Un veredicto de $4.7 mil millones contra Johnson & Johnson podría abrir las puertas a juicios que vinculan el talco con el cáncer

Un veredicto contra Johnson & Johnson podría abrir las puertas a juicios que vinculan el talco con el cáncer

Johnson & Johnson debería prepararse para una avalancha de nuevas demandas judiciales luego de que un jurado ordenara a la compañía, el 12 de julio, el pago de $4,690 millones de dólares a 22 mujeres que responsabilizaron al asbesto en sus productos de talco por su cáncer de ovario, afirmaron expertos legales.

Ya hay más de 9,000 casos que afirman que el polvo para bebé a base de talco causa cáncer de ovario y cánceres específicos de asbesto. Es probable que la cifra aumente tras la decisión del jurado de Missouri, adelantó Elizabeth Burch, profesora de derecho de la Universidad de Georgia, quien enseña derecho de agravio masivo.

No se debe únicamente al tamaño de la indemnización, la mayor de 2018 y el sexto veredicto más grande por defectos de producto en la historia estadounidense. También es debido a la evidencia presentada en el juicio: documentos internos que muestran que los funcionarios de la compañía sabían desde hace más de 30 años que había al menos pequeñas cantidades de asbesto en diferentes lotes del talco utilizado en su polvo para bebés.

"Las compuertas ya estaban abiertas en este tema, pero este veredicto rompe la presa", aseguró Burch el viernes 13. "Va a ser difícil para J&J decir ahora que no hay asbesto en sus productos de talco", agregó.

Aunque J&J se enfrentó en el pasado a juicios que responsabilizaban por cáncer a su icónico polvo para bebés, los inversionistas no reaccionaron ante las pérdidas en los tribunales. Dado el tamaño de la indemnización, y que resultó del primer proceso de las afirmaciones de un vínculo entre el cáncer de ovario y el asbesto, es probable que los inversores se centren más en los casos de talco tras el gran resarcimiento para los demandantes, de acuerdo con el analista de Credit Suisse Vamil Divan, que tiene una calificación de "superación" en las acciones de la compañía. Divan confía en que J&J puede absorber "incluso pagos relativamente grandes" para resolver los casos.

Aun así, las acciones de la compañía cayeron un 1,4%, a $125.93, el viernes.

Las mujeres sostienen que estuvieron expuestas al asbesto mediante la inhalación del polvo o por el uso en sus genitales. Más de 20,000 casos de cáncer de ovario se reportan anualmente en Estados Unidos, según el Instituto Nacional del Cáncer. Es probable que más de esos casos se traduzcan en juicios, dada la importancia en los medios del reciente veredicto sobre J&J, afirmó Burch.

La compañía emitió una declaración el jueves 12 de julio, culpando a la jurisdicción y señalando que muchas de las 22 mujeres no eran de Missouri, por lo cual no se les debería haber permitido unirse al caso de St. Louis. J&J planea apelar.

Los productos no contienen asbesto y no causan cáncer de ovario, aseguró la vocera de la empresa, Carol Goodrich, quien predijo que el veredicto se revertirá. "Los múltiples errores presentes en este juicio fueron peores que los de los anteriores, que se han revertido", advirtió.

J&J "apelará hasta que sea necesario, o hasta que todos los demandantes mueran”, expuso el abogado de la parte litigante, Mark Lanier. J&J debería sacar sus productos con talco del mercado o "marcarlos con una advertencia seria", consideró.

En mayo, un jurado de California le preguntó a un juez en otro caso por talco, si se podía obligar a J&J a agregar una advertencia a sus botellas blancas de polvo para bebés, de que el producto puede contener asbesto. El magistrado respondió que ello no estaba en su poder.

"Esta era una nueva teoría, y el jurado se alineó detrás de ella", consideró Jean Eggen, un profesor de derecho de la Universidad Widener, que enseña sobre casos de agravio masivo. "Eso puede ser un presagio de lo que vendrá, y hay muchos más casos de cáncer de ovario que de asbesto vinculados al polvo".

El veredicto podría impulsar a J&J a pensar en resolver los casos por el talco, señaló Holly Froum, analista de inteligencia de Bloomberg, en un informe a los clientes. La experta dijo que el valor de liquidación de los casos podría alcanzar hasta $20 mil millones de dólares.

Tradicionalmente, J&J ha sido reacia a resolver grandes casos sin permitir que los tribunales de apelación den su opinión. Eso ha ayudado en St. Louis, donde la compañía se enfrentó a múltiples litigios por reclamos de cáncer de ovario. Cuatro de los primeros cinco los perdió para ir a juicio, pero logró anular dos por motivos jurisdiccionales en virtud de que un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos prohibió a las mujeres demandar en un sitio donde no tuvieran vínculos. Los otros dos están en apelación por los mismos motivos.

La compañía también tuvo un mejor historial con los magistrados que con los jurados en los casos por cáncer de ovario. Un juez de primera instancia revocó otra adjudicación de $417 millones a las demandantes, realizada por un jurado de Los Ángeles en agosto, y decidió que la evidencia no respaldaba el veredicto. Un juez de Nueva Jersey, en 2016, postergó las demandas en ese estado desconsiderando dos casos para un juicio, y también al encontrar la falta de evidencia científica.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°