'Incluso los policías ya no nos quieren'… ICE, la dependencia que ha sido despreciada y dividida en la era Trump

'Incluso los policías no nos quieren': ICE, la dependencia que ha sido despreciada y dividida en la era Trump

En mayo, agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) fueron vistos en Union Station. Su aparición provocó una llamada telefónica a Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles.

Un oficial del LAPD contactó a David Marín, el director de Operaciones y Detención de ICE en LA.

Lejos de estar haciendo cualquier redada, Marín le dijo al oficial que los agentes simplemente habían ido allí a tomar café.

"Recibo llamadas regularmente", dijo Marín a principios de junio. "No fue así hasta esta administración".

En todo el país, ICE nunca ha sido más visible, especialmente a medida que continúa la ira sobre la separación de familias inmigrantes en la frontera bajo la política de "tolerancia cero" de la administración Trump. Los manifestantes se han movilizado a lo largo del país exigiendo la abolición de la agencia. A principios de junio, WikiLeaks publicó las identidades e información de más de 9,000 supuestos empleados actuales y antiguos de ICE.

Ser un agente de ICE siempre ha tenido desafíos. La agencia ha sido criticada durante años por los activistas de inmigración, incluso durante el incremento en la aplicación de la ley durante la administración de Obama.

Pero la ofensiva de Trump contra la inmigración ilegal ha convertido a ICE en un blanco mucho más visible.

La alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, recibió elogios de muchos de sus electores y las críticas de la Casa Blanca a principios de 2018 cuando alertó a su ciudad sobre las próximas redadas de ICE.

Muchos departamentos de policía de California tienen prohibido colaborar con esta agencia para arrestar sospechosos por cargos de inmigración. Pero desde que Trump asumió el cargo, California ha promulgado iniciativas más estrictas que limitan aún más la cooperación con los funcionarios federales de inmigración, y eso ha aumentado las tensiones.

La misión de la División de Operaciones de Ejecución y Remoción de ICE (ERO), es "identificar, arrestar y remover extranjeros que representen un peligro para la seguridad nacional o que sean un riesgo para la seguridad pública, así como aquellos que ingresen ilegalmente a los Estados Unidos, socaven la integridad de nuestras leyes de inmigración y esfuerzos de control fronterizo". Aunque ERO podría ser el más conocido, no es la única división dentro de la agencia.

Homeland Security Investigations (HSI), que incluye más de 6,000 agentes especiales, se presenta como un área de investigación del Departamento de Seguridad Nacional y un elemento vital para "combatir las organizaciones delictivas que explotan ilegalmente los sistemas de viajes, comerciales, financieros y de inmigración de Estados Unidos".

Pero las misiones de ERO y HSI han sido "erróneamente combinadas", de acuerdo con una carta firmada por 19 agentes especiales a cargo de la filial de Investigaciones de Seguridad Nacional de ICE y enviada a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Muchas jurisdicciones siguen negándose a trabajar con HSI "debido a una vinculación percibida con la política de inmigración civil", informó el Texas Observer, citando la carta de cuatro páginas, que propone la reestructuración de ICE y la creación de dos agencias separadas.
Otras jurisdicciones han acordado asociarse con HSI, pero solo si el nombre "ICE" no está incluido en la "información pública".

"HSI está constantemente gastando recursos para explicar las diferencias organizacionales a los socios estatales y locales, así como también al personal del Congreso, e incluso dentro de nuestro propio departamento", decía la carta. "La creación de dos nuevas agencias es un paso positivo para el Departamento, como parte del aumento que ICE ha experimentado desde su creación hace quince años".

Recientemente, protestas de "Ocupe ICE" han surgido en todo el país. En Portland, Oregón, los manifestantes pudieron cerrar una de sus instalaciones durante al menos una semana.

"Se ha percibido que las investigaciones de HSI apuntan a extranjeros indocumentados, en lugar de las organizaciones criminales transnacionales que facilitan los delitos transfronterizos que afectan nuestras comunidades y la seguridad nacional", continuó la carta.

"Además, la percepción de la independencia investigativa de HSI se ve afectada innecesariamente por la naturaleza política de la aplicación civil de inmigración de ERO".

DHS no hizo ningún comentario sobre la carta.

El representante Mark Pocan (D-Wis.) declaró que planea presentar una legislación para eliminar a la agencia. Alexandria Ocasio-Cortez, quien derrotó en las elecciones primarias de Nueva York al representante de la Cámara de Representantes Demócrata, Joe Crowley, presentó una plataforma que pedía igualmente su abolición.

ICE "respeta plenamente los derechos constitucionales de todas las personas para expresar pacíficamente sus opiniones", dijo la agencia migratoria en un comunicado. "Habiendo dicho eso, sigue comprometido a realizar su misión de cumplimiento de inmigración de conformidad con la ley federal y la política de la agencia".

El enojo creciente contra la agencia llevó a Trump a escribir un tuit para informar lo que describió como ‘ataques desvergonzados contra nuestros valientes oficiales de la ley’.

"Los políticos demócratas extremistas han pedido la eliminación completa de ICE. Los activistas de izquierda están tratando de impedir que los oficiales realicen sus trabajos y publican sus domicilios, poniendo en peligro a estos servidores públicos", tuiteó Trump. "¡Estos manifestantes radicales quieren ANARQUÍA, pero la única respuesta que encontrarán de nuestro gobierno es LEY Y ORDEN!"

En una mañana reciente, los equipos de operaciones fugitivas junto con ERO se desplegaron por todo el área de Los Ángeles, buscando "extranjeros criminales, inmigrantes ilegales que han reentrado al país y fugitivos de inmigración". Cuando los agentes se detuvieron para tomar un café en un Starbucks en Huntington Park, notaron que la opinión negativa de la agencia se había intensificado.

"Incluso los policías ya no nos quieren porque también están escuchando las noticias", dijo un agente que no quiso que se incluyera su nombre. "'Oh, ustedes solo están separando familias'".

Mientras los agentes se preparaban para irse, un auto de la policía de Huntington Park entró al estacionamiento. Alguien probablemente había visto a los agentes, dijo Marín, y llamó a la policía.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°