Cómo evitar un costoso error con Medicare que demasiadas personas cometen a menudo

Money Talk

Estimada Liz: Mi esposo se retiró el año pasado, a los 74 años. Originalmente se inscribió en Medicare Parte A y Parte B. Pero durante su empleo, canceló la Parte B debido al seguro de salud privado de la compañía. Cuando se retiró, usamos COBRA para seguir con la cobertura de seguro para nuestra familia (no soy elegible para Medicare, y tenemos un hijo). Nuestra cobertura COBRA termina en unas pocas semanas.

Ahora, a mi esposo le dijeron que debe esperar hasta enero de 2019 para inscribirse en la Parte B, y que no tendrá cobertura hasta julio de 2019. No es elegible para los beneficios de la Administración de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) y tiene costosos gastos médicos. Pude obtener un plan de Obamacare porque el vencimiento de COBRA genera un período de inscripción especial, pero él no puede obtener cobertura, porque es elegible para Medicare.

¡Que dilema! Nadie nos dijo, cuando él se retiró, que debía regresar a la Parte B de inmediato y no tomar el COBRA ofrecido. Ahora, al obtener la Parte B, también deberá una prima de penalidad del 20% cada mes, de por vida. Nos sorprende que el sistema funcione así. ¿Alguna idea de cómo salir de este lío?

Respuesta: Su esposo no está solo en haber malinterpretado la importancia de inscribirse en la Parte B después de la jubilación. Lamentablemente, es posible que no haya solución.

Para aquellos que no saben, la Parte A de Medicare es la cobertura hospitalaria que se brinda a personas de 65 años en adelante. No se pagan primas por ello. Sin embargo, sí se pagan por la Parte B de Medicare, que cubre las visitas de los médicos y otros costos de salud.

Aquellos que todavía están trabajando y cubiertos por un plan de empleador, a menudo renuncian a la Parte B de Medicare. Una vez que termina su empleo, se espera que se registren para la Parte B dentro de los ocho meses o paguen una prima del 10% por cada 12 meses que fallaron en inscribirse.

También tienen que esperar a que la ventana regular de inscripción de Medicare se abra, lo cual, mientras tanto, los puede dejar expuestos a algunas facturas médicas considerables.

"Este es el error más grande que cometen las personas y, en serio, esta regla debe cambiarse", afirmó Carolyn McClanahan, médica y planificadora financiera certificada en Jacksonville, Florida.

Existe un proceso conocido como "compensación equitativa", que permite a las personas solicitar la inscripción inmediata y la exención de la multa, pero debe probar que la falta de inscripción fue resultado de "error, tergiversación o inacción" por parte de un empleado federal o cualquier individuo autorizado por el gobierno federal para actuar en su nombre, de acuerdo con la Administración del Seguro Social. Por lo tanto, no es suficiente haber cometido un error inadvertidamente; también hay que demostrar que uno fue engañado. Puede leer más aquí (en inglés).

::

Esperando por mejores beneficios de jubilación

Estimada Liz: Usted recientemente escribió que "cuando se solicita ahora la Seguridad Social, uno es 'considerado' (por la Administración del Seguro Social) tanto para su propio beneficio como para cualquier beneficio conyugal disponible. Si un beneficio conyugal es más grande, obtendrá eso y no podrá volver a cambiar al suyo más tarde".

Cumplí 62 años en agosto y recientemente visité la Administración del Seguro Social para solicitar prestaciones. Trabajé durante 20 años y obtuve un beneficio de $1,400 al mes, si espero para solicitarlo a los 66 años. Como lo estaba pidiendo antes, a los 62 años, el valor se reducía a aproximadamente $1,000 por mes. La mitad del beneficio de mi esposo es de $1,300 al mes, pero me dijeron que mi única opción es tomar los $1,000 a la edad más temprana de 62, o esperar otros cuatro años y aceptar mi monto completo de $1,400.

Lo que me indigna es que, si no hubiera trabajado jamás, sería elegible para recibir la cantidad más alta de $1,300, correspondiente al beneficio marital, a los 62 años. ¡Esto no tiene ningún sentido!

Respuesta: No, no lo tiene, y puede deberse a que ha malinterpretando lo que le dijeron.

Su beneficio conyugal es la mitad del beneficio de su esposo solo si espera hasta su plena edad jubilatoria, 66 años, para recibirlo. Los montos de Seguro Social se reducen si uno comienza más temprano.

Si el beneficio de su marido actualmente es de $2,600, su beneficio conyugal ahora sería de aproximadamente el 35% de ese monto, es decir $904. Como su propio beneficio reducido por un inicio temprano es de $1,000, usted obtendría el mayor de los dos cheques o $1,000. Si espera hasta su plena edad de jubilación, obtendrá un cheque sustancialmente más grande, y será aún mayor que su beneficio conyugal.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group