Trump renuncia a millones en demandas contra Stormy Daniels

El presidente Trump aceptó renunciar a su derecho a buscar millones de dólares en daños y perjuicios contra Stormy Daniels, en un movimiento para acabar con un litigio por un pago ilegal a la estrella de cine para adultos.

La maniobra marca un cambio de giro para Trump. Su equipo legal buscó anteriormente llevar a Daniels a un arbitraje que podría haberla obligado a pagarle al presidente más de $ 20 millones si rompía un acuerdo de no divulgación sobre su reclamo de una relación sexual con Trump en 2006.

El cambio de táctica, divulgada la noche del sábado 8 de septiembre por un abogado de Trump, resalta los problemas legales que enfrenta el presidente y su empresa privada, la Organización Trump, mientras los fiscales federales continúan investigando los $ 130,000 que Daniels recibió 12 días antes de las elecciones de noviembre de 2016.

Michael Cohen, quien fue vicepresidente ejecutivo de la Organización Trump cuando orquestó el trato, le dijo a un juez federal en agosto, que Trump lo autorizó a realizar el pago en un intento por influir en las elecciones. Cohen también accedió el viernes a renunciar a cualquier derecho a daños y perjuicios contra Daniels bajo el acuerdo de no divulgación.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, está demandando a Trump y Cohen para anular el pacto de no divulgación, diciendo que no es válido porque Trump nunca lo firmó.

"Señor. Por medio de la presente, Trump estipula que no refuta, y no lo hará, y que el Acuerdo de conciliación nunca se formó, como alternativa, debe rescindirse", dijo en una carta el sábado el abogado del presidente, Charles Harder, al abogado de Daniels, Michael Avenatti.

Como resultado, argumentó el abogado de Trump, Daniels debería abandonar su demanda. Los abogados de Trump, Cohen y Daniels se reúnen el 24 de septiembre para una audiencia sobre el caso ante el juez de distrito S. James Otero, en la corte federal de Los Ángeles.

Avenatti dijo que la renuncia de Trump a sus derechos en virtud del acuerdo de confidencialidad y la medida similar de Cohen, no pondría fin a su demanda.

"A la luz de los cargos criminales, Trump está haciendo todo lo posible para evitar una deposición por mí", dijo Avenatti por correo electrónico.

Cohen, antiguo personal de Trump, se declaró culpable en agosto de ocho delitos graves, incluido uno por haber pagado a Daniels "a pedido y sugerencia" de una persona anónima en la campaña de Trump.

La admisión de Cohen de que violó la ley al pagar a Daniels a través de una compañía fantasma que creó justo antes de las elecciones, refleja las acusaciones hechas en enero por el grupo de ética no partidista Common Cause, en una queja ante el Departamento de Justicia después de que el Wall Street Journal revelara la historia del dinero.

La declaración de culpabilidad de Cohen, efectivamente, "borra cualquier reclamo de daños por parte de Donald Trump" por parte de Daniels, dijo Paul S. Ryan, vicepresidente de política y litigación de Common Cause.

Uno de los argumentos de Daniels en su demanda es que el pacto de no divulgación es nulo porque su propósito era ilegal.

Common Cause también ha acusado a la Organización Trump de irregularidades en el manejo del pago a Daniels.

"Toda la información, a medida que se filtra, solo ha confirmado nuestra sospecha de que la Organización Trump violó las leyes de financiamiento de campaña, y tal vez otras leyes también", dijo Ryan.

Para reembolsar a Cohen el pago de $ 130,000, dos ejecutivos de la Organización Trump aprobaron facturas que disfrazaban el dinero como honorarios legales, según revelaron los fiscales al examinar los documentos.

Fue un abogado de Trump Organization, Jill A. Martin, quien inició un procedimiento de arbitraje en Los Ángeles contra Daniels, en febrero, en nombre de la empresa ficticia de Cohen, Essential Consultants.

Martin, con base en Trump National Golf Club en Rancho Palos Verdes, acusó a Daniels de romper su acuerdo de no divulgación y ganó una orden de restricción secreta de un árbitro para amordazar a Daniels.

La actriz porno presentó su demanda días después. Al poco tiempo, ella compartió detalles de su supuesto encuentro sexual con Trump en una entrevista en "60 Minutes" de CBS.

La Organización Trump no respondió de inmediato a los correos electrónicos en busca de comentarios.

El viernes, Cohen le pidió a Daniels que le devolviera los $ 130,000. Su abogado, Brent Blakely, se negó a comentar si la compañía pantalla de Cohen devolvería dinero de Daniels a la Organización Trump.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
67°