Tesla deja el sistema de reservaciones y abre los pedidos del Model 3 a todo el mundo

Tesla deja el sistema de reservaciones y abre los pedidos del Model 3 a todo el mundo

Elektrek, el sitio de noticias para fanáticos de Tesla, informó que la marca abandonará su sistema de reservas de pedidos Model 3.

Ahora, cualquiera podrá acceder al "configurador en línea" del Tesla Model 3 y efectuar un pago en efectivo de $2,500, que se convertirá en no reembolsable tan pronto como Tesla le asigne un auto al comprador. La fecha de entrega se establece después de que el dinero haya sido transferido a la empresa.

Los clientes que ya hayan pagado $1000 y pedido un automóvil verán esa cantidad descontada del precio de compra, junto con el depósito de $2,500.

Tesla confirmó la noticia publicada por Elektrek. La medida atraerá el muy necesario efectivo para la compañía, que actualmente no cuenta con los fondos necesarios para financiar planes de productos ambiciosos, como un camión semi, una camioneta y un SUV crossover.

Según los analistas, se necesitarán nuevas rondas de deuda o inversión de capital para eso. Mientras tanto, Musk ha pregonado públicamente su intención de que la gastosa empresa reporte ganancias positivas y flujos de efectivo en el tercer y cuarto trimestres de este 2018. Los depósitos de estos pedidos anticipados la ayudarán a alcanzar su objetivo.

Pero el ejecutivo enfrenta problemas de producción que limitan la producción del Model 3, sin importar dónde estén ubicadas las cifras de demanda. El tiempo de espera establecido para ese modelo va desde la entrega inmediata, hasta los nueve meses para la largamente prometida versión de precio base de $ 35,000. Pero cada cliente recibe información individual sobre su fecha de entrega específica.

Los analistas de la industria nunca esperaron que la versión de $35,000 reportara muchas ganancias. Recientemente, Musk explicó a su base de seguidores de Twitter que las ganancias de los Model 3 más caros ($70,000 o más) son lo que necesita en este momento la automotriz. Musk tuiteó en mayo que construir el Model 3 ahora "causaría que Tesla perdiera dinero y muriera".

Respecto del gran cambio al programa de reserva para el Model 3, una vocera de la empresa explicó por correo electrónico que "Tesla siempre exigió ese depósito para todos sus pedidos de vehículos, incluyendo el Model S y el Model X, dado que construimos autos según las especificaciones de nuestros clientes. Ese depósito se descuenta del precio de compra del vehículo”.

El programa de reservaciones se lanzó el 31 de marzo de 2016. Los clientes potenciales pagaban un depósito reembolsable de $1000 por un lugar en la fila.

Oficialmente, 420,000 personas se cuentan como depositantes para el Model 3, lo cual indica una cartera de pedidos saludable.

Dado a conocer hace semanas, el número no se ha actualizado. La compañía no precisó cuánto tiempo esperan antes de aceptar a los depositantes que quieren un reembolso y su salida de la lista. Por lo tanto, la cantidad acumulada de pedidos no está clara.

Con el Model 3 muy retrasado, los empleados de Tesla trabajan arduamente para reconstruir por completo una sección en la línea de montaje principal del sedán eléctrico. Musk había presionado a los ejecutivos a diseñar parte de la línea de ensamblaje con sistemas robóticos tan avanzados que la fábrica se parecería a lo que Musk llamó un acorazado alienígena.

El enfoque falló en la línea de montaje general, según reconoció el propio Musk.

Los robots y su código de software creado por Tesla fueron incapaces de lograr ciertas habilidades humanas. En el caso de Tesla, el cuerpo y el cerebro humano demostraron, por el momento, ser más hábiles para pasar cables y mangueras a través de las piezas maquinadas de un automóvil, para unirlas.

Mientras se instala un nuevo sistema de ensamblaje general, el trabajo se exporta al exterior, a una carpa gigante. Los autos parcialmente construidos se colocan en un montacargas y se elevan en una línea temporal, y los trabajadores humanos instalan piezas allí arriba.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°