Para los que acampan a lo largo de la ruta del Rose Parade, vale la pena a pesar del frío de la noche

Para aquellos que pasen la última noche del año de campamento en las aceras de Colorado Boulevard de Pasadena, una noche fría bajo las estrellas bien vale la pena con tal de ver de cerca el Rose Parade.

Para el mediodía del domingo, decenas de campistas ya habían apostado sus lugares, cubriendo las aceras en un mosaico de coloridas marcas de tiza: grandes cuadrados dibujados a mano que marcaban lugares para familias, grupos de amigos y tropas de Boy Scouts.

Mientras pasaban los coches clásicos, una mujer colgó a un árbol un pequeño letrero con letras doradas que decía "Feliz Año Nuevo". Los campistas se apresuraban, colocando sillas y catres, tanques de propano y parrillas para la carne asada. Los jóvenes jugaban al Monopolio desde sus sillas de jardín, y dos mujeres se balanceaban en hamacas.

El dirigible de Goodyear flotaba sobre sus cabezas. Un automóvil cubierto con banderas de la Universidad de Georgia condujo lentamente por la histórica Ruta 66, y los fanáticos de la ciudad para el juego Rose Bowl del lunes entre Georgia y la Universidad de Oklahoma lucieron los colores de su equipo a lo largo de la ruta.

Penny Pongun, del condado de San Diego, trajo a sus dos hijos, Quintin, de 9 años, y Phoenix, de 12, y su madre, Linda Johnson, para lo que será su tercer campamento antes del desfile. Se sentaron alrededor de una mesa plegable jugando a Yahtzee.

"Es un evento familiar realmente divertido", dijo Pongun.

"Puedes oler las flores", agregó Johnson, sonriendo. "No es como estar en casa viendo la televisión. El año pasado, no lo logramos, y nos perdimos el olor”.

Los chicos estaban preparados para entretenerse toda la noche. Trajeron sus tabletas, los juegos Jenga y Monopoly, libros para colorear, libros de lectura.

Pongun dijo que los artículos para acampar más importantes eran juegos divertidos, ropa abrigadora y cargadores de baterías.

Y la abuela Linda trajo las maracas para que sonaran en el nuevo año.

Más adelante, Dixie y Rafael Salcedo, un matrimonio de Azusa, se sentaron cerca de South Lake Avenue, donde tenían un montón de leña lista para pasar la noche con una buena fogata. La pareja había estado allí desde poco después de las 11 a.m. del domingo, y sus cuatro hijos, de entre 4 y 17 años, se unirían más tarde.

"Supongo que comencé a acampar cuando era un niño", dijo Rafael sobre pasar la vísperas de Año Nuevo con sus padres y quiero hacer lo mismo con mis hijos".

Los Salcedo dijeron que aprendieron a apreciar las bolsas de dormir  y el fuego para la noche fría hace unos años, cuando acamparon más al este en la ruta, y tuvieron una invasión inesperada.

"En medio de la noche, si estás acampando en la hierba, las babosas saldrán y te sorprenderán", dijo Rafael, riendo. 

"Vinieron a todas nuestras cosas, y tuvimos que ir a comprar un poco de sal para ponerla sobre la hierba y ahuyentarlas", dijo Dixie.

La ruta del desfile de 5.5 millas estará cerrada para todo el tráfico a partir del domingo a las 10 p.m., horas antes que los años anteriores por razones de seguridad pública, dijeron las autoridades. La ruta del desfile comienza en la esquina de Green Street y Orange Grove Boulevard.

La policía estará disponible en las intersecciones clave a lo largo de Colorado para permitir que el tráfico hacia el norte y el sur cruce el bulevar. El tráfico de cruce se cortará a las 6 a.m. del lunes.

"En la actualidad, no tenemos información creíble sobre amenazas al Rose Parade o al Rose Bowl Game", dijo el jefe de policía de Pasadena, Phillip L. Sánchez, en un comunicado.

"Sin embargo, la seguridad pública en estos eventos es nuestra prioridad número uno. Estamos dando estos pasos de manera proactiva para ayudar a proporcionar un entorno más seguro como parte de nuestro análisis continuo de otros grandes eventos especiales y actividades en todo el mundo”.

El desfile está programado para comenzar a las 8 a.m. el lunes y dura aproximadamente dos horas.

Afortunadamente para los campistas, el Servicio Meteorológico Nacional está pronosticando temperaturas nocturnas relativamente suaves, en los 50 grados. Para cuando comience el desfile, debería estar entre los 50 o los 60 en Pasadena.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°