Gobierno federal dice que sólo podrá reunir a la mitad de las familias separadas en la fecha límite

Gobierno federal dice que sólo podrá reunir a la mitad de las familias separadas en la fecha límite

La administración Trump, bajo presión de la corte para reunir a los menores de 5 años con sus padres después de haber sido separados en la frontera, le dijo a un juez el lunes que solo podría reunificar a poco más de la mitad de las familias para el martes 10 de julio, día límite para cumplir con el mandato del juez.

De los 102 niños identificados por el gobierno, dos habían sido reunidos con sus padres y se espera que 54 más sean llevados con sus familias el martes.

Esos casos han sido más fáciles de reunificar porque los padres están bajo custodia de inmigración. Las autoridades han estado trasladando a esos padres a centros de detención cercanos a donde se encuentran albergados sus hijos.

El martes los niños serán llevados a los padres en los centros de detención ubicados en todo el país, y luego las familias serán puestas en libertad condicional en las comunidades, dijo Sarah Fabian, abogada del Departamento de Justicia de EE.UU.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que solicitó la medida cautelar como parte de una demanda, espera recibir notificaciones sobre cuándo y dónde se realizarán las reunificaciones para que los voluntarios puedan responder con ofertas de asistencia, desde boletos de autobús hasta ropa y habitaciones de hotel.

Las familias podrán continuar con sus casos de inmigración o solicitudes de asilo como un mismo nucleo, con abogados proporcionados por la ACLU si es necesario.

El resto de los niños se encuentra bajo diferentes circunstancias: al menos nueve tienen padres que ya han sido expulsados de EE.UU., mientras que otros tienen padres que aún están siendo investigados o que aún deben ser ubicados después de haber sido liberados de la custodia de inmigración.

Doce niños tienen padres que están bajo custodia criminal estatal o federal y no podrán reunirse con ellos en este momento.

Se encontró que tres niños cruzaron la frontera con padres que tienen antecedentes penales que los hacen aptos para cuidar a sus hijos, mientras que otros tres cruzaron con adultos que no eran sus padres, dijo Fabian.

Las autoridades no han podido encontrar evidencia de ningún registro parental de un niño de 3 años.

"Esto obviamente es de enorme preocupación para nosotros", dijo el abogado de la ACLU, Lee Gelernt, a los periodistas frente al tribunal.

ACLU también está escuchando informes de que hasta otros diez padres afirman tener hijos menores de 5 años separados de ellos que no aparecen en la lista provista por el gobierno durante el fin de semana. El Departamento de Justicia dijo que investigaría esos casos.

Los números actualizados se dieron durante una audiencia en el tribunal federal de San Diego el 9 de julio por la mañana, ante el juez de distrito de EE.UU. Dana Sabraw, quien ha estado monitoreando de cerca la capacidad del gobierno para cumplir con la orden.

El juez está presionando al gobierno para que cumpla con la fecha límite, al tiempo que reconoce que será imposible reunir a todos los niños menores de 5 años dentro del plazo estipulado.

"Estoy muy animado por el progreso", dijo a los abogados de ambas partes. "Estoy optimista de que muchas de las familias podrán estar reunidas" para el martes.

El juez ordenó que el Departamento de Justicia y ACLU continúen trabajando juntos para localizar a los padres que se han dispersado por Estados Unidos y el mundo para hacer que las otras reunificaciones sucedan rápidamente.

Todavía queda un punto importante de controversia sobre cómo reunir a entre 2,000 y 3,000 niños mayores de 5 años antes de la fecha límite del 26 de julio.

Los abogados de la ACLU esperan que el gobierno adopte procesos simplificados para hacerlo realidad al tiempo que se protege la seguridad de los niños.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. ha estado trabajando en virtud de los procedimientos existentes de una ley federal destinada a proteger a los niños del tráfico humano. Eso incluye el uso de bastoncillos de ADN para verificar la relación de los padres, verificaciones de datos para determinar si el padre tiene antecedentes penales que pondrían al menor en peligro, huellas dactilares y un extenso cuestionario biográfico.

La ACLU solicitará al gobierno una lista similar que contenga los nombres de todos los niños mayores identificados para la reunificación.

Se ha programado otra audiencia para la tarde del martes para detallar esos detalles y para que el gobierno proporcione una actualización sobre las reunificaciones.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°