Nuevos cargos contra el policía de Glendale con supuestos vínculos con la mafia mexicana y armenia

Los fiscales federales presentaron nuevos cargos contra un detective de narcóticos de Glendale sospechoso de mantener lazos con la mafia mexicana y el crimen organizado armenio, en un movimiento que indica que las dos partes están negociando un acuerdo de culpabilidad.

John Saro Balian, de 45 años, ahora enfrenta un cargo por solicitar un soborno, obstruir la justicia al ayudar a un mafioso a evitar el arresto y hacer declaraciones falsas a los investigadores federales sobre sus relaciones con delincuentes, según un informe dado a conocer a prinicipios de junio. Balian fue arrestado en mayo por el último cargo.

La información criminal, un documento que en un caso de delito mayor típicamente indica que el acusado ha aceptado declararse culpable, se produce después de que Balian solicitó tiempo para negociar un acuerdo de culpabilidad.

No está claro si Balian está cooperando con los fiscales para construir casos contra otros implicados.

"Todo es posible", dijo Tracy Webb, una portavoz de la oficina del fiscal de los Estados Unidos.

Localizado por teléfono el 10 de junio, el abogado de Balian, Marc Nurik, no quiso hacer ningún comentario. 

Un juez federal ordenó que Balian permaneciera detenido permanentemente, ya que lo considera en riesgo de fuga y un peligro debido a sus supuestos vínculos con delincuentes. El juez también señaló que Balian, que vive en Seal Beach, tiene los medios para huir y cuenta con familiares en Francia.

Balian, un oficial veterano y ex vocero del Departamento de Policía de Glendale, fue identificado como una persona de interés por la Fuerza de Tareas contra el Crimen Organizado Eurasiático del FBI, que estaba buscando lazos entre la mafia mexicana y el crimen organizado armenio.

Durante la investigación, tres informantes confidenciales le dijeron a las autoridades sobre las interacciones con el detective. Todo ello se detalla en una declaración jurada de 47 páginas redactada por el Agente Especial de Investigaciones de Seguridad Nacional, Michael Hyland.

Uno de los informantes es un pandillero de St. Andrews (STA) y miembro de la mafia mexicana que en octubre de 2017 habló con la élite de la división de robos y homicidios del Departamento de Policía de Los Ángeles desde la cárcel, donde espera un juicio por extorsión. En la declaración jurada, Hyland dijo que el informante probablemente proporcionó información con la esperanza de que lo ayudaría en los casos penales estatales y federales pendientes.

En un caso, el informante describió que Balian supuestamente avisó que se llevaría a cabo una redada contra un grupo de pandilleros, permitiendo que un dirigente de la pandilla de Frogtown, huyera antes de que llegaran los agentes.

"Dígale a su niño el Gorila que él es el número uno en la lista para mañana", advirtió Balian, según la declaración jurada. A los agentes les llevó otro mes arrestarlo.

El informante también alegó que Balian le dio ubicaciones de casas de cultivo de marihuana y cargamentos de drogas -información a la que tenía acceso como oficial, y le dijo que "las limpiara" antes de que la policía pudiera ejecutar sus órdenes de registro.

Balian también supuestamente le dio al informante los nombres de personas para extorsionarlas y lo instruyó a "darle palmadas" a algunas personas para persuadirlos de pagar dinero. Supuestamente le dijo al informante, que es latino, que los armenios no lo respetarían ni le pagarían si no le tenían miedo, dice la declaración jurada.

El informante dijo que él y Balian se comunicaron con teléfonos celulares que usaban solo entre ellos por no más de un mes. En uno de los teléfonos del informante el número de Balian se guardó en los contactos como "Bro".

En otro incidente, Balian supuestamente le ofreció al informante y a un segundo hombre $ 100,000 para "asustar" a alguien en Commerce, una solicitud que condujo a un tiroteo en julio de 2016 con el guardaespaldas de un hombre de negocios armenio.

"Creo que lo herí", dijo el segundo hombre, según la presentación. Más tarde, agregó: "Creo que lo maté".

El presunto tirador le dio la pistola al informante, quien dijo que le había dado la pistola a Balian, según el documento. No está claro si el guardaespaldas sobrevivió.

Un segundo informante que dijo haber conocido a Balian desde la escuela secundaria, le dijo a las autoridades que alguien irrumpió en su oficina en febrero de 2017 y le robó una cantidad significativa de objetos. El informante alegó que Balian acordó buscar a la persona responsable a cambio de $ 10,000, pagados por adelantado, según la declaración jurada.

Al ser confrontado por agentes federales en cuatro entrevistas en el último año, Balian mintió sobre sus vínculos con la mafia mexicana y el crimen organizado armenio en el sur de California, dijeron las autoridades.

"No estoy en la nómina de nadie", le dijo al LAPD y al FBI en una entrevista cuando preguntaron por el segundo informante.

Balian fue uno de los cinco oficiales armenios estadounidenses que demandaron a Glendale en 2010, alegando discriminación, represalias y acoso. La ciudad finalmente resolvió el caso pagando $ 7,500 de los honorarios del abogado de Balian, y depositando 250 horas de enfermedad y 50 horas de vacaciones en su banco de tiempo libre.

Se unió a la fuerza policial de Glendale en 2004, después de más de ocho años con el Departamento de Policía de Montebello. Daniel Suttles, portavoz de la policía de Glendale, dijo que Balian ya estaba de licencia sin sueldo antes de su arresto del 15 de mayo, pero no dio más detalles al citar las leyes de privacidad médica.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°