ICE atacó a la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, por alertar a los residentes sobre las redadas 

ICE atacó a la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, por alertar a los residentes sobre las redadas 

La guerra de palabras entre la administración Trump y los funcionarios en California acerca de la inmigración se intensificó con redadas federales realizadas en el norte del estado, que redundaron en más de 150 arrestos.

Durante el fin de semana, la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, alertó a los residentes que había escuchado de múltiples fuentes que agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) llevarían a cabo operaciones inminentes allí; la funcionaria instó a quienes estaban en el país sin autorización a tomar precauciones.

Oakland, al igual que muchas ciudades de California, se ha declarado ‘santuario’ para los indocumentados, y los funcionarios del lugar se comprometieron a luchar contra la represión inmigratoria del presidente Trump.

Schaaf fue a la vez elogiada y criticada por avisar a los residentes con anticipación.

El director en funciones de ICE, Thomas D. Homan, atacó a la alcaldesa. "Su decisión de publicitar sus sospechas sobre las operaciones de ICE aumentó el riesgo para mis oficiales y alertó a los extranjeros criminales. Queda claro que esta decisión imprudente se basó en su agenda política, con las mismas leyes federales que ICE ha jurado defender", Homan manifestó en un comunicado dado a conocer el martes.

Al hablar sobre "Fox and Friends", Homan agregó que la advertencia de la alcaldesa ayudó a aproximadamente 800 “delincuentes extranjeros" a evitar la captura. También aseveró que las autoridades federales están examinando el accionar de la funcionaria. "Lo que hizo no es mejor que [la acción de] un vigía de pandillas que grita 'policía' cuando llega equipo al vecindario, excepto que lo hizo a toda una comunidad. Esto excede lo normal", aseveró.

Schaaf defendió su decisión. "Mi declaración del sábado tuvo intención de dar a todos los residentes tiempo para conocer sus derechos y opciones legales", expresó la alcaldesa el martes, en un comunicado. "Era mi intención que una madre, o un padre, usaran la información para ayudar a que su familia permanezca unida.

"No me arrepiento de compartir esta información. Es el derecho legal de Oakland ser una ciudad santuario y no hemos violado ninguna ley. Creemos que nuestra comunidad es más segura cuando las familias permanecen juntas", expresó en el texto.

En los operativos del ICE en el norte de California, que se prolongaron tres días, agentes arrestaron a más de 150 personas sospechosas de violar las leyes de inmigración, precisó la agencia en la misma declaración que emitió para criticar a Schaaf. Alrededor de la mitad de los arrestados tienen condenas penales, se informó.

Homan señaló que 864 inmigrantes con antecedentes penales continúan prófugos, a pesar de las redadas que llevaron a arrestos en Stockton, Sacramento, San Francisco y Bay Point. El funcionario culpó a Schaaf, en parte, por ello. "Tengo que creer que algunos pudieron eludirnos gracias a la decisión irresponsable de la alcaldesa", expuso.

Entre ellos se encuentran residentes de Oakland con múltiples deportaciones previas, afirmó James Schwab, vocero de ICE en San Francisco, una oficina local que abarca 49 condados, desde Bakersfield hasta la frontera con Oregon. Por ejemplo, detalló, hay un condenado por portación de arma de fuego cargada y venta de drogas, y otro sospechoso de transportar cocaína y tener relaciones sexuales con un menor, dijo.

Las órdenes de arresto inmigratorio presentados contra ellos han sido "ignoradas repetidamente", señaló Schwab. "En cambio, les permitieron regresar a la comunidad, para potencialmente reincidir”.

En el año fiscal 2017, ICE arrestó a 20,201 personas en todo el estado, agregó Schwab. De ellos, el 81% tenía condenas penales.

Algunos activistas de inmigración consideraron que las acciones de la alcaldesa de Oakland tuvieron consecuencias imprevistas. "La reacción principal que tuvo la gente fue el miedo, desafortunadamente", expresó Eleni Wolfe, directora del programa de inmigración en Centro Legal de la Raza, un grupo de defensa con sede en Oakland, en una entrevista concedida a principios de esta semana. "Es aterrador pensar en el potencial de una mayor acción coercitiva, y desafortunadamente ese es el mensaje principal que escucharon”.

Otros se unieron para defender a Schaaf. "En este caso particular, en este momento específico, debemos decirle a la gente que deben mantener a sus familias enteras", destacó el asambleísta Miguel Santiago (D-Los Angeles). “De eso se trata todo esto”.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°