El presidente de Papa John’s, John Schnatter, se retira después de ser criticado por insultos raciales

El presidente de Papa John’s, John Schnatter, se retira después de ser criticado por insultos raciales

El presidente de Papa John's International Inc., John Schnatter, renunció luego de ser criticado por hacer comentarios racistas que impactaron el precio de las acciones de la cadena de pizzas que fundó.

Los directores independientes de la compañía aceptaron la renuncia de Schnatter, comunicó la empresa con sede en Louisville, Kentucky, el 11 de julio. Papa John's nombrará un nuevo presidente en las próximas semanas.

Apenas siete meses después de abandonar el cargo de presidente ejecutivo por sus comentarios críticos acerca de la controversia sobre el himno nacional en la NFL, Schnatter se colocó bajó presión luego de que un medio informara que usó un insulto racial y descripciones gráficas de violencia contra minorías en una conferencia telefónica con una agencia de mercadotecnia.

Schnatter admitió haber usado un término racial ofensivo durante la llamada y se disculpó, de acuerdo con una declaración el miércoles.
"Los reportes que me atribuyen el uso de lenguaje inapropiado e hiriente durante una sesión de capacitación en medios son ciertos", dijo Schnatter en el comunicado. "Independientemente del contexto, me disculpo. En pocas palabras, el racismo no tiene cabida en nuestra empresa".

Las acciones de Papa John’s cayeron un 4.8% en Nueva York ese mismo miércoles, cerrando en el nivel más bajo desde febrero de 2016. La acción ha caído casi un 30% desde los comentarios de Schnatter sobre la NFL en noviembre de 2017.

El ahora expresidente de la compañía se disculpó en 2017 por los comentarios que hizo cuando criticó a la NFL por su manejo de las protestas de los jugadores sobre el himno nacional, diciendo que los comentarios perjudicaron las ventas de la cadena de pizzas.

Forbes informó que el último incidente tuvo lugar en una llamada telefónica en mayo, organizada entre los ejecutivos de la compañía y Laundry Service, una agencia de medios, con el objetivo de que Schnatter evitara futuros errores en las relaciones públicas.

Laundry Service decidió romper cualquier relación con la compañía después del comportamiento de Schnatter, según Forbes. La agencia no respondió a las solicitudes de comentarios.

Laundry Service, propiedad de la agencia deportiva Casey Wasserman, le dijo a su personal a través de una carta el 31 de mayo que terminaría su trabajo con un cliente anónimo debido a "los lamentables eventos que presenciaron varios empleados durante las interacciones con el ejecutivo de su cliente, de acuerdo a una copia obtenida por Bloomberg News.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°