¿Las escuelas de L.A. agregarán sal y descartarán el trigo entero con los estándares más relajados de Trump?

¿Las escuelas de L.A. agregarán sal y descartarán el trigo entero con los estándares más relajados de Trump?

El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, anunció esta semana que su departamento se alejaría de hacer cumplir la última meta de reducción de sodio para las comidas escolares. Además, las escuelas no tendrán que cambiar completamente a productos de trigo integral y podrán usar leche saborizada con 1% de grasa. Anteriormente, sólo se permitía la leche sin sabor y sin grasa. Estos estándares habían sido establecidos por la administración Obama y fueron tomando efecto gradualmente.

¿Es probable que el distrito escolar de L.A. relaje sus propios estándares, ahora que la administración Trump lo está haciendo?

No.

¿Los cambios van a afectar a las escuelas locales de alguna forma?

Podrían afectar a algunas escuelas y ciertos distritos escolares, pero al Distrito Escolar Unificado de L.A. (LAUSD), el sistema escolar más grande del estado, continuará usando los objetivos nutricionales establecidos por la administración Obama.

¿Qué apoya el LAUSD en términos de normas de nutrición?

El LAUSD ha sido un líder nacional en la mejora de los estándares nutricionales. Sin embargo, tuvo algunos de los mismos problemas presentados por otros sistemas escolares, que incluyen persuadir a los estudiantes para comer comidas más saludables.

¿Cuáles son los argumentos en contra de las directrices nutricionales establecidas por la administración Obama?

Los distritos escolares y algunas organizaciones relacionadas se han quejado de que las reglas necesitan encontrar un mejor equilibrio entre la nutrición y el gusto, porque es mejor que los estudiantes coman alimentos escolares en lugar de saltarse estas comidas o sustituirlas por algo insalubre, antes o después de las clases.

Los sistemas escolares también han soportado algunos costos asociados con los estándares más altos sin obtener suficiente ayuda federal para cubrirlos. Un ejemplo es que las reglas de la era Obama aumentaron el contenido de fruta en el desayuno de media taza a una taza completa, pero no proporcionaron fondos adicionales para la fruta extra, expuso Joseph Vaughn, director de servicios de alimentos para el LAUSD.

¿Es este otro movimiento de ‘extrema’ derecha de la administración Trump?

No exactamente. Ciertamente, hay muchos distritos escolares que probablemente apoyen estos cambios. Y sí, se alejan de alternativas más sanas, pero no hasta el extremo de sustituirlas por alternativas no saludables.

Por ejemplo, la administración no retrocedió al 2% de grasa en la leche, ni eliminó todos los estándares respecto del sodio.

¿Cómo argumenta el gobierno de Trump la necesidad de estos cambios?

Aquí está la anécdota ofrecida por Perdue: "Un ejemplo perfecto es en el sur, donde las escuelas quieren servir grits (sémola de maíz). Pero la variedad de grano entero tiene pequeñas hojuelas negras, y los niños no la comen. La escuela cumple con los requisitos de granos integrales, pero nadie come. Eso no tiene sentido".

Los grupos de defensa de los alimentos desafían tales anécdotas. Sostienen que los sistemas escolares estaban en buena medida en camino a cumplir con las nuevas directrices y que problemas como la obesidad infantil justifican las fuertes normas nutricionales.

En cualquier caso, hubo más de una pequeña hipérbole en el titular del anuncio federal: "El secretario Perdue busca que las comidas escolares sean geniales de nuevo" [un juego de palabras con el ‘Make America Great Again’ del presidente Trump].

¿Afectan las nuevas regulaciones federales las políticas del LAUSD sobre la leche, que ha sido tema de discusión reciente en el distrito?

En un hecho casual, el LAUSD esta semana comenzó la distribución general de la leche saborizada por primera vez desde 2011, cuando fue prohibida por el entonces superintendente John Deasy y la Junta de Educación. Pero el momento de este movimiento fue una coincidencia con el anuncio federal. El LAUSD sirve ahora leche desnatada con sabor, que siempre fue permitida. No considera incorporar leche con el 1% de grasa, aunque ahora esté permitida.

¿Qué más sucede en el tema de la comida en el LAUSD?

El sistema escolar el próximo otoño probará tener una opción vegana en un grupo de escuelas. El pollo del distrito, además, proviene de proveedores que son calificados en base a cómo tratan a sus pollos, sus empleados y el medio ambiente.

¿A los estudiantes les gusta la comida sana en el LAUSD?

El consumo de comidas ha aumentado, y una razón puede ser que el distrito ha hecho algunas concesiones al gusto que, en algunos casos, tienen un impacto nutricional. A los alumnos les gusta el pollo empanizado más que el pollo a la parrilla, por ejemplo, por lo cual el distrito ofrecerá más de eso. Pero todavía hay problemas con la preparación de alimentos en las cocinas centrales.

Los alimentos no siempre se pueden transportar bien, especialmente cuando se trata de preservar el sabor. El LAUSD también está detrás de algunos sistemas escolares en cuanto a proporcionar opciones tales como barras de ensalada, y no tiene planes en un futuro próximo de regresar a la era de las cafeterías donde las damas (y los hombres) del almuerzo realmente preparan la comida en las escuelas.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°