Más de la mitad de familias hispanas en California vive en pobreza

Más de la mitad de familias hispanas en California vive en pobreza, según reporte

Más de la mitad de las familias latinas de California vive en la pobreza, concluyó un análisis de United Ways que ajustó los índices federales con el costo real de vida en el Estado Dorado, donde el precio de la vivienda es uno de los principales factores de carestía.

El análisis, al hacer la conversión de los niveles federales con el costo real en California, encontró que el 51 % de las familias latinas está dentro de los parámetros federales de pobreza, el porcentaje más alto de todos los grupos estudiados.

"Estas familias tienen dificultades cada mes para suplir sus necesidades básicas debido a los altos costos de vivir en California", explicó Bryan Ha, representante de United Ways en el condado de Kern, que tiene una población hispana de cerca del 51 % según el censo.

El estudio "Luchando para salir adelante: la medida real de costos en California 2015", reveló que aproximadamente 39 millones de californianos viven en la pobreza, cuando se aplica la variable denominada Medida del Costo Real.

El 40 % de los hogares afroamericanos, el 28 % de los asiáticos y el 20 % de los blancos no hispanos, igualmente quedan incluidos dentro de la calificación de pobreza.

El presidente y director ejecutivo de United Ways de California, Peter Manzo, señaló al presentar el informe que con el reporte se busca "generar conversaciones entre toda la comunidad sobre lo que podemos hacer".

El reporte, dado a conocer ayer, destacó igualmente que el 60 % de los hogares encabezados por alguien que no es ciudadano, también tiene dificultades para mantenerse.

Por el contrario, sólo el 25 % de los hogares encabezados por estadounidenses nacidos en el país y el 36 % de aquellos dirigidos por ciudadanos naturalizados, aparecen por debajo del índice federal de pobreza ajustado a los costos de California.

La investigación resaltó que el costo de la vivienda en el Estado Dorado, es el principal factor para que muchas personas queden incluidas dentro del nivel federal de pobreza al hacer los ajustes.

Según José Durán, asesor licenciado de Finca Raíz de los Ángeles, el alto costo que tanto la venta de viviendas como el arriendo han alcanzado en el último año en las propiedades en el sur de California, "es una dura carga para la comunidad latina".

"Mientras un estudio de crédito o de posibilidades de pago establece que los costos de vivienda no deben sobrepasar el 33 % de los ingresos familiares, para muchos latinos este porcentaje se lleva la mitad o más de su presupuesto", dijo Durán a Efe.

De esa forma, muchos hispanos no pueden comprar una vivienda pues no califican para un préstamo y tienen que seguir pagando altos alquileres que no les permiten ahorrar para poseer una propiedad en el futuro.

La situación es igualmente grave para los hogares con niños menores de seis años, de los cuales el 51 % están por debajo de la Medida del Costo Real.

Cuando se trata de familias encabezadas por una madre soltera hispana, el porcentaje de quienes viven en la pobreza es de 75 %, agregó el análisis.

"Vemos que, dolorosamente, muchas de las familias que con su trabajo ayudan a que California y el país tengan alimentos en su mesa, no tienen dinero suficiente para alimentarse a ellos mismos", recalcó Ha.

El 69 % de las familias afroamericanas encabezadas por una madre soltera, el 62 % de asiáticas y el 45 % de blancas no hispanas, igualmente caen dentro del nivel de pobreza.

Entre otras conclusiones, el reporte recomienda desarrollar políticas que "enfaticen la educación más allá de la secundaria", y enfocarse en ayudar a que las personas de bajos ingresos que trabajan mejoren sus salarios y/u obtengan empleos de tiempo completo.

Sobre los costos de vivienda, el análisis sugiere incentivar a los propietarios de viviendas de renta, con créditos y compensaciones estatales para que reduzcan el valor de los arrendamientos.

Para los propietarios de vivienda, el reporte asegura que "debe ser una alta prioridad ayudar a quienes tienen dificultades para pagar su vivienda, para que no la pierdan y prepararlos para el día cuando puedan dejar de recibir estos beneficios transitorios".

El análisis considera que, de acuerdo con los costos reales de California, el presupuesto anual para una familia de dos adultos y dos niños, debe ser de 64.429 dólares, más de los 28 mil dólares por encima de lo que ganan dos personas trabajando tiempo completo con un pago de salario mínimo y recibiendo los subsidios del gobierno.

 

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
52°