Las contiendas en California se intensifican; los demócratas pudieran alcanzar la super mayoría

Las contiendas en California se intensifican; los demócratas pudieran alcanzar la super mayoría

Al inicio, las elecciones primarias del 7 de junio prometían ser un factor influyente en la carrera por la Casa Blanca; pero Donald Trump se convirtió en el presunto candidato republicano nominado por su partido y las esperanzas de vivir unas primarias competitivas se desvanecieron.

Pero el día de hoy, con los resultados de las encuestas mostrando una competencia cerrada entre Hillary Clinton y Bernie Sanders, una vez revivió   la emoción y los ojos están puestos en el 7 de junio.

No obstante, las competencias políticas en California que ahora pocos les hacen caso, podrían tener uno de los impactos más significativos al grado de cambiar la el perfil de la actual legislatura.

Aunque ninguna de las contiendas estatales serán definitorias el próximo martes, y muchas de estas competencias se reducirán una vez que las primarias hayan terminado; el voto del próximo martes establecerá el panorama de las contiendas que se realizarán en noviembre.

Hay 26 puestos en disputa debido a la imposibilidad de reelegirse por los términos limitados que existen y otros que están dejando el puesto; mientras que 59 funcionarios estarán defendiendo su trabajo y 15 legisladores se estarán reeligiendo sin oposición.

En un año en que Trump puede tener un impacto desde afuera del estado, los demócratas esperan restablecer su super mayoría en ambas cámaras al tomar ventaja de los que se espera será una ola de votantes que inunden las casillas la próxima semana.

Y mientras California se aclimata a los períodos de términos limitados en las contiendas principales, los grupos de interés están gastando cantidades de dinero nunca antes vistos para influenciar las primarias legislativas – más de 25 millones de dólares hasta hoy.

La perspectiva de una participación desigual combinada con la aparente visibilidad de gastos  que los independientes están realizando en algunas de las contiendas pudiera tener resultados sorpresivos, dijo Darry Sragow, un estratega veterano demócrata y publicista de California Target Book, el cual supervisa las competencias políticas en los estados.

“Todas esos aspectos juntos crean un ambiente de incertidumbre en los días cercanos a la contienda”, dijo Sragow. “Cualquiera pudiera ganar con inesperados resultados”. Esto podría ser dos demócratas avanzando a las elecciones de noviembre en los distritos que históricamente han sido denominados como distritos ‘de cambio’ o ‘comodines’; otra opción es un candidato totalmente desconocido llegando a noviembre sobrepasando a los que se perciben como candidatos preferidos que están enfrascados en encarnizadas batallas”

Aquí les presentamos unas de las contiendas que estamos siguiendo el 7 de junio.

Una casa dividida: Demócratas en guardia.

Distrito 14 de la asamblea (este de la Bahía)

Los candidatos: Debora Allen, empresaria republicana; Tim Grayson, concejal demócrata; Mae Torlakson, miembro de la Junta del Distrito de los parques locales; y Harmesh Kumar, psicólogo.

Contienda de educación:  Mientras que Torlakson ha ganado varios respaldos del establecimiento político y  del Partido Demócrata de California, grupos externos están gastando grandes cantidades de dinero para influenciar la contienda.  Ellos incluyen a los grupos de educación que trataron sin éxito bloquear al esposo de Torlakson, que es superintendente del estado de instrucción pública, Tom Torlakson, y ahora se oponen a ella.

El dinero: Mientras los candidatos han recaudado menos de 700 mil dólares para las primarias, el gasto externo de esta elección a alcanzado los dos millones de dólares. EdVoice, un grupo defensor de la educación, está apoyando a Grayson, mientras que la Asociación de Maestros de California y otros sindicados de profesores están apostándole económicamente a Torlakson.

Los candidatos: la asambleísta Cheryl Brown (Demócrata de San Bernardino);  el abogado Eloise Reyes, demócrata; y el empresario republicano Aissa Sánchez.

Las consecuencias de una lucha por el cambio climático:  Brown enfrenta una de las reelecciones más competidas este año, contra Reyes, quien se ha posicionado ella misma a la izquierda  del demócrata que ya lleva dos términos. Las elecciones están tomando forma de una batalla entre grupos progresivos y moderados, fuerzas empresariales aliadas sobre el tipo de demócrata que representará a los residentes en el distrito. Un gran número de sindicatos que respaldaron a Brown en el 2014 se han deslindado y ahora están apoyando a Reyes.  Los simpatizantes del abogado están tratando de etiquetar a Brown como el candidato de las compañías de petróleo. Ellos han señalado los miles de dólares que Brown ha aceptado de las compañías petroleras y su papel sobre la propuesta del cambio climático del año pasado, que hubiera afectado el uso del petróleo a nivel estatal.

Ellos me están atacando y todavía no sé porqué. No los conozco, pero lo sabré pronto.

Dijo a Los Angeles Times en el mes de marzo la asambleísta Cheryl Brown (demócrata de San Bernardino) sobre su reelección.

El dinero: grupos externos han dominado el dinero que se ha invertido, rebasando los más de dos millones de dólares hasta ahora.  La campaña de Brown tiene más dinero que la campaña de Reyes y se ha beneficiado del gasto exterior –en su mayoría por compañías de petróleo, escuelas Charter y grupos de bienes raíces. Un super Pac sindicalizado ha respaldado la campaña de Reyes.  Los grupos empresariales que apoyan a Brown también han gastado miles de dólares apoyando la campaña de la republicana Sánchez,  quien no tiene experiencia política y no ha recaudado nada de dinero, pero posiblemente sea solo un intento de eliminar a Reyes fuera de los dos primeros lugares que llegarán en noviembre.

Candidatos: El senador Jim Beal (demócrata de San José); la asambleísta Nora Campos (demócrata de San José); y el empresario Chuck Page y el vendedor Anthony Macías, ambos republicanos.

En resumen: Campos, quien termina sus períodos en la Asamblea este año, está retando a Beall en un movimiento de ajedrez que seguramente incrementará las tenciones entre las dos Cámaras. Dos similares contiendas se protagonizaron al inicio de este año después de que la asambleísta republicano Kristin Olsen (republicana de Modesto) se saliera de la contienda contra el aliado empresarial, el senador Cathleen Galgiani (demócrata de Stockton), y el senador Marty Block (demócrata de San Diego), quien dijo que no buscará la reelección contra la asambleísta saliente Toni Atkins (demócrata de San Diego).

El dinero: a diferencia de Atkins,  Campos entrará a la competencia con una gran desventaja de fondos ya que junto menos de un cuarto de lo que reunió Beall.  Un super Pac de la industria del petróleo está respaldando a Campos, pero los grupos incluyen a Tom Steyer, de NextGen, grupo defensor del medio ambiente, la industria de la construcción y de un corredor de bienes raíces que se han unido para respaldar la  campaña en defensa de Beall.

Para leer el artículo en su versión original y en inglés haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
80°