Nueva York desplaza nuevos equipos de emergencia a Puerto Rico

Nueva York desplazó hoy nuevos equipos de emergencia a Puerto Rico que se sumarán a las labores de asistencia por los destrozos en la isla causados por el paso del huracán María.

El contingente está compuesto de setenta efectivos de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey que se han ofrecido como voluntarios y permanecerán en la isla durante dos semanas, asistiendo en distintas tareas tras el devastador paso del huracán.

El envío de este grupo forma parte de los esfuerzos anunciados por Nueva York para prestar asistencia a la isla, con la que existe una fuerte relación.

Según datos del censo de 2010, de los 2,3 millones de hispanos que viven en la ciudad de Nueva York 723.000 son puertorriqueños, casi la mitad de ellos concentrados en el distrito de El Bronx.

En declaraciones a los periodistas antes de que partiera el contingente desde el aeropuerto JFK, el director de gestión de emergencias de la Autoridad Portuaria, Gerard McCarty, afirmó que el primer problema que se enfrentará es la falta de energía eléctrica.

"El segundo es que no hay gasolina (...). Intentaremos superar cada paso a la vez y trabajar con nuestros colegas de Puerto Rico para superarlo", agregó McCarty.

El contingente incluirá especialistas en aviación, que asistirán a los responsables del aeropuerto de San Juan para que la terminal aérea recupere su total operatividad.

También asistirán en logísticas de transporte de suministros y canalizar los embarques, uno de los principales desafíos que enfrentan las autoridades de la isla.

Los efectivos de la Autoridad Portuaria que salieron hoy forman parte del Departamento de Aviación, de la sección policial y de la oficina de emergencias.

El pasado miércoles, el estado de Nueva York anunció el primer envío de efectivos y suministros para auxiliar a Puerto Rico, como parte de la campaña de ayuda que lanzó el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

El mismo miércoles se desplazaron a la isla 60 efectivos de la Guardia Nacional y fueron enviados cuatro helicópteros Black Hawk, y para este viernes se anunció el desplazamiento de la mitad de los 100 integrantes de la policía estatal.

Cuomo, que visitó Puerto Rico el pasado 22 de septiembre, también autorizó el envío adicional de hasta 120 miembros de la Guardia Nacional y 125 efectivos de la compañía de ingenieros de ese cuerpo militar estatal.

"Después de ver de primera mano la devastación impresionante y la gran necesidad de ayuda en Puerto Rico, estoy lanzado este esfuerzo para poner todo el peso de los recursos de Nueva York en favor del pueblo puertorriqueño", afirmó el miércoles Cuomo.

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, envió a la isla 147 efectivos de su departamento de gestión de emergencias y de los equipos de bomberos para participar en las labores de asistencia.

"Esperamos que podamos generar un positivo impacto en quienes nos necesitan", afirmó con motivo de ese anuncio el comisionado de gestión de emergencias de la ciudad, Joseph Esposito.

De los 147 integrantes de la ciudad de Nueva York que están ya en Puerto Rico, 30 pertenecen al cuerpo de bomberos y de la policía y están especializados en tareas de búsqueda y rescate, y otros 64 son expertos en gestión logística y coordinación.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°