Después de décadas de búsqueda, arrestan al sospechoso de ser el asesino en serie más peligroso de California

Después de décadas de búsqueda, arrestan al sospechoso de ser el asesino en serie más letal de California

Las autoridades arrestaron a un hombre sospechoso de ser uno de los asesinos y violadores en serie más prolíficos de California: el Golden State killer o ‘asesino del Estado Dorado’.

De acuerdo con fuentes policiales que no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre el caso, un grupo de tareas local y federal detuvo al sospechoso el 24 de abril por la noche.

En los 40 años transcurridos desde que el ‘Original Night Stalker’ (Primer acosador nocturno) comenzó su cruzada de terror en Sacramento y luego se trasladó al sur, hacia los condados de Oakland, Santa Bárbara y Orange, el sospechoso seguía sin identificación. El atacante también fue apodado ‘the East Area rapist’ (el violador de la zona este) y ‘the Golden State killer’ (el asesino del Estado Dorado) y las autoridades afirman que es responsable de 12 asesinatos, 45 violaciones y más de 120 robos residenciales entre 1976 y 1986.

Un residente de 72 años, de Citrus Heights, llamado Joseph James DeAngelo Jr., fue arrestado bajo sospecha de asesinato y está detenido sin derecho a fianza, según los registros de la cárcel del condado de Sacramento.

El FBI creó un sitio web dedicado al caso, donde el público puede ver identikits del atacante y escuchar a los testigos y a familiares de las víctimas.

El último crimen conocido que se vincula con el Original Night Stalker tuvo lugar en 1986, pero su notoriedad perdura. En 2004, los votantes de California aprobaron una iniciativa, financiada por el hermano de una de sus víctimas, que exige la toma de muestras de ADN de personas condenadas -o incluso arrestadas- por casos de delitos graves.

En 1978, el hombre había atacado a víctimas en Oakland, Danville y Walnut Creek. En 1979, mató a dos sujetos en Goleta, y dos años después asesinó a otro par más en esa misma ciudad del condado de Santa Bárbara. En 2011, las autoridades detectaron evidencias de ADN del asesino en los homicidios -ocurridos en 1981- de Cheri Domingo, de 35 años, y Gregory Sánchez, de 27, y compararon esa evidencia con el ADN de otras escenas del crimen.

Sánchez fue baleado y severamente golpeado. Domingo murió por varias lesiones en la cabeza. Algunos de los detalles espeluznantes coincidían con los de otras escenas delictivas vinculadas con el Original Night Stalker: Sánchez y Domingo vivían en un barrio de clase alta y fueron asesinados en la cama. Las manos de Domingo habían sido atadas, al igual que las de las víctimas en otras escenas.

Las autoridades expresaron que el asesino a veces colocaba tazas o platos en las espaldas de sus víctimas atadas, para tener un rastro audible en caso de que se liberaran cuando él estaba en otra habitación. En el momento de los crímenes, se lo describía como de unos cinco pies y nueve pulgadas, con cabello rubio o castaño rojizo. Parecía tener entrenamiento militar o policial.

Antes de que se lo conociera como el Original Night Stalker -llamado así para distinguirlo de Richard Ramírez, el asesino en serie apodado el ‘Night Stalker’, que aterrorizó el área de Los Ángeles a mediados de la década de 1980- el asesino fue vinculado con no menos de 52 agresiones sexuales en condado de Sacramento y el Área de la Bahía.

La escritora Michelle McNamara se obsesionó con el caso y pasó años investigando. La autora escribió un artículo para la revista Los Angeles Magazine y trabajaba en un libro cuando murió, en 2016. Su viudo, el comediante y actor Patton Oswalt, ayudó a completar el trabajo que ahora es un best-seller.

El fiscal de distrito del condado de Sacramento, el FBI y el Departamento del Sheriff realizarán una conferencia de prensa el 25 de abril al mediodía, en Sacramento, para analizar el caso.

Horas antes de anunciar novedades sobre el tema, los agentes locales y federales concurrieron a un hogar en Citrus Heights, en los suburbios de Sacramento.

Las autoridades acordonaron el frente de una casa color beige, de un piso, con cinta de la policía y un camión del FBI se estacionó frente a la entrada al domicilio.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°