Después de tres meses de terremotos y ríos de lava, el Parque Nacional de los Volcanes de Hawái se prepara para reabrir

Grandes terremotos y erupciones de lava del volcán Kilauea han mantenido al Parque Nacional de los Volcanes de Hawái temporalmente fuera del alcance de los visitantes durante los últimos tres meses. Ahora que la actividad volcánica ha disminuido, planean reabrir dentro de unas semanas.

Cindy Orlando, superintendente del parque, es optimista y afirma que las partes del parque clausuradas desde principios de mayo se reabriran el 22 de septiembre, a tiempo para el Día Nacional de Tierras Públicas, cuando la entrada sea gratuita.

“Espero que el fin de semana inaugural estemos inundados de visitantes”, dijo Orlando. Ella espera que los visitantes estén ansiosos por ver “los increíbles cambios que encontrarán”.

La atracción principal será el cráter Halemaumau, que consistentemente ha atraído a grandes multitudes para presenciar su resplandeciente lago de lava. Con la lava al rojo vivo absorbida en los últimos meses, se ha formado un enorme agujero de 1,500 pies de profundidad en algunos lugares.

En esta reapertura, será la primera vez en muchos años que los visitantes no verán lava fundida. La vista del cráter se desplazará del lado oeste al este, ya que el mirador del Museo Jaggar y el museo en sí se vieron gravemente dañados por los terremotos relacionados con los volcanes.

Orlando dijo que se podrá acceder al borde por una caminata de una milla a lo largo de un camino que ha estado cerrado a los vehículos durante varios años.

“Hay grietas muy grandes en todo el camino, por lo que vamos a determinar la mejor forma de cerrar esas brechas para que las personas puedan salir a ver la vista”, dijo.

Chain of Craters Road, una carretera de curvas que atraviesa antiguos campos de lava endurecida y negra, estará abierta hasta el Océano Pacífico. Sin embargo, la mayor parte de Crater Rim Drive quedará cerrada debido a daños mayores. En el parque no se permitirán vehículos que pesen más de 15,000 libras.

La fisura 8, la grieta en la superficie de la tierra desde la cual fluyeron grandes cantidades de roca fundida a principios de mayo, ha estado mayormente silenciosa desde principios de agosto.

Los geólogos, usando drones, han visto solo pequeñas cantidades de lava burbujeante dentro del gran cono de ceniza que se ha formado. Solo es visible en tours operados por compañías de helicópteros.

“Es un increíble, increíble paisaje, todo el parque”, dijo Orlando. “Me gustaría que los visitantes vinieran y tuvieran una experiencia mucho más contemplativa que conducir hasta un mirador, mirar por encima y volver a subir a su automóvil y partir”.

Las esperanzas de que regresen los turistas que cancelaron los planes en los centros turísticos a una distancia de hasta 100 millas del volcán son grandes. La Autoridad de Turismo de Hawái recientemente publicó cifras que muestran que la ocupación hotelera en la isla de Hawái cayó un 4.7% en julio.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group