El padre de Meghan Markle no asistirá a la boda, según comunicado del Palacio de Kensington

El padre de Meghan Markle no asistirá a la boda, según comunicado del Palacio de Kensington

El Palacio de Kensington dio ha conocer un comunicado en el que dice que el padre de Meghan Markle no asistirá a la boda después de haberse envuelto en un escándalo durante el fin de semana y sufrir un ataque al corazón.

"Este es un momento profundamente personal para la Sra. Markle en los días previos a su boda", dijo un portavoz del palacio en un comunicado al Times el 14 de mayo.

"Ella y el Príncipe Harry piden una vez más que se respete al Sr. Markle en esta difícil situación".

El palacio no especificó si la "situación difícil" se derivaba del miedo a la salud, el escándalo o ambos.

El sitio TMZ dijo que los planes de Thomas Markle para asistir a las festividades de la boda fueron interrumpidos por las las imágenes tomadas por los paparazzi. A principios de mayo, el palacio había confirmado que el padre caminaría con su hija por el pasillo nupcial.

Además, el hombre de 73 años sufrió un ataque al corazón la segunda semana de mayo, y luego se internó en el hospital para poder ir a la boda de su hija, que se llevará a cabo en el Castillo de Windsor. Sin embargo, le dijo a TMZ que había decidido no asistir para no avergonzar aún más a su hija y a la familia real británica.

El ex director de iluminación fue criticado por supuestamente colaborar con un paparazzo para tomar fotos de él antes de las nupcias haciendo actividades como leer acerca de los monumentos británicos en Starbucks, mirar imágenes de su hija y Harry en línea y medirse un traje con un sastre falso, según el Mail, que descubrió el escándalo el sábado 12 de mayo, un día después de que la reina formalmente dio su consentimiento para que Harry se casara con la actriz de "Suits".

Una fuente le dijo al Telegraph el 13 de mayo, que el palacio aún estaba ofreciendo apoyo a Thomas Markle y que "continuaría haciendo intervenciones con los medios de comunicación por preocupación de su seguridad".

Según los informes, organizó las fotos para mejorar su imagen pública, que ha sido manchada por los paparazzi. Su presunto acuerdo con el fotógrafo Jeff Rayner, que fue capturado en CCTV ayudando a organizar las tomas, es particularmente irritante dado que Markle y la familia real han hecho varias súplicas a los paparazzi para que dejen de hostigarlo a él y a otros miembros de la familia de Meghan Markle.

(Harry y su hermano, el príncipe William, tienen una relación ambivalente con los paparazzi, dado el papel que desempeñaron esos fotógrafos en la muerte de su madre, la princesa Diana en 1997).

Las nuevas imágenes se ven "estúpidas y hambrientas", dijo Thomas Markle a TMZ, y el padre de la novia, que reside en Baja California y lamenta haber llegado a ese acuerdo.

En otro giro listo para los tabloides, la medio hermana separada de Meghan Markle, Samantha, quien publicó el libro titulado "El diario de la hermana de la princesa Pushy", dijo al programa de entrevistas británico "Loose Women" que las fotos fueron su idea.

"Debo decir que soy la culpable de todo", dijo. "Dije: 'Tienes que demostrarle al mundo que te estás poniendo en forma'. Fue mi sugerencia. No creo que le hayan pagado, y si lo hizo, fue una miseria. Puedo entender que es incómodo para el Palacio de Kensington".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°