Maywood , una pequeña ciudad con grandes problemas, enfrenta su mayor escándalo hasta ahora

Maywood , una pequeña ciudad con grandes problemas, enfrenta su mayor escándalo hasta ahora

Una investigación del condado de Los Ángeles sobre la posible corrupción en Maywood ha puesto la mira en cuatro miembros actuales y anteriores del consejo, 13 compañías, cinco administradores de la ciudad y un activista que se disfraza de payaso.

Los investigadores fueron autorizados a buscar casi dos docenas de vehículos, según una orden de registro obtenida por Los Angeles Times. Los investigadores también fueron al Ayuntamiento, a las casas de los miembros del consejo y a la oficina de un contratista de la ciudad, confiscando computadoras, videos y cajas con documentos que van desde extractos bancarios personales hasta agendas del Concejo Municipal, confirmó un vocero de la oficina del fiscal del distrito.

La orden sugiere que la amplia investigación encaja con la sospecha que durante años muchos residentes de Maywood han tenido sobre los políticos de la ciudad.

La orden muestra que los fiscales están revisando los esfuerzos de revocatoria política desde 2015 hasta 2017, un contratista de mantenimiento de la ciudad y un acuerdo que involucra propiedades de la ciudad y planes para un bingo de caridad que funcione las 24 horas.

Un porcentaje de las ganancias del bingo, de acuerdo con los correos electrónicos obtenidos por The Times, sería destinado para una organización sin fines de lucro propiedad de Edwin T. Snell, un activista que aparece en las reuniones del Ayuntamiento disfrazado de payaso.

Maywood es una de las ciudades más pequeñas y densamente pobladas del sur de California: 1,18 millas cuadradas con casi 30,000 personas apretujadas en una zona industrial en el sur centro de Los Ángeles.

Pero a pesar de su pequeño tamaño, Maywood ha sufrido problemas de gran tamaño durante más de una década. Aparentemente siempre al borde del colapso financiero, la ciudad desempeñó un papel importante en una gran investigación de corrupción en la vecina ciudad de Bell.

Los funcionarios de Maywood habían contratado a Bell para administrar las funciones clave de la ciudad, un acuerdo que se vino abajo cuando esa ciudad se enredó en un escándalo que involucraba altos salarios para los concejales y los administradores de la ciudad.

Maywood una vez tuvo un departamento de policía que se convirtió en un refugio para muchos policías que habían sido expulsados de trabajos anteriores o tenían problemas con la ley. Una investigación de 16 meses del fiscal general reveló que la cultura en el departamento estaba "impregnada de insinuaciones sexuales, hostigamiento, vulgaridad, descortesía con el público y entre los oficiales, una constante falta de respeto, sensibilidad cultural, racial y étnica.

Hace dos años, una auditoría estatal descubrió que Maywood tenía más de $ 15 millones en deudas y debía dinero a sus acreedores. El Concejo Municipal provocó el enojo de la población al contratar a un administrador de la ciudad a quien el alcalde conoció a través de su taller mecánico y que no tenía experiencia en el gobierno.

"Lo que sucedió en Maywood es como una batalla entre las fuerzas de hoy y de ayer", dijo el presidente de la Asamblea, Anthony Rendon (D-Paramount), cuyo distrito incluye a Maywood. "Es como un zombi que sale de la tumba y que simplemente no muere".

Las ciudades del sureste del condado de Los Ángeles, incluida Maywood, han estado sumidas en la corrupción durante décadas. La colección de pequeñas ciudades a lo largo de la Autopista 710 - Vernon, Bell, Huntington Park, Cudahy - se han enfrentado a generaciones de trastornos políticos, y los fiscales dicen que los políticos se aprovechan de que los electores  no siempre están conectados con los acontecimientos de sus ciudades.

A pesar de tener posiblemente el ayuntamiento más consistente y numeroso en el área, los funcionarios de Maywood raramente se han enfrentado a cargos criminales, al menos no por malversación.

"Si finalmente arresta a los involucrados en la investigación, serán seis de las nueve ciudades que represento las  que habrán tenido presos a ex miembros del consejo", dijo Rendon. "Esto nos dice algo sobre la profundidad de los problemas".

Un vocero de la oficina del fiscal del distrito no pudo hacer ningún comentario sobre la investigación en curso en Maywood. Pero fuentes familiarizadas con la investigación dijeron a The Times que un aspecto de la investigación involucra los votos emitidos por funcionarios electos que podrían plantear conflictos de interés.

