Los trabajadores de Disneyland se sienten infravalorados, faltos de respeto y mal pagados

Los trabajadores de Disneyland se sienten infravalorados, faltos de respeto y mal pagados

Disneyland es célebremente promocionado como el "lugar más feliz de la tierra". Pero para muchos de los 30,000 empleados del parque temático, no es el sitio más feliz para trabajar. Eso descubrimos después de pasar un año hablando con los empleados de Disneyland y llevando a cabo una encuesta entre aproximadamente 5,000 "miembros del elenco", tal como la compañía se refiere a sus trabajadores.

Desde 2000, la asistencia de Disneyland (más de 27 millones de personas en 2016), los precios diarios de boletos ($117 la mayoría de los días del año para cualquier mayor de 10) y los ingresos (más de $3,000 millones de dólares) aumentaron, pero durante ese mismo período la paga a sus empleados cayó un 15% en dólares reales.

Nuestra encuesta a trabajadores del servicio de alimentos, estilistas, clientes, fabricantes de dulces, guardias de seguridad, conserjes, trabajadores de hoteles, vendedores, recepcionistas de boletos, músicos, titiriteros, cantantes y bailarines afiliados a 10 sindicatos diferentes reveló que el 85% de los empleados de Disneyland cobran menos de $15 por hora. Incluso entre los asalariados a tiempo completo que han trabajado en Disneyland por más de 15 años, al 54% se le paga menos de $15 por hora, y al 13% de ellos menos de $11 por hora.

Los trabajadores en el complejo de Anaheim perciben un salario tan bajo que más de uno de cada 10 informaron no haber tenido vivienda en algún momento de los últimos dos años; dos tercios dijeron no tener suficientes alimentos para tres comidas diarias, y tres cuartos aseguraron no poder pagar los gastos básicos cada mes.

Como el mayor empleador del condado de Orange, la política de bajos salarios de Disneyland perjudica la economía de la zona, incluso cuando el gobierno local de Anaheim subvencionó la expansión del parque y el desarrollo hotelero. La comunidad circundante ahora enfrenta el débil poder de compra de los trabajadores y los crecientes costos de la red de seguridad social.

Disney ha utilizado las enormes ganancias del parque temático para compensar las pérdidas de sus inversiones menos exitosas, particularmente el canal de televisión deportivo ESPN. La compañía ahora está duplicando sus inversiones en comunicaciones con la adquisición pendiente, por $52 mil millones, de los activos de Fox Network.

Si ese plan se concreta y la empresa alcanza sus otras metas principales, su presidente ejecutivo, Robert Iger, cuadriplicará su salario, que será de $ 162.5 millones al año. Así, su compensación anual equivaldría al salario total de 9,284 trabajadores de Disneyland.

Muchos de los empleados del parque no están seguros de poder mantener un techo sobre sus cabezas. Al 56% le preocupa ser desalojado de sus casas o apartamentos. Más de la mitad de los trabajadores que rentan viven en viviendas superpobladas. Once por ciento de los trabajadores de Disneyland informaron estar sin hogar actualmente; en los últimos años, algunos de ellos vivieron en sus automóviles, en casas y sofás de amigos, o en refugios.

En lugar de lidiar con esta crisis, Walt Disney Company se opuso sistemáticamente a la construcción de viviendas asequibles en Anaheim.

Dos tercios de los trabajadores de Disneyland, y las tres cuartas partes de los que tienen niños pequeños, carecen de suficiente acceso a alimentos seguros y nutritivos. Están enmarcados así bajo la definición de "inseguridad alimentaria" del Departamento de Agricultura. Esto se compara con el 12% de las personas en California y en todo el país.

Aunque Walt Disney Company exige que los empleados de Disneyland sonrían a los visitantes del parque, el 43% de los trabajadores informan que necesitan atención dental, pero no pueden pagarla. Más de un tercio de padres con niños pequeños necesitan medicamentos recetados, y tampoco pueden costearlos. Más de un tercio de los empleados inscritos en el plan de seguro de salud de Disneyland deben renunciar a otras necesidades para pagar las primas mensuales.

El estereotipo indica que los empleados de Disneyland son adolescentes o estudiantes universitarios, que trabajan temporalmente antes de comenzar sus carreras profesionales. Pero de hecho, entre los trabajadores de nuestra encuesta, cuatro quintas partes tienen 30 años o más. Disneyland es la principal fuente de ingresos para las nueve décimas partes de sus trabajadores, y un tercio de ellos son sostén económico de niños.

Solo el 28% de los empleados de Disneyland informó tener el mismo horario cada semana. Más de la mitad (59%) de los trabajadores con hijos pequeños afirmaron que sus horarios erráticos en el parque dificultan el cuidado de sus familias. Aun así, Disneyland, un complejo familiar, no tiene una guardería infantil para sus empleados.

Walt Disney dijo una vez: "Se puede diseñar, crear y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero se necesitan personas para hacer realidad el sueño". Desafortunadamente, sus sucesores en la compañía están reduciendo las personas de esa ecuación. Nuestro sondeo descubrió que aunque el 80% de los empleados de Disneyland están orgullosos del trabajo que hacen, se sienten infravalorados, faltos de respeto y mal pagados.

"Pasé los últimos 29 años trabajando para ofrecer a las personas una experiencia mágica en Disneyland, y sin embargo, cada mes, tengo que elegir entre la renta, la comida o pagar las facturas", afirmó Glynndana Shevlin, conserje de alimentos y bebidas en el parque. "He sido desalojada dos veces... A menudo tengo hambre porque me salteo las comidas. En el trabajo, soy una persona limpia y feliz, pero cuando salgo y entro en mi automóvil, me convierto en alguien triste, que no siempre sabe dónde va a dormir".

Una investigación reciente de Los Angeles Times descubrió que, en las últimas dos décadas, Walt Disney Company se aseguró subsidios, incentivos, descuentos y protecciones de futuros impuestos por parte de la ciudad de Anaheim, por valor superior a los mil millones de dólares. El retorno de los contribuyentes sobre esta inversión ha sido escaso, porque la mayoría de los empleados de Disneyland hacen muy poco para impulsar los negocios de la zona.

Elevar el piso salarial en Disneyland a $20 por hora aumentaría el poder adquisitivo de sus empleados en $190 millones por año. Si esos trabajadores gastaran su mayor salario en cuestiones como vivienda, comestibles, comidas en restaurantes, cuidado de la salud, mantenimiento de autos y cuidados infantiles, de acuerdo con nuestro análisis, se generarían $210 millones más en ventas para las empresas en Anaheim y otras comunidades donde residen.

The Walt Disney Company criticó nuestros resultados, pero la metodología del sondeo es sólida y sus encuestados son representativos del 58% de los empleados de Disneyland que están sindicalizados. Los trabajadores del parque se inscribieron en la encuesta con un número de identificación, que aseguraba que no pudieran responder varias veces.

Disney es una de las corporaciones más rentables de los Estados Unidos; puede darse el lujo de mirar honestamente las circunstancias de sus trabajadores y pagarles lo suficiente para llegar a fin de mes.

Peter Dreier es profesor de política en Occidental College. Daniel Flaming es presidente de Los Angeles Economic Roundtable, una organización de investigación sin fines de lucro. La encuesta de los empleados de Disneyland fue suscrita por una coalición de los sindicatos laborales del resort.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°