Análisis de los resultados de los exámenes aplicados entre aprendices de inglés, escuelas magneto y charter

Análisis de los resultados de los exámenes aplicados entre aprendices de inglés, escuelas magneto y charter

El año pasado más de 3 millones de estudiantes en California cambiaron sus lápices por computadoras y tomaron las pruebas escolares estandarizadas.

Ya muchos han leído acerca de los resultados estatales del California Assessment, o la evaluación del rendimiento y progreso de los estudiantes de California: más de la mitad de los alumnos de las escuelas públicas del estado entre los grados 3 al 8, y 11, no cumplió con los criterios de referencia para la preparación universitaria. La prueba es nueva y se considera más difícil que las anteriores -y las puntuaciones sí aumentaron en comparación con 2015, primer año en que fueron reportadas-. Pero permanecen bajas, y ciertos grupos, como los estudiantes negros, están realmente rezagados.

Algunas escuelas y distritos obtuvieron muy buenos resultados. Algunos mejoraron notablemente de un año al otro. En el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), el 39% de los estudiantes lograron alcanzar las normas en el área de inglés y el 29% en matemáticas.
 
En Wonderland Avenue Elementary School, ubicada en Hollywood Hills, cuyos alumnos son en su mayoría blancos y asiáticos, el 84% de los estudiantes no pertenecientes a escuelas magneto lograron el estándar de inglés, y 83% cumplió con los estándares de matemáticas. Los resultados de la escuela son todavía más altos si se incluye el factor del programa magneto para niños superdotados. El director, Sean Teer, atribuye parte del éxito a un nuevo programa de matemáticas llamado “instrucción guiada cognitivamente”, que anima a los estudiantes a crear sus propias estrategias para resolver problemas. Las pruebas están alineadas con el tronco común de estándares (Common Core), un conjunto de normas que se supone enfatizan el pensamiento crítico y el aprendizaje a fondo por encima de la memorización.
 
Aunque las pruebas no cuentan la historia completa de lo que sucede en el aula, las puntuaciones pueden ser útiles para evaluar la clase de educación que reciben los diferentes grupos de estudiantes. Hay más información sobre los resultados de las pruebas de este año -y para ver los resultados por escuela- en: www.latimes.com/test-scores-2016.
 
Pero veámoslo más de cerca:
 
Escuelas magneto
 
Los estudiantes en escuelas magneto del LAUSD se desempeñaron mucho mejor en las pruebas estatales que los alumnos de otras escuelas del distrito, incluidas las charter.
 
A menudo, el distrito promueve las escuelas magneto como ejemplos de excelencia académica, especialmente en comparación con las charter. Parte de su plan para mantener la inscripción es aumentar el número de estas escuelas temáticas.
 

Pero el conjunto de los examinados en las escuelas magneto no refleja al distrito en su conjunto. Las escuelas magneto que obtuvieron las puntuaciones más altas son para superdotados, altamente superdotados y de alta capacidad, y están conformadas totalmente por estudiantes que deben cumplir ciertos requisitos, entre ellos una alta calificación en los exámenes estatales. Otras escuelas magneto aceptan a estudiantes en base a un sistema complejo de lotería, que no toma el rendimiento académico en cuenta.
 
“Es por esto que la estrategia del distrito es problemática”, dijo Pedro Noguera, profesor de Educación de UCLA. Mientras que el distrito critica a las charter “por atraer a los niños más privilegiados”, sostuvo, las magneto hacen lo mismo.
 
De todas formas, las escuelas magneto sin tantos requisitos de ingreso se desempeñaron mejor que las charter u otras escuelas del LAUSD, aunque por un pequeño margen.
 
En Downtown Magnets High School, un campus que consta de dos escuelas magneto, el director Jared DuPree señala que las altas tasas de aprobación de sus escuelas -un promedio de 90puntos para inglés en ambas escuelas- se deben a una estrategia de enfoque en los estudiantes con dificultades. "Celebramos las estadísticas, pero las vamos a utilizar como base para lograr este objetivo utópico" de asegurarnos de que el 100% de los estudiantes cumpla con las normas, dijo.
 
No todas las escuelas magneto se desempeñaron mejor que las escuelas de barrio del distrito. Y en comparación con las charter y con el distrito en su conjunto, las magneto tienen porcentajes más bajos de estudiantes que aprendices de inglés, así como alumnos con discapacidad y elegibles para el almuerzo gratis o a precio reducido, un indicador de pobreza, según el LAUSD.
 
En las escuelas magneto también hubo un menor porcentaje de estudiantes latinos que tomó estas pruebas, comparado con el distrito en su conjunto, y hubo un mayor porcentaje de estudiantes negros, asiáticos y blancos entre los examinados, según el sistema escolar.
 
El LAUSD debe mejorar el reclutamiento de estudiantes de altas necesidades para escuelas magneto, dijo Keith Abrahams, director ejecutivo de servicios de integración estudiantil del distrito. “Todos los niños de la ciudad tiene que entender que pueden ir a un programa magneto. Mi instinto me dice que algunas familias creen que ellos no pueden”, aseguró.
 
 
Los estudiantes aprendices de inglés
 
Los estudiantes aprendices de inglés (EL, por sus siglas en inglés) como grupo tuvieron bajas calificaciones en la prueba. En California, el 13% cumplió con los estándares de inglés y el 12% con los de matemáticas. Es una leve mejoríasobre 2015, cuando sólo el 11% de los estudiantes aprendices de inglés alcanzaron el estándar, tanto en inglés como en matemáticas.
 

