VIDEO EXCLUSIVO: Joao celebra a Juanga con una emotiva misa y evita el tema de la herencia

Todos los fans de Juan Gabriel saben ya que hoy se celebran dos años de su partida, y para conmemorarlo, su hijo biológico Joao Aguilera organizó una misa que se llevó a cabo esta tarde en la iglesia Nuestra Señora de Los Ángeles, ubicada al lado de la Placita Olvera, en pleno corazón de la ciudad californiana.

La ceremonia fue dirigida por un sacerdote que, como era de esperarse, le dio una orientación profundamente religiosa al asunto entero, llegando a decir en cierto momento que “la música une el cielo con la Tierra” y poniendo como ejemplo de ello al relato de Juan Diego, en el que este recibió supuestamente el mensaje inicial de la Virgen de la Guadalupe a través de un canto efectuado por la misma.

Pero también dio una recomendación interesante al pedirle a sus feligreses que visitaran los albergues creados por el fallecido en Ciudad Juárez con la finalidad de encontrarse con “el ser solidario que él era”, ya que, a fin de cuentas, “obras son amores”.

Sin embargo, lo más llamativo para la generosa audiencia, conformada mayormente por señoras maduras, fueron las intervenciones de Joao, quien a pesar de no manejar el español de manera completamente fluida, dio un emotivo discurso en el que dijo al comienzo que “Dios llamó [al legendario cantante] para que pudiera hacer una gira en el cielo” y en el que se quebró al afirmar que no había tenido la oportunidad de decirle adiós “a mi papi, a mi ídolo, a mi todo”.  

“Te amo, papi”, exclamó al final, en medio de las  palabras del cura y de los momentos dedicados al ritual católico, concluidos con el típico “Padre Nuestro”. Los interludios fueron ocupados por un mariachi que entonaba canciones de letra religiosa pero de espíritu ranchero, hasta que, ya en el final, se llevó a cabo un homenaje musical basado en las composiciones laicas de Juanga.

De ese modo, Paolo Botti se sentó al piano para hacer una sentida versión de “Te lo pido por favor” que se libró de cualquier instrumentación adicional; luego le tocó el turno a Leonardo Torres, quien se tomó muy serio su adaptación de “Costumbres” (su rostro lo delataba); y más adelante le llegó el turno a Ángel Melo, quien presentó una pieza propia, “Mi lindo viejo”, dedicada al ídolo caído y escrita según él mismo tras varias conversaciones sostenidas con Joao.

El ‘grand finale’ encontró unidos a estos y a otros artistas presentes para un ‘cover’ de “Amor eterno” que fue acompañado por la audiencia, cuyos miembros recibieron a la entrada del recinto la letra completa de la célebre composición con el fin de que cumplieran justamente esa labor.

Más allá del podio

Mientras me encontraba esperando el inicio de la ceremonia, ubicado ya en una de las bancas de madera de la iglesia, me puse a conversar con algunas de las damas que me rodeaban, y corrí el riesgo de ser linchado al decir algo que fue interpretado por ellas como que Joao era “un recién llegado”, cuando el sentido que había intentado darle a mis palabras era que no se sabía nada de él en el plano público hasta después de la muerte del ‘Divo de Juárez’.

Las señoras a las que me refiero pusieron énfasis en la legitimidad del organizador de la velada como descendiente legítimo de Juan Gabriel, pese a que nació en Estados Unidos. Curiosamente, dos de ellas (Anabel Cordón e Irma Vallín) son integrantes de “Sigue Adelante Sigue”, un grupo de fans de Luis Alberto Aguilera, otro hijo del desaparecido que salió a la luz tras su fallecimiento y que tiene ahora una carrera como cantante.

La charla continuó tras la misa en los pasillos del lugar, para hablar esta vez del caso legal que enfrenta a Iván Aguilera, hijo adoptivo de Juan Gabriel, con el resto de sus hijos, quienes no recibirán ni un centavo de la fortuna del ídolo si las cosas siguen como van hasta ahora.

“El testamento que está mostrando Iván es falso; lamentablemente, todos sabemos cómo se manejan las leyes en México”, enfatizó Adriana Morales. “Juan Gabriel no pudo haber dejado a sus dos hijos legítimos sin herencia. Adrián es un monstruo; ¿para qué andamos con hipocresías? Todo tendrá que salir a la luz”.

En el plano sentimental, lo más llamativo fue un encuentro previo que tuve con la inmigrante guatemalteca Irma Recamén, quien se encontraba firmando un gran afiche de la leyenda antes de que se iniciara el evento. “Cuando yo era jovencita, estaba enamorada de él, sea lo que haya sido”, recordó ella, antes de que sus ojos se humedecieran. “El mismo día que se murió, murió mi propio padre, o sea que para mí esta fecha es muy especial”.

Las palabras del protagonista

Inmediatamente después de la misa, Joao, al lado de su madre Consuelo Rosales y de sus invitados musicales, ofreció una breve conferencia de prensa en la que, tras una pregunta nuestra, dejó muy en claro que no iba a hablar todavía del caso legal relacionado a la codiciada herencia.

Lo que sí hizo fue anunciar que tiene canciones de su propia pluma y que planea grabarlas. Recordó luego que Juan Gabriel le compró su primera guitarra y lo puso además en clases de teoría musical. “Va a ser por un gusto personal, pero no va a ser necesariamente mi carrera”, adelantó. “Siempre me ha gustado componer”.

“Mi padre me dijo que este medio es muy duro, porque necesitas tener mucho talento y tiene que hacerlo con mucho cuidado”, agregó el joven. En lo que respecta a su hermano Luis Alberto, comentó que le envió una invitación para la misa, pero que este no pudo asistir porque “se encuentra muy ocupado con su música”.

Tras las palabras de los invitados, intervino Rosales, para asegurar que no importa si ella quiere o no que Joao se dedique a este negocio, porque lo que importa es la decisión que su hijo tome. “Él ha tomado la decisión de que sí quiere hacer algo y lo apoyaré en todo”, afirmó. “Estoy segura de que su padre estaría muy orgulloso”.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°