Marlborough School, considera que el silencio de una víctima de abuso puso en peligro a otros estudiantes

Marlborough School, considera que el silencio de una víctima de abuso puso en peligro a otros estudiantes

La escuela privada Marlborough School sostuvo que una mujer cuyo maestro abusó sexualmente de ella podría haber evitado el abuso de otros estudiantes, según documentos judiciales presentados este mes en respuesta a una demanda contra la escuela.

La demandante fue víctima de Joseph Thomas Koetters, exprofesor de inglés que fue condenado a un año de cárcel por haber participado en actos sexuales con ella cuando era  estudiante, entre 2000 y 2002, y con otra niña de 16 años de edad, unos años más tarde.

Una demanda presentada en abril pasado alega que la escuela fue responsable de permitir el abuso sexual por haber contratado a Koetters en 1999, a sabiendas de que el hombre había sido acusado de conducta sexual inapropiada en otra escuela años anteriores, y del trauma psicológico que experimentó la alumna después del abuso. La demandante quedó embarazada en su último año escolar y sufrió un aborto involuntario, así como años de trauma emocional, dice la querella.

La denuncia original alega que Marlborough sabía que otra escuela había obligado a Koetters a renunciar, en parte a causa de una relación inapropiada con una estudiante a comienzos de los años 90. El abogado de la mujer, David Ring, no proporcionó evidencia de esto o de que Marlborough School conociera dicha información.

La demanda sostiene que la demandante “negó durante muchos años la causa de su angustia psicológica”. Se dio cuenta de la conexión en 2014, cuando otra estudiante publicó un ensayo en el sitio web XOJane, detallando su experiencia con un maestro en la escuela, dice la demanda. La publicación Buzzfeed escribió después una historia que unió los puntos en común e identificó a Koetters.

Pero en documentos presentados el pasado 8 de marzo, el abogado de la escuela escribió que en  2009, la mujer le habló a un psiquiatra sobre el embarazo y “la lesión psicológica resultante”, pero optó por no reportar el incidente a la policía o de la escuela. “Por lo tanto, la demandante expuso conscientemente a otras niñas al riesgo de abuso por parte de Koetters’”, dice el archivo.

Sin embargo, la escuela admitió en 2014 que había recibido una queja sobre la conducta de Koetters en 2005, y no la tomó en serio. “Ahora tienen la audacia de culpar realmente a la víctima por... las deficiencias de la escuela”, señaló Ring.

Los documentos de la escuela también alegan que “la negligencia y descuido de la mujer contribuyeron y causaron directamente las lesiones y los daños alegados”. Ring sostuvo que con esto interpreta que la escuela culpa a la víctima por el ataque sufrido, una medida que el estado de California prohibió recientemente.

El abogado de la escuela, Michael Swartz, negó esa opinión. “Tengo dos hijas adolescentes que asisten a Marlborough, y como padre nunca creería que una adolescente contribuyó a ser seducida por un maestro”, afirmó Swartz en un comunicado por correo electrónico.

“La ‘respuesta’ legal fue presentada en la Corte Superior de Los Ángeles hace dos semanas y de ninguna manera pretende demostrar que la demandante fue negligente en su adolescencia”, continua el correo electrónico. “La defensa de la culpa concurrente se establece como una defensa estándar a un reclamo de supervisión negligente y estará basada en los hechos que tuvieron lugar cuando la demandante era ya una adulta”.

El abogado se negó a detallar esos eventos.

Encuentre a  Sonali Kohli en sonali.kohli@latimes.com, o vía Twitter, @Sonali_Kohli.

Traducción: Diana Cervantes.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí
 

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°