California podría dar marcha atrás con las advertencias cancerígenas del café

California podría dar marcha atrás con las advertencias cancerígenas del café

El experimento de California de advertir sobre el cáncer en el café podría llegar a su fin.

La agencia estatal a cargo de regular los químicos dañinos en los alimentos y otros productos, declaró recientemente que el café no presenta un riesgo significativo de desarrollar esa enfermedad. La Oficina de Evaluación Ambiental de Peligros para la Salud (OEHHA, por sus siglas en inglés) propuso, en consecuencia, actualizar las reglamentaciones del estado después de una audiencia pública en Sacramento, el 16 de agosto.

La medida constituiría una revocación de un fallo judicial de la pasada primavera, que exigió a las compañías de café el uso de etiquetas para advertir a los clientes de la presencia de la sustancia química acrilamida. En la práctica, esto significaría que las empresas cafeteras ya no deberán dar ningún aviso al respecto.

La acrilamida se genera cuando se tuesta el café, y es un carcinógeno conocido para el estado de California. Es una de las más de 850 sustancias químicas potencialmente dañinas enumeradas en la Propuesta 65, que requiere que las empresas con 10 o más empleados adviertan cuando a sabiendas o intencionalmente causan una exposición insegura a cualquiera de las sustancias listadas.

En un fallo de marzo pasado, el juez del Tribunal Superior del condado de Los Ángeles, Elihu M. Berle, consideró que las compañías de café involucradas en el caso no habían podido demostrar que el nivel de acrilamida en esa bebida no era un riesgo significativo. Berle dictaminó que las empresas tendrían que incluir una advertencia de algún tipo para alertar a los clientes sobre las posibles implicaciones de estar expuestos a la sustancia.

Aunque la acrilamida se libera en la preparación de varios productos alimenticios que requieren procesamiento a altas temperaturas, la nueva regla de la OEHHA se aplicaría solo al café, afirmó Sam Delson, vocero de esa entidad. "Cualquier precedente en esto sería limitado", aseveró.

La Asociación Nacional del Café rechazó hacer comentarios en este artículo.

Se han presentado 280 casos en el marco de la Proposición 65 contra alimentos por contener trazas de acrilamida, según datos de la oficina del fiscal general de California.

En 2007, la oficina del fiscal general, entonces encabezada por el gobernador Jerry Brown, llegó a acuerdos contra las cadenas de comida rápida KFC, Wendy's y Burger King, en los cuales las compañías acordaron publicar advertencias de la Proposición 65 sobre algunos productos que contienen acrilamida, según registros de la corte. Brown también llegó a acuerdos multimillonarios con Heinz, Kettle Foods, Frito-Lay, Lance Inc. y Procter & Gamble sobre las papas fritas, y las firmas acordaron reducir los niveles de acrilamida o dejar de comercializar los productos, según la oficina del procurador general.

La cuestión específica de la OEHHA por el café sigue a una evaluación de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, con sede en Europa, parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no pudo establecer de manera concluyente si el café es carcinogénico. El Instituto Estadounidense de Investigación del Cáncer halló que beber café puede, por el contrario, reducir el riesgo de cáncer endometrial y hepático.

Pero el estado de California también ha investigado. "El café es una mezcla extremadamente bien estudiada de muchas sustancias químicas", consideró Delson. "Es la primera vez que dictaminamos sobre una mezcla compleja".

Delson espera que la audiencia del 23 de agosto sea muy concurrida. Las partes involucradas en ambos lados del caso solicitaron tiempo adicional para hablar, adelantó.

No está claro qué efecto podrían tener los cambios propuestos en casos ya resueltos que involucran café y acrilamida. Varias partes fueron retiradas del caso antes de ir a juicio, de acuerdo con la oficina del fiscal general del estado.

En 2017, 7-Eleven aceptó publicar señales de advertencia en sus franquicias de California y pagar $900,000 en multas y costos. Una empresa de café más pequeña, Santa Barbara Roasting Co., también llegó a un acuerdo por $2,500.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°