¿Qué sucede ahora que el presidente Trump ha sido acusado en la corte de ayudar a cometer un crimen? Preguntas y respuestas

¿Qué sucede ahora que el presidente Trump ha sido acusado en la corte de ayudar a cometer un crimen?

El futuro del presidente Trump está en peligro como nunca antes, y no parece tener nada que ver con Rusia.

El ex abogado personal de Trump, Michael Cohen, se declaró culpable de violar la ley federal de financiamiento de campaña al pagarles dinero a dos mujeres que dijeron haber tenido relaciones con Trump. Cohen no informó de los pagos como contribuciones políticas de facto en apoyo de la campaña de Trump.

Las acusaciones de que Trump tuvo relaciones extramatrimoniales no fueron noticia. La bomba se produjo cuando Cohen, después de aceptar un acuerdo de culpabilidad de los fiscales, testificó bajo juramento que había infringido la ley "bajo la dirección" de Trump "con el objetivo principal de influir en las elecciones".

Para resumir y sin rodeos: Cohen llamó al presidente de Estados Unidos y él le dijo que cometiera un delito grave y un encubrimiento para ayudarlo a llegar la Oficina Oval.

Si Trump fuera un congresista en lugar del presidente, podría estar acusado en este momento, dijo Jessica Levinson, profesora de la Facultad de Derecho de Loyola.

Sin embargo, Trump, que ha negado haber actuado mal, probablemente no enfrentará cargos penales, al menos mientras sea presidente.

Aquí hay respuestas a algunas de las cuestiones legales y políticas que rodean la difícil situación de Trump.

¿Puede el presidente ser acusado?

Eso está por debatirse.

"La pregunta ha sido planteada, pero nunca en un tribunal", dijo Neil Kinkopf, profesor de derecho en la Universidad Estatal de Georgia.

El tema ha molestado a los observadores legales desde la década de 1970, cuando el presidente Nixon fue criticado por su papel en el escándalo de Watergate. Surgió de nuevo en la década de 1990 en la investigación del presidente Clinton por presuntas irregularidades.

Ahora la pregunta vuelve cuando el consejero especial Robert S. Mueller III examina si la campaña de Trump se coludió con Rusia en su piratería y otros intentos de interferir con las elecciones de 2016. El mandato de Mueller le permite perseguir otras actividades criminales que pueda descubrir en el curso de su investigación.

La guía del Departamento de Justicia a sus fiscales, ha sostenido que los presidentes no deben ser acusados mientras están en el cargo, una opinión que se formó por primera vez en 1973 en medio de Watergate.

Algunos expertos legales, incluido el último nominado por el Tribunal Supremo de Trump, Brett Kavanaugh, han argumentado que un presidente no debería estar agobiado por cargos criminales o demandas mientras está en el cargo debido a las extraordinarias tareas de la presidencia.

Otros han argumentado que al tener fiscales o jurados no electos emprendiendo una causa penal que podría eliminar efectivamente a un presidente de su cargo, quitaría un poder importante que la Constitución confía al Congreso: la acusación.

Sin embargo, estas son solo teorías.

"No hay nada en la Constitución que diga que no se puede acusar al presidente", dijo Levinson.

Kinkopf agregó que si un presidente puede ser acusado mientras está en el cargo, y si un presidente puede ser procesado mientras está en el cargo, en realidad son preguntas separadas que pueden tener respuestas separadas. Sugirió que un gran jurado, después de haber recibido pruebas de que un presidente cometió un delito, podría presentar una acusación, pero que los fiscales esperarían hasta que el presidente abandone el cargo.

El problema de esperar hasta que un presidente deje el cargo antes de presentar una acusación, es que el estatuto de limitaciones podría agotarse antes de que termine el mandato presidencial de cuatro años del presidente, dijo Kinkopf.

En esa situación, dijo, "el presidente escapa a cualquier tipo de responsabilidad penal, y el presidente de esa manera estaría en cierto sentido por encima de la ley".

¿Se puede acusar al presidente por algo que sucedió antes de que asumiera el cargo?

Sí.

La acusación es el proceso establecido en la Constitución en virtud de la cual la mayoría de los miembros de la Cámara de Representantes puede votar para investigar a un presidente, después de lo cual el juicio se celebra en el Senado, donde con dos tercios del total de votos, podrían resultar en la remoción del presidente.

Las posibilidades de la acusación del Congreso son amplias porque la definición de los delitos de juicio político de la Constitución incluye 'traición, cohecho u otros delitos y faltas graves'. ¿Qué son 'altos crímenes y delitos'? No se sabe porque no está definido en la Constitución.

O, como dijo Levinson, "la acusación es, lo que el Congreso decida que es".

Sin embargo, dijo Kinkopf, el "factor primario" de la justicia de la acusación, es el requisito de aprobación de dos tercios del Senado, en lugar de una definición legal estricta.

¿Podría Trump perdonar a Cohen y Manafort si cooperan con los fiscales?

Sí.

"Mientras Donald Trump sea presidente, puede emitir un indulto a Manafort o a Cohen por crímenes federales, punto, por cualquier motivo", dijo Kinkopf. "Trump podría decirle a la nación que Paul Manafort le pagó por el perdón y luego emitir ese perdón, y aún sería efectivo".

Hacerlo podría tener consecuencias políticas nefastas, incluida la acusación, dijo Kinkopf. Pero "no hay ningún mecanismo por el cual ese perdón pueda ser invalidado".

El poder de indulto de Trump se limita a los cargos federales. Cohen y Manafort "podrían estar enfrentando crímenes estatales, y él no tiene la autoridad de indulto para crímenes estatales", dijo Levinson.

¿Qué está en juego en las elecciones de mitad de año este 2018?

Posiblemente el futuro de Trump. Los poderes ejecutivos de Trump no son infinitos, incluso si un presidente no puede ser procesado mientras está en el cargo.

Los republicanos del Congreso, que tienen mayorías tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, se han distanciado de Trump durante los tormentosos días de su presidencia pero han expresado poco interés en su destitución. Pero si los demócratas tomaran el control de la Cámara de Representantes, podrían iniciar procedimientos de juicio político con una mayoría de votos.

Las afirmaciones de Cohen contra Trump "implican directamente la elección y la validez de las elecciones, y entonces creo que esas podrían ser ofensas imputables", dijo Levinson.

Sin embargo, lograr que dos tercios del Senado aprueben la destitución de Trump requeriría que los republicanos apoyaran la medida dijo Levinson.

"Creo que es realmente deprimente que tengamos que hablar sobre esto a lo largo de las líneas partidistas", dijo Levinson. "Si el presidente es realmente culpable de violar la ley federal no debería impedir que se le juzgara el hecho de pertenecer a un partido o a otro".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
78°