¿Se va de Las Vegas? Entregue sus maletas, tenga a mano su tarjeta de embarque y descarte la marihuana

¿Se va de Las Vegas? Entregue sus maletas, tenga a mano su tarjeta de embarque y descarte la marihuana

Entregue sus maletas, descarte la hierba.

El Aeropuerto Internacional McCarran, en Las Vegas, ahora ofrece a los viajeros la oportunidad de deshacerse de la marihuana que puedan tener encima antes de subir a un vuelo. Las llamadas "cajas de amnistía" ya están instaladas allí y pronto se ubicarán también en las terminales aéreas más pequeñas de North Las Vegas y Henderson: habrá en total 20 cubos para el descarte de drogas. Más de la mitad de estos ya funcionan en varios sitios con afluencia de pasajeros y en los puntos de renta de automóviles del aeropuerto.

Christine Crews, vocera de McCarran, informó que las cajas fueron instaladas el viernes último, después de que la Comisión del condado de Clark votara el año pasado para prohibir la posesión de marihuana en las instalaciones del aeropuerto, en consonancia con la ley federal.

La posesión de marihuana para uso recreativo fue legalizada por los votantes de Nevada en 2016 y entró en vigencia el 1º de enero de 2017, a pesar de que la droga todavía es considerada ilegal en el marco de la ley federal. Nevada y otros siete estados, junto con Washington, D.C., actualmente permiten su venta para el consumo recreativo.

Las Vegas no es el primer aeropuerto en ofrecer los cubos de amnistía para que los viajeros desechen su hierba. Después de que Colorado legalizara la marihuana recreativa, hace seis años, el aeródromo de Colorado Springs los colocó en sus instalaciones para que la gente deseche su marihuana antes del despegue. Sin embargo, el aeropuerto más grande del estado, Denver International, optó por no adoptar ese plan, informó la vocera Stacey Stegman mediante un correo electrónico. "Hemos tenido muy pocos casos de personas que llegan a un puesto de control con marihuana. Si lo hacen, se les pide que la descarten y la policía la confisca", explicó. "Nadie ha estado en problemas por esto. Además, no hemos tenido inconvenientes con las sustancias desechadas. Todo ha ido bien".

La legalización de la marihuana en un mosaico de estados está forzando a las industrias y al gobierno a lidiar con un producto que se compra, vende y consume en una zona gris a nivel legal. Las regulaciones bancarias, regidas por la ley federal, han forzado a las empresas legales de marihuana a trabajar fuera del sistema y manejarse con grandes cantidades de efectivo. Y, aunque es legal poseer y consumir en propiedades privadas, fumar marihuana en público sigue siendo un acto prohibido.

Las terminales aéreas son los sitios más recientes en adaptarse a las nuevas normas y a una visión más amable por parte del público sobre el consumo de marihuana. Muy lejos han quedado los días en que los arrestos de celebridades en aeropuertos por posesión de marihuana generaban escandalosos y llamativos titulares. Las detenciones aún ocurren, pero son de muy bajo perfil. ¿Alguien recuerda el arresto de la cantante Lauren Jauregui, de Fifth Harmony, en el aeropuerto de Dulles en 2016? ¿O de Wiz Khalifa en el Aeropuerto Internacional de El Paso, en 2014? Probablemente no; ninguno de ellos llamó mucho la atención del público.

Para Crews, las cajas de amnistía son una forma conveniente de que las personas cumplan con la ordenanza aeroportuaria que prohíbe el uso de marihuana en esos lugares. Otras drogas pueden descartarse en las cajas también. “[Los pasajeros] han desechado sustancias en al menos una de ellas desde que se instalaron", informó Crews. “Es decir que están siendo utilizadas".

Una empresa de gestión de residuos con sede en Las Vegas vaciará los cubos verdes, y el cronograma de recolección dependerá del uso. Las cajas están diseñadas para evitar que otras personas intenten apropiarse de las drogas descartadas, y se ubican en áreas de alto tráfico; cualquiera que intentara violarlas no podría hacerlo de manera discreta.

Los aeropuertos de otros estados que legalizaron la marihuana recreativa afirmaron que no han instalado cajas de amnistía. El Aeropuerto Internacional de Portland, en Oregon, no cuenta con ellas; tampoco el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma, en Washington. El Aeropuerto Internacional Ted Steven Anchorage, en Alaska, no las ha implementado, aunque su jefe de policía aeroportuaria, Jesse Davis, advirtió que han discutido la idea.

Perry Cooper, portavoz del aeropuerto Sea-Tac, comentó que el plan surgió en 2014, cuando los Seahawks de Seattle jugaron contra los Denver Broncos en el Super Bowl (apodado por algunos como el "Marihuana Bowl") y esa sustancia acaba de ser legalizada en Washington. Cooper precisó que los oficiales de la Administración de Seguridad del Transporte no buscan drogas, y que si una persona en la terminal es sujeta a verificación, será derivada a la policía del aeropuerto, quien verificará que sea mayor de edad y tenga una cantidad legal de marihuana, de acuerdo con la ley estatal. “Si es así, simplemente la dejarán tranquila", afirmó Cooper.

California, que legalizó el uso de marihuana recreativa el año pasado, tiene varios aeropuertos internacionales y los funcionarios de Los Angeles World Airports y el Aeropuerto Internacional de San Francisco afirmaron no contar con estos cubos.

Según Kama Simonds, vocera del aeropuerto de Portland, el personal de la terminal verifica que un pasajero con marihuana vuele dentro del estado, aunque el transporte de cannabis a través de las líneas estatales sigue siendo ilegal. Aquellos que se dan cuenta en el aeropuerto de que llevan su provisión en un bolsillo o en su bolso, probablemente puedan dejarlo en un sitio seguro -como su auto-, donde podrán recuperarlo más tarde en lugar de deshacerse de él, indicó. "Quizás se lo podrían entregar a un amigo", dijo. "O quizás hacer un nuevo amigo".

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
74°