Betsy DeVos le dijo a California que su plan de educación aún no cumple con la ley federal

Betsy DeVos le dijo a California que su plan de educación aún no cumple con la ley federal

El Departamento de Educación de los Estados Unidos solicitó a California que vuelva a presentar su plan para cumplir con la Ley Cada Estudiante Triunfa, una importante norma de educación.

El presidente Obama firmó la Ley Cada Estudiante Triunfa (ESSA, por sus siglas en inglés) en 2015 para reemplazar una norma anterior, llamada la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás. Mientras que la muy criticada regla anterior adoptaba un enfoque prescriptivo, basado en puntajes de prueba para calificar el desempeño de las escuelas, ESSA les da a los estados más libertad para diseñar sus propios sistemas.

Los californianos aprovecharon la oportunidad para incluir múltiples factores, como las tasas de asistencia y las suspensiones, en las nuevas clasificaciones escolares en el marco de ESSA.

Al desarrollar el plan del estado, los funcionarios de educación indicaron que mantuvieron los detalles al mínimo, porque cualquier cuestión prometida equivale a un contrato con la administración Trump. Los defensores de los derechos civiles, sin embargo, criticaron el plan como incompleto y que no respeta la equidad educativa.

Hace unos días el subsecretario de DeVos, James Botel, envió a los funcionarios estatales una carta donde exigió revisiones. Algunas de las áreas en las cuales Botel indicó que el plan necesitaba más desarrollo fueron aquellas que los expertos debatieron antes de su presentación. Éstas son algunas:

  • El Departamento de Educación de los Estados Unidos escribió que California no ha “proporcionado suficientes metas a largo plazo para todos los estudiantes” y para cada grupo de alumnos.
  • Tampoco hay objetivos para mejorar el rendimiento de las escuelas preparatorias, escribió Botel.
  • El plan estatal deja demasiado en manos de los distritos cuando se trata de medir ciertos aspectos del progreso.
  • La métrica de rendimiento académico propuesta por el estado no siempre incluye las pruebas correctas.
  • El estado no ha descrito “de forma suficiente” cómo el plan satisfaría la ley, que requiere métricas académicas para tener en cuenta las calificaciones de la escuela más que otras medidas.
  • También hay agujeros en cómo el estado identificaría y ayudaría a las escuelas de bajo rendimiento.

“California agradece los comentarios del gobierno federal y espera con interés la oportunidad de aclarar y fortalecer su plan de la Ley Cada Estudiante Triunfa”, manifestó el presidente de la Junta de Educación del Estado de California, Mike Kirst, en un comunicado. “Trabajaremos para abordar los puntos técnicos de aclaración, al tiempo que señalamos que existen áreas de desacuerdo sobre la interpretación del estatuto federal”.

El estado tiene hasta el 8 de enero para presentar las revisiones.

 

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí:

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°