En un extraño giro, cuando los investigadores se presentaron en la ciudad para cumplir múltiples órdenes de allanamiento hace más de dos semanas, los investigadores descubrieron unos 40 gallos en la esquina del taller mecánico del alcalde Ramón Medina. Llamaron al control de animales para llevarse a las aves.

El mismo día, surgieron fotos de plantas de marihuana que crecían en su taller automotriz. Los investigadores no encontraron plantas cuando buscaron en el negocio. El alcalde dijo que su hijo había estado cultivando las plantas y que le pidió que las eliminara.

Los gallos y las plantas de marihuana no se mencionaron en la orden de registro, y no hay un vínculo  aparente de la investigación con las aves o con la marihuana.

Una semana después de las redadas, los residentes molestos llenaron el Ayuntamiento para recriminar a los miembros del consejo. La residente Lilia Mariscal, de 63 años, no habló, pero sostenía un letrero que decía: "Han traído la vergüenza a Maywood".

"Nada va a cambiar aquí", dijo Salvador Romero, de 75 años. "Quiero saber qué está pasando. ¿Es corrupción?"

Rendon dijo que la falta de compromiso cívico y la baja participación electoral, así como la escasa presencia de los medios de comunicación para vigilar a los funcionarios electos, han contribuido a algunos de los problemas en ciudades como Maywood. La ciudad tiene una gran población de inmigrantes latinos, muchos de los cuales no pueden votar.

Además del alcalde, otros funcionarios nombrados en la orden de registro incluyen al abogado de ciudad, Michael Montgomery; al director de Construcción y Planificación, David Mango; y Reuben Martinez, administrador interino de la ciudad.

También figuran el vicealcalde Ricardo Villarreal y Sergio Calderón, un ex concejal que renunció en enero para resolver una demanda por conflicto de intereses presentada por los fiscales del condado.

Entre las compañías que figuran en la orden se encuentra ECM Group Inc., que fue objeto de una investigación federal por corrupción en South El Monte que terminó con la condena penal del alcalde de esa ciudad en 2016.

La ciudad de Maywood contrató a ECM Group ese mismo año, a pesar de las reiteradas advertencias del concejal Eduardo De La Riva, quien dijo que el contrato de la firma en South El Monte había finalizado debido a prácticas de facturación cuestionables.

Un mes después de que Maywood contrató a la empresa, South El Monte lanzó una auditoría en la que acusó a ECM de presentar hojas de horas falsas e informes de facturación a la ciudad. La auditoría dijo que los trabajadores estaban reportando jornadas laborales de 27 horas.

También se menciona en la orden V & M Iron Works, el contratista de mantenimiento de la ciudad, que ha ganado cerca de $ 1 millón en un año, según los registros de la ciudad.

La última investigación plantea una pregunta más amplia sobre cómo Maywood puede salir de todo esto.

En 2016, el auditor estatal descubrió que Maywood tenía un "gobierno defectuoso y mala administración fiscal" que impedía que Maywood recuperara su salud financiera y la hizo susceptible a la corrupción.

"El concejo municipal ha tomado decisiones de gastos inútiles que promovieron los intereses personales de los miembros del consejo en detrimento de los residentes de Maywood", dijo el informe del auditor.

Los problemas en el Ayuntamiento frustran y avergüenzan a los residentes, muchos de los cuales dijeron que no están seguros de cómo cambiar las cosas.

Maywood es 98% latino y el 46% de los residentes de la ciudad nacieron en el extranjero. Obtuvo los titulares nacionales hace una década, cuando fue una de las primeras en el país en declararse una "ciudad santuario". Muchos residentes están orgullosos de esta distinción y notan que muchas otras ciudades han seguido la iniciativa de Maywood.

La ciudad también recibió notoriedad positiva por apoyar las artes y la cultura de los jóvenes inmigrantes, incluido un festival de música.

"Parte de la razón por la que no podemos deshacernos de estos malos políticos es porque tienen un control sobre la ciudad y tienen ese control porque nadie ha sido castigado por las malas acciones", dijo De La Riva. "Si el fiscal del distrito llega y encuentra irregularidades y presenta cargos, entonces creo que ayudará a la ciudad a deshacerse de los oportunistas que entran en el consejo por las razones equivocadas".

De La Riva dijo que, en última instancia, los ciudadanos deben exigir mejores líderes y hacerlos responsables.

"Creo que las personas necesitan entender que pueden cambiar las cosas y que deben dejar de aceptar las cosas tal como son", dijo. "El poder recae en ellos".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
70°