Última hora

Suspenden al doctor Bob Sears, promotor de no vacunar a los niños, por eximir a un niño de todas sus vacunas

Suspenden al doctor Bob Sears, promotor de no vacunar a los niños, por eximir a un niño de todas sus vacunas

La Junta Médica de California ordenó a finales de junio que el Dr. Bob Sears, un pediatra del condado de Orange y líder del movimiento para no vacunar a los infantes, sea suspendido durante 35 meses.

La junta médica había acusado a Sears de negligencia grave por escribir una nota médica para un niño de dos años que lo eximía de todas las vacunas infantiles. Sears acordó resolver el caso.

Según la decisión, Sears puede seguir practicando medicina, pero se le exigirá tomar 40 horas de cursos de educación médica al año, así como una clase de ética y también será supervisado por un compañero médico. También debe notificar a todos los hospitales y centros médicos donde practica la resolución de la Junta Médica.

"¿No es mi trabajo escuchar a mis pacientes y creer lo que un padre dice que le sucedió a su bebé? ¿No es eso lo que hacen todos los médicos con sus pacientes?", escribió Sears. "Después de todo, no quiero que un niño reciba un tratamiento médico que pueda causar más daño”.

Sears también dijo que la Junta Médica tiene cuatro casos más en su contra.

"Parece que hay un intento de mantenerme sin practicar por el resto de mi carrera médica", escribió Sears.

Tanto los defensores de la salud pública como los escépticos de las vacunas habían estado observando de cerca las acusaciones contra Sears, quien es visto como un ejemplo de cómo California aplicaría una estricta nueva ley de vacunación.

"Me parece una buena decisión", dijo el doctor. Jay Gordon, un pediatra de Santa Mónica que apoya a Sears y que se opone a las leyes de California. "Él tiene un punto de vista diferente sobre la aplicación de vacunas, pero creo que actuó de buena fe".

Sears enfrentó castigos que iban desde una reprimenda pública hasta una revocación permanente de su licencia. En el último año fiscal, la Junta Médica, que licencia a 137,967 médicos en California, retiró 10 licencias por negligencia grave, mientras que suspendió temporalmente a 85 médicos.

En su acusación contra Sears presentada en 2016, el consejo médico dijo que Sears no obtuvo información médica básica, como qué vacunas había recibido el niño de 2 años y sus reacciones, antes de recomendar que el niño no recibiera ninguna otra vacuna. Sears se basó en la palabra de la madre del niño quien le dijo que su hijo perdió la función urinaria y se quedó sin fuerzas debido a las inmunizaciones previas, según la presentación.

Catherine Martin, del grupo California Immunization Coalition, dijo que pensaba que la decisión era justa, dado que Sears no tenía infracciones previas. Ella dijo que esperaba que otros médicos lo pensaran dos veces antes de escribir exenciones sin verificar los registros médicos.

"Espero que les de una guía y les ayude a entender que esto no es aceptable", dijo Martin. "Creo que es una señal de que la Junta Médica toma estas infracciones en serio".

Las exenciones a las vacunas se han convertido en una parte central del debate sobre inmunización en California en los últimos años.

Después de un brote de sarampión que se originó en Disneyland California, el estado aprobó una dura ley de inoculación en 2015. La nueva ley, conocida como SB 277, impide que los padres citen creencias religiosas u otras creencias personales para evitar la vacunación de sus hijos. Ahora los niños deben tener una nota del médico si no tienen sus vacunas.

La decisión de si un niño califica para una exención médica fue dejada completamente a los doctores. Algunos defensores de la salud pública han criticado a los médicos que anuncian en línea que emitirán exenciones para los niños con asma o afecciones de la piel como la psoriasis.

Muchos consideraron el caso de Sears para ver cuán agresivamente California vigilaría a los médicos que están escribiendo exenciones para los niños.

"No creo que la Junta realmente quiera involucrarse en esto", dijo Gordon. "Creo que la ley es bastante clara en este tema sobre las exenciones médicas: está en manos del médico que conoce mejor que nadie al paciente".

Miles de padres que habían estado citando creencias personales para evitar las vacunas llevaron a sus hijos a vacunarse después de que la ley entrara en vigencia, lo que aumentó las tasas generales de vacunación. Pero algunas escuelas continúan teniendo tasas de niños vacunados peligrosamente bajas, en gran parte porque muchos estudiantes obtuvieron nuevas exenciones médicas.

"Vamos a seguir vigilando eso para asegurarnos de que nuestros médicos entiendan cuáles son las exenciones médicas legítimas", dijo Martin.

Además de la denuncia que inició la investigación de Sears, se han presentado más de 50 casos contra los médicos que están acusados de escribir incorrectamente exenciones en los últimos tres años, según la Junta Médica estatal. Aproximadamente la mitad han sido investigados y cerrados sin ninguna medida disciplinaria, mientras que los otros aún están pendientes.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
86°