Inicia la venta de marihuana recreativa en California con celebraciones y multitudes

Un mercado que se espera que crezca a $ 7 mil millones anuales

La venta legal de marihuana recreativa comenzó en California el lunes con fanfarrias, celebraciones y cierta ansiedad.

Aunque un número relativamente pequeño de negocios empezaron a vender marihuana el lunes, se esperaba que muchos más se unan en los próximos días y semanas.

El estado ha emitido docenas de permisos para que los minoristas comiencen las ventas recreativas esta semana, expandiendo un mercado que se espera que crezca a $ 7 mil millones anuales para el 2020.

Varios de esos minoristas están en West Hollywood, pero no abrirán hasta hoy martes por solicitud de la ciudad. Eso hizo que las tiendas autorizadas de Santa Ana fueran la opción más cercana para los angelinos que deseaban comprar marihuana recreativa en el Día de Año Nuevo.

Los compradores también viajaron a San Diego o al área de Palm Springs para comprar marihuana.

Para vender comercialmente cannabis en enero, para uso recreativo o médico, las empresas de marihuana deben contar con la aprobación local y una licencia estatal. Los dispensarios de marihuana medicinal existentes se les ha dado la primera prioridad para las ventas recreativas.

La ciudad de Los Ángeles todavía no ha comenzado a emitir licencias locales para tiendas de marihuana, lo que generó inquietud entre algunos dispensarios de marihuana medicinal existentes que han estado siguiendo las reglas de la ciudad.

Cientos de clientes -desde personas mayores con trajes de esparcimiento hasta un joven en pijama- se pusieron en línea y esperaron más de una hora para comprar productos relacionados a la marihuana.

Urbn Leaf, que opera tiendas en Bay Park y Golden Hill, alquiló un autobús de 40 pies para llevar a los clientes desde un bar en Pacific Beach. La compañía también tenía 31 conductores haciendo entregas en San Diego, que actualmente es la única parte de ese condado donde se puede vender cannabis recreativo.

"Podemos entregar marihuana en 20 minutos; es como una pizza", dijo Will Senn, cofundador de Urbn Leaf.

Examinó la línea que había afuera de su tienda de Bay Park y dijo: "Esto es una locura. Esperamos grandes multitudes, y estábamos preparados. Pero no esperábamos esto”.

Al mediodía del lunes, la tienda había prestado servicios a más de 350 clientes, más de lo que vende en todo el día.

"Tenemos 75 personas en línea y la línea se está haciendo más larga", dijo Senn. "Al final del día, vamos a haber atendido a unas 1.000 personas".

Johnny Hernández, de Modesto, celebró el año nuevo fumando con sus primos.

"Esto es algo que todos hemos estado esperando", dijo. "Es algo que puede ayudar a tanta gente y no hay ninguna razón por la que no deberíamos compartir eso".

Hernández dijo que esperaba que la legalización de la marihuana recreativa ayudaría a aliviar el estigma de la gente que cree que esa hierba es una droga.

El alcalde de Berkeley, Jesse Arreguin, y la senadora estatal Nancy Skinner estuvieron presentes para una ceremonia de corte de cinta, ya que su ciudad comenzó a vender marihuana legalmente.

Los clientes comenzaron a hacer cola antes del amanecer del lunes fuera del Berkeley Patients Group, uno de los dispensarios más antiguos del país. Una gran multitud también se reunió en el dispensario Harborside en la cercana Oakland.

Heather Sposeto llegó al Northstar Holistic Collective de Sacramento con su novio, Matthew Wilcox, para ver el entusiasmo por la marihuana recién legalizada de California.

Sposeto, de 50 años, no fuma marihuana, pero dijo que está considerando comenzar ahora que se hizo legal a las 12:01 a.m. del lunes.

Ella dijo que estar en el dispensario, con numerosas opciones que van desde chocolate hasta galletas, le hizo sentir que estaba viviendo algo “surrealista".

Wilcox compró un poco de marihuana después de leer detenidamente las opciones. El hombre de 53 años fuma recreativamente casi a diario, pero nunca había estado en un dispensario. Dijo que dado el precio, es probable que continúe comprando a través de sus conexiones personales.

