y siguen los procedimientos de seguridad.

La problemática podría agudizarse, pues no solo la actual Administración ha amenazado con perseguir a quienes residan sin documentos en el país sino también contempla recortar el presupuesto para la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

"Al hacer estos recortes no solamente están poniendo en riesgo la vida de trabajadores, sobre todo latinoamericanos, sino que también están creando un ambiente de impunidad. Si el presidente del país no respeta los derechos qué se puede esperar de los demás", indicó Martha Ojeda, organizadora nacional del Centro Interreligioso de Justicia Laboral.

Debido a todo esto, los activistas han iniciado movilizaciones alrededor del país para exigir respeto a los derechos por los cuales los trabajadores han luchado durante años.

"Creemos que la Administración quiere borrar en un segundo lo que nos ha costado una vida", aseveró Ojeda.

Representantes de COSH hicieron el anuncio a propósito de la semana conmemorativa de trabajadores fallecidos, en la cual difundieron su informe anual titulado "La docena sucia", que señala a empresas que debido a sus prácticas inseguras han puesto a trabajadores en riesgo.

La lista se realizó en base a nominaciones hechas por la red de COSH en Estados Unidos que consideró la gravedad de las lesiones de trabajadores, así como las sanciones recibidas por parte de autoridades.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
79°