En el LAUSD, sólo el 4% de los estudiantes EL alcanzaron los estándares de inglés y un 5% cumplió con los de matemáticas. Los estudiantes EL del LAUSD tienen más probabilidades de ser niños provenientes de familias de bajos ingresos que en el resto del estado, lo cual implica un riesgo más alto de sufrir desventajas en el aprendizaje, afirmó Patricia Gándara, profesora de Educación de UCLA.
 
Un problema importante es que las pruebas fueron diseñadas para los estudiantes que hablan inglés con fluidez, por lo cual es difícil precisar qué fue lo que los alumnos no comprendieron: si las preguntas o el material de la prueba en sí, dijo Gándara. Y una vez que los aprendices de inglés demuestran que tienen cierto dominio de la lengua se los coloca en una categoría diferente,llamada “Reclasificado como competente en el dominio del inglés”. Estos alumnos generalmente obtienen puntuaciones superiores al promedio del distrito en las pruebas estatales.
 
En 2015-2016 hubo 1.37 millones de estudiantes aprendices de inglés en California, más de una quinta parte de la población total de las escuelas públicas. En el Distrito Unificado de Los Ángeles, aproximadamente 165,000 estudiantes EL conforman poco más de una cuarta parte de la inscripción total.
 
En algunos casos, los hispanohablantes pudierontomar la prueba de matemáticas en forma paralela, con las preguntas y respuestas enumeradas en inglés y español, y también tuvieron algunas otras herramientas disponibles, tales como glosarios en varios idiomas.
 
En el LAUSD, 49,940  estudiantes EL tomaron la prueba de matemáticas, y unos 1,800 tuvieron acceso a la herramienta paralela, aunque no está claro cuántos de ellos la utilizaron, aseguró la portavoz Barbara Jones, mediante un correo electrónico.
 
Algunos maestros en el distrito tienen la sensación de que no han recibido suficiente capacitación sobre cómo enseñar a los estudiantes EL los estándares del tronco común, que requieren de una comprensión conceptual profunda, expresó Gándara.
 
Entrenar a alrededor de 30,000 profesores en la enseñanza de los estándares del tronco común y del desarrollo de idioma inglés “es un enorme reto para un distrito como el nuestro”, expusoHilda Maldonado, directora ejecutiva del departamento de educación plurilingüe y multicultural del LAUSD. “Están todos trabajando el doble, en mi opinión. Todo el mundo trabaja duramente para aprender dos cosas a la vez”.
 
Un problema para estos estudiantes es que,durante la clase de inglés, algunas escuelas se concentran en enseñar el idioma a los estudiantes EL en lugar de los conceptos de alfabetizacióntales como encontrar al tema principal de una historia, o determinar los indicios del contexto, puntualizó Carrie Hahnel, subdirectora de investigación, políticas y prácticas en Education Trust-West, un grupo de defensa sin fines de lucro. “Nos centraremos en hacer que los chicos puedan hablar inglés antes de enseñarles los contenidos académicos”, afirmó Hahnel.
 
Las escuelas charter independientes
 
Las escuelas charter y las escuelas públicas tradicionales tuvieron resultados similares en todo el estado, aunque los estudiantes de las charter se desempeñaron mejor en el LAUSD que los niños de escuelas tradicionales.
 
Una razón por la cual la matrícula del distrito disminuye actualmente es porque las familias prefieren las charter en lugar de las escuelas de barrio. El LAUSD tiene más charter que cualquier otro distrito en el estado, y su número sigue creciendo.
 
“¿Es la fuerza de su programa académico... O es que los padres más motivados han escogido esas escuelas?”, se preguntó Noguera, de UCLA. “Es difícil de discernir”. De los estudiantes de charter examinados el año pasado la gran mayoría fueron negros y latinos, en comparación con los examinados en el LAUSD como un todo, y 81% de bajos ingresos versus 80% en el sistema escolar, según el análisis de la California Charter Schools Association y del LAUSD.

Como en otros tipos de escuelas, existe una gran variedad de resultados dentro de las charter. Dentro del LAUSD, las escuelas con las puntuaciones más altas en matemáticas e inglés pertenecen a la red de escuelas charter llamada Knowledge is Power Program (Programa El conocimiento es poder, o KIPP LA, por sus siglas en inglés), que maneja más de una docena de estas escuelas en el sur y el este de los Ángeles, según  su sitio web. Kipp Raíces, en el este de Los Ángeles, llevó la delantera de las escuelas charter en el área de inglés (86% de los alumnos de primaria evaluados alcanzaron los estándares),mientras que el 91% de los estudiantes de Kipp Iluminar, también en el este de Los Ángeles, alcanzaron los estándares en matemáticas.
 
Las escuelas charter superaron sus resultados del año pasado, al igual que las escuelas del estado en general, pero mejorar no es suficiente, sostuvoEmily Bertelli, portavoz de la California Charter Schools Association, vía correo electrónico. “Es importante tener en cuenta que los resultados estatales de este año también nos dicen que el 50% o más de los estudiantes todavía no alcanzan los estándares, y tenemos un largo camino por recorrer”, escribió Bertelli. “Necesitamos tener unas arduas conversaciones acerca de esasescuelas que aún necesitan satisfacer las necesidades de los niños”.
 
Comuníquese con Sonali Kohli en Sonali.Kohli@latimes.com o en Twitter@Sonali_Kohli
 
Traducción: Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°