Jeff Deakin esperó toda la noche fuera de Harborside con su esposa y su perro. El hombre de 66 años dice que es un gran alivio poder comprar cannabis sintiéndose seguro y sin tener que hacer la compra en un callejón obscuro.

El Buró de Control de Cannabis de California continúa revisando solicitudes y aprobando licencias después de que las ventas minoristas de marihuana se volvieran legales a partir del 1 de enero.

Alex Traverso, director del Buró, dice que no tiene ningún problema con los aproximadamente 100 tiendas en todo el estado que comenzaron a vender marihuana el lunes.

"Estamos entusiasmados. Acabamos de obtener nuestra licencia estatal el sábado... así que inmediatamente hubo energía extra en cada paso", dijo Robert Taft Jr., fundador del dispensario de marihuana medicinal 420 Central en Santa Ana. "Ser parte de la historia es algo asombroso", dijo Taft quien trajo cinco nuevas cajas registradoras y contrató mas personal en preparación para la nueva ley. También duplicó su inventario y consultó a sus abogados diariamente para asegurarse de que su tienda cumplía con todos los requisitos.

Taft también aumentó la seguridad de la tienda y agregó guardias armados las 24 horas.

Vender marihuana recreativa es un negocio en efectivo. Kiloh, presidente de la United Cannabis Business Assn., dice ahora que su dispensario podrá continuar suministrando marihuana medicinal a los pacientes en enero al operar como un "colectivo" hasta que reciba las licencias locales y del estado.

Después de sopesar sus opciones legales, la mayoría de las tiendas de marihuana en su grupo están operando de la misma manera, dijo Kiloh. Tan pronto como Los Ángeles les conceda la aprobación, esos dispensarios de marihuana buscarán licencias estatales, agregó.

Para muchos en la industria, la nueva ley señala un cambio largamente esperado. "Los días de la bolsa de diez centavos han pasado hace mucho tiempo", dijo Daniel Yi, portavoz de MedMen, una de las tres tiendas de West Hollywood que venderán cannabis para uso recreativo.

Clientes de marihuana medicinal examinaron lociones, miel y paquetes de bienestar con cannabis. Algunos utilizaron un iPad con un menú que mostraba los primeros planos de diferentes pomadas de marihuana.

Yi dijo que la nueva ley hará que sea difícil para el país ignorar el surgimiento del cannabis recreativo. "Este es el estado más poblado. Hemos popularizado el yoga. Hemos popularizado el sushi ", dijo. 

 Brian Gordon cree que la nueva ley ayudará a eliminar el estigma de un medicamento que ya se usa ampliamente. Desafortunadamente, dijo, los costos se han elevado significativamente. Cuando fue a comprar una onza de cannabis de bajo grado de su dispensario habitual de West Hollywood, le dijeron que la nueva ley aumentaría significativamente los precios. Los impuestos estatales, municipales y de ventas elevarán el precio del medicamento en más de un tercio.

Aquellos que se inscriban en el Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles y se inscriban en el programa de marihuana medicinal estarán exentos de pagar impuestos sobre las ventas, pero seguirán viendo un aumento del 25%.

Gordon dijo que el aumento lo lastimaría a él y a otros pacientes que usan el medicamento para fines médicos. "No me importa pagar el dinero extra si el dinero se está utilizando para bien, "dijo Gordon, quien usa cannabis para aliviar su dolor de ciática.

Dijo que en una tienda de marihuana cercana, los pacientes han expresado conmoción e ira por el aumento en el costo." Esto no está bien ", dijo. Pidió el anonimato porque temía perder su trabajo por hablar sobre el tema sin el permiso del dueño de la tienda.

Gordon dijo que no habría votado para legalizar el uso de marihuana recreativa si hubiera sabido que el costo sería tan alto. Estaba preocupado de que se promulgarían aumentos de impuestos adicionales, y que los propietarios de las tiendas pasarán el costo de tener un negocio legal de marihuana a los clientes.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
79°