Presentan demandas por explosiones de cigarrillos electrónicos

Un hombre de San Diego es uno de 10 californianos que reportaron heridas graves tras explosiones de dispositivos de vapeo y que esta semana presentaron una demanda contra fabricantes y vendedores de baterías de cigarrillos electrónicos, diciendo que los dispositivos son defectuosos e inseguros.

Maxwell De La Fuente afirmó, en la demanda, que su dispositivo de vapeo explotó en el bolsillo de su pantalón el año pasado, causándole quemaduras profundas en el muslo derecho.

Nombró a Syndicate Vapes de Oceanside, Mojo Vapor de Encinitas y LA Vaporz Wholesale, con sede en Los Ángeles, como demandados por venderle el cigarrillo electrónico, la batería y el cargador de batería que utilizó.

Alegó que las compañías sabían que el diseño del producto causaba un sobrecalentamiento excesivo, lo que lo hace peligroso e inseguro.

Un informe federal emitido el año pasado comparó los dispositivos, cuando fallan, con un "cohete incendiario".

De la Fuente afirma que se encontraba en su casa en San Diego, relajándose, el 3 de enero de 2017, cuando explotaron las baterías de repuesto del cigarrillo electrónico en su bolsillo. Fue hospitalizado con quemaduras de segundo grado.

Brett Weiss, propietario del mayorista online de productos para vapeo Mojo Vapor, dijo en una entrevista que esta es la primera vez que lo nombran en una demanda por responsabilidad civil por productos defectuosos.

"Un mod (un estilo modificado de cigarrillo electrónico) no explota solo sin que el cliente haga algo incorrecto, en mi opinión", dijo Weiss.

Agregó que a veces las personas pueden tener monedas u otros objetos de metal en el bolsillo junto con la batería, lo que podría provocar una chispa y una explosión.

Los otros demandados, LA Vaporz Wholesale y Syndicate Vapes, no respondieron a las solicitudes del San Diego Union-Tribune para realizar comentarios.

La demanda de De La Fuente incluye a fabricantes de baterías no identificados, que alegan que "prefieren ganancias sobre seguridad y deliberadamente decidieron renunciar a diseños más seguros debido a decisiones de reducir costos y gastos".

El abogado de Irvine, Gregory Bentley, anunció en una conferencia de prensa que entabló 10 demandas simultáneas en cinco condados, alegando que cada cliente quedó gravemente mutilado cuando las baterías de cigarrillos electrónicos explotaron en sus manos, bolsillos o carteras.

Otras demandas también se presentaron en los condados de Riverside, Los Ángeles, Santa Bárbara y Placer por incidentes ocurridos en 2016, 2017 y este año.

El dedo medio de un hombre de Santa María tuvo que ser amputado, mientras que un residente de Palmdale sufrió quemaduras graves y quedó con cicatrices en la cara, según Bentley.

En la conferencia de prensa, Eric Howell, de 26 años, de Glendale, dijo que un dispositivo de vapeo que compró en Burbank explotó en el bolsillo de su pantalón el 15 de enero mientras trabajaba. Sufrió quemaduras químicas de segundo y tercer grado en su pierna izquierda y genitales.

"El dolor fue lo peor que podrías imaginar", dijo Howell. Añadió que se presentó porque cree que el público necesita conocer los riesgos del uso de cigarrillos electrónicos.

Bentley dijo que la Administración Federal de Drogas ha sido bloqueada, por falta de legislación, de establecer regulaciones de la industria sobre seguridad y mercadeo a menores.

La Administración de Incendios de los EU emitió un informe el verano pasado señalando que entre 2009 y 2016, los medios de todo el país informaron 195 casos de explosiones de cigarrillos electrónicos que causaron lesiones. El informe culpó a las baterías de iones de litio de los dispositivos.

Bentley dijo que las cifras deben ser muy subestimadas, ya que está manejando 80 demandas actuales y ha presentado otras 40 anteriormente.

"Creo que somos el líder de la industria en litigar este asunto y llamar la atención sobre el fracaso del control regulatorio en esta industria (e-cigarrillo)", dijo.

Repard escribe para el U-T.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°