Un pederasta condenado, forzado a vivir en moteles de Fresno luego de su liberación, ante la negativa de la comunidad de rentarle una vivienda

Un pederasta, cuya futura casa fue destruida en un sospechoso incendio, fue puesto en libertad y vive ahora en moteles del condado de Fresno.

Jeffrey Snyder, de 61 años de edad, fue dado de alta este lunes del Hospital Estatal de Coalinga y colocado bajo custodia de Liberty Healthcare, según la oficina del fiscal de distrito del condado de Fresno.

Liberty, firma contratada para supervisar a Snyder las 24 horas del día, y el Departamento de Hospitales Estatales de California consideraron 1,749 viviendas en el condado de Fresno como posibles residencias para él. Pero ninguna de ellas fue considerada adecuada para Snyder, un violento predador sexual condenado siete veces por molestar niños, señaló el procurador en un comunicado. Con pocas opciones restantes, las autoridades debieron albergarlo en moteles.

El tema de la vivienda de Snyder ha sido muy polémico para los residentes del condado de Fresno. Según la ley, el hombre debe ser reubicado en ese condado porque allí es donde fue procesado.

Un juez del condado rechazó previamente una oferta para trasladarlo al noroeste de Fresno, luego de que los dueños de casi 300 propiedades declinaran rentarlas para él, reportó el Fresno Bee.

En enero, las autoridades pensaron que finalmente habían hallado una vivienda. Pero antes de que pudiera mudarse, se requería una audiencia en la corte para hacer comentarios públicos.

Ese mes, la oficina del fiscal de distrito y la oficina del Sheriff del Condado de Fresno anunciaron la audiencia para discutir su traslado a la propiedad rural.

Los anuncios incluyeron detalles sobre la casa propuesta, de dos dormitorios y 756 pies cuadrados, y su dirección en Squaw Valley, una zona del sudoeste del condado.

En una publicación en Facebook, la oficina del Sheriff urgió a los residentes de Squaw Valley a hablar para impedir el traslado de Snyder a su comunidad. "Es importante tener en cuenta que esta misma persona iba a ser trasladada a un vecindario al noroeste de Fresno el año pasado, pero los residentes lucharon contra ello y lo impidieron. Ahora la gente de Squaw Valley tiene su oportunidad de hablar", manifestó por escrito la oficina del Sheriff.

Días después de los anuncios, la casa propuesta por Snyder fue destruida en un incendio sospechoso. Funcionarios de bomberos señalaron que el momento del fuego levantó algunas dudas; la causa del siniestro nunca logró determinarse, remarcó el capitán Jeremiah Wittwer, portavoz del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California para el Condado de Fresno. Los investigadores “no pudieron descartar la causa entre un problema eléctrico o un incendio intencional”, afirmó.

Snyder ha ingresado y salido de prisión intermitentemente desde 1979, cuando se lo consideró “un delincuente sexual con trastornos mentales”. Según la oficina del fiscal, sus víctimas fueron varones de entre ocho y 17 años de edad. Luego de su salida de prisión, Snyder fue enviado al Hospital Estatal de Coalinga, donde recibió tratamiento para delincuentes sexuales.

En marzo, un juez del Tribunal Superior del Condado de Fresno dictaminó que aunque Snyder todavía cumplía los criterios de un pederasta violento, era elegible para el tratamiento ambulatorio sólo a través de una libertad condicional. En junio, el juez ordenó su liberación.

En libertad condicional, Snyder debe usar una tobillera con GPS y asistir a tratamientos para delincuentes sexuales. Como el hombre no tiene una residencia permanente, debe registrarse como delincuente sexual transitorio con la policía local y registrarse cada 30 días, informó Tony Botti, vocero del sheriff. Otros delincuentes sexuales que poseen domicilio permanente se registran una vez al año. Los registros indican que Snyder se registró este martes con la policía de Fresno, indicó el portavoz.

Si viola las condiciones de su liberación, podría volver a la Prisión Estatal de Coalinga. En tanto, la búsqueda de una vivienda permanente continúa. Cuando se halle una casa adecuada, señalaron los fiscales, se llevará a cabo otra audiencia para escuchar comentarios públicos.

El miércoles, Curtis Sok, abogado de Snyder, señaló que le preocupaba su cliente y esperaba su recuperación. “Si bien temo por su seguridad y bienestar después de su liberación, espero que sea un miembro constructivo y contribuyente de la sociedad, y que la comunidad eventualmente lo acepte y apoye para su reintegración, como lo haría con cualquier adicto en recuperación o exconvicto”, afirmó.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°