Cambios en los requisitos de matemáticas podrían ayudar a los estudiantes de Cal State a graduarse antes

Cambios en los requisitos de matemáticas podrían ayudar a los estudiantes de Cal State a graduarse antes

Cal State ya no requerirá que todos sus cursos de matemáticas de educación general cumplan con el estricto requisito de álgebra intermedia, una política que frustró durante mucho tiempo a los estudiantes que trataban de transferirse desde los colegios comunitarios y que se veían obligados a demostrar que saben de trinomios y otros conceptos abstractos que rara vez podrían utilizar en la vida cotidiana.

En virtud de la nueva política, que entrará en vigor el próximo otoño, los alumnos podrán completar el requisito de razonamiento matemático/cuantitativo general de Cal State sin álgebra intermedia, al inscribirse en cursos tales como finanzas personales, teoría del juego, estadísticas e informática.

El cambio dará a los estudiantes más flexibilidad para completar sus licenciaturas o diplomados, estimaron los funcionarios. Y aquellos cuya carrera no esté vinculada con las matemáticas o las ciencias, podrían hallar en otras materias la solución de problemas con algo más verídico, amable y útil para entender encuestas políticas, analizar datos deportivos o evaluar metodologías de investigación.

“El objetivo es que tendremos requisitos previos para cada curso que realmente estén relacionados con las habilidades que los estudiantes requieran para aprobarlos”, explicó Christine Mallon, vicerrectora de programas académicos y desarrollo de la facultad. “No los haremos esperar hasta que terminen un curso de nivelación. Según cada materia, nosotros podemos desarrollar habilidades mientras el alumno está cursando su aprendizaje”.

La política de educación general revisada de Cal State también incluye otros cambios diseñados para quitar barreras en los requisitos de graduación. Un alumno que estudia ciencias políticas y que toma un curso de introducción a las ciencias políticas, por ejemplo, será capaz “duplicar” el curso para cumplir con las exigencias tanto de la carrera como de la educación de general de ciencias sociales.

Los cambios, anunciados por el rector Timothy P. White, el miércoles pasado, en una nota a los presidentes del campus, son parte de una iniciativa actual en el mayor sistema nacional de universidades públicas para duplicar su porcentaje de graduación en cuatro años al 40% hacia 2025.

A principios de este mes, en otra orden ejecutiva, se eliminaron los exámenes de colocación en matemáticas e inglés, así como los cursos de recuperación sin crédito, que se ha exigido tomar a miles de estudiantes de primer año cada otoño antes de permitirles matricularse en materias que sí forman parte de sus carrera.

Los educadores han debatido con pasión la exigencia del álgebra intermedia, más comúnmente conocida en las escuelas preparatorias como Álgebra II. Durante décadas, el plan de estudios de matemáticas de colegios y preparatorias del país basó en álgebra y en un año de geometría, una pista que prepara el camino para que los estudiantes tomen materias de cálculo.

La exigencia de álgebra intermedia fue un punto de fricción en los colegios comunitarios de California, donde decenas de miles de estudiantes fallan cada año y no pueden transferirse a una universidad con carreras de cuatro años, como Cal State.

Las tentativas de solucionar el problema con cursos de recuperación y tutorías ha fallado, en gran medida. Y los enfoques radicalmente diferentes -concentrados en temas como estadística, ciencias informáticas y análisis de datos- fueron criticados por carecer de rigor.

Pierce College y College of the Canyons están entre los centros universitarios que han experimentado con los cursos de estadística y análisis de datos diseñados por la Fundación Carnegie y el California Acceleration Project para las carreras que no requieren de matemáticas ni ciencia. Su objetivo es ayudar a los estudiantes a desarrollar el nivel terciario de razonamiento cuantitativo sin la necesidad de toparse con la exigencia de las matemáticas tradicionales.

En Cal State, los administradores probaron el programa Statway de la Fundación Carnegie y se han mostrado cada vez más abiertos a un enfoque alternativo hacia las matemáticas. Algunos docentes, de hecho, consideran que las instituciones han estado demasiado abiertas a ello. En 2015, los líderes matemáticos de los 23 recintos universitarios de Cal State emitieron una resolución donde criticaron el enfoque hacia la estadística. El Senado Académico formó un grupo de trabajo ese año para examinar exigencias de matemáticas existentes y lograr un mejor entendimiento de cómo adoptar alternativas para las carreras que no pertenecen a la línea STEN. Las nuevas políticas se instituyeron después de extensas discusiones con los profesores, remarcaron los administradores.

La nueva política de educación general no afecta las exigencias para las carreras, y los académicos serán responsables de determinar los requisitos previos relevantes para matemáticas y los cursos de razonamiento cuantitativos. Los administradores afirmaron que trabajarán con los docentes de matemáticas en el año próximo para revaluar las ofertas de cursos y determinar cuáles todavía podrían necesitar el requisito previo de álgebra intermedio. Los departamentos de matemáticas también examinarán cómo ampliar la variedad de materias que podrían cumplir con las exigencias revisadas.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí:

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°