Cada vez más empresas permiten que sus empleados conozcan los salarios de sus compañeros

Cada vez más empresas permiten que sus empleados conozcan los salarios de sus compañeros

Hasta hace poco, ninguno de los 170 empleados que trabajaban en Verve, una empresa de marketing, sabía lo que ganaban las otras personas. Ahora, la situación ha cambiado, el salario de todos aparece en un documento interno para que todos lo vean.

Para el año 2019, los 1,100 empleados de CareHere, una compañía de atención médica con sede en Nashville, conocerán los rangos de pago para todos los puestos de la compañía. Al igual que aquellos en Hired, una red de búsqueda de trabajo online en San Francisco que emplea a 200 personas.

Los empleadores siempre han evitado hablar de dinero en el trabajo, en parte porque conservar ocultos los salarios mantiene bajos los costos de compensación. Pero esa actitud está empezando a cambiar.

En una encuesta de casi 2,000 empleadores realizada por la consultora Willis Towers Watson, más de la mitad de los encuestados dijeron que planean aumentar la transparencia sobre las decisiones de pago en 2019.

Este proceso puede significar muchas cosas. Una minoría de compañías está adoptando el enfoque más extremo, donde todos saben lo que ganan los demás. Una gran parte de las compañías están dejando que los empleados se involucren en los entretelones detrás de sus prácticas de pago y explicando lo que entra en las decisiones de compensación. Otros están revelando rangos de pago para puestos y publicando esa información junto con listados de trabajo.

"Muchos de nosotros que ingresamos a la fuerza laboral hace más tiempo teníamos una cultura en la que no hablabas de los salarios", dijo Sandra McLellan, quien dirige Willis Towers Watson en América del Norte. "Hoy, las personas se sienten mucho más cómodas hablando de lo que ganan".

Los empleados ahora tienen más acceso a los datos de compensación que nunca antes, no necesariamente de su empleador. Los sitios como Glassdoor y Fairygodboss agregan y enumeran información de pago para miles de empleos en todas las industrias, dando a los trabajadores una idea más clara de cómo su salario se compara con el de sus compañeros de trabajo. Incluso LinkedIn tiene una función que desglosa el salario por título de trabajo y ubicación.

La proliferación de esta información está generando algunos problemas para los empleadores. Las personas quieren sentir que están recibiendo un pago justo, según las encuestas. Armados con esta nueva información, muchos de ellos acuden a sus gerentes y se quejan cuando no son compensados.

Para defender su posición, los empleadores como CareHere han decidido darles a los empleados más información sobre sus pagos.
"Descubrimos que cuando los empleados y los candidatos a trabajar con nosotros venían con información salarial, estaban mal informados", dijo Jeremy Tolley, jefe de personal de CareHere. "Mucha de la información disponible gratuitamente es inconsistente en el mejor de los casos".

"Menos del 10% de los empleadores incluyen información salarial en las listas de empleos, sin embargo, el 98% de los solicitantes desean información de pago antes de postularse para algún trabajo, por lo que todavía existe una desconexión", dijo Scott Dorobski, director senior de comunicación corporativa de Glassdoor.

Según los empleadores, los factores que entran en lo que constituye el salario de alguien son complejos. Cuando los empleados se quejan de un número sin procesar, no conocen la descripción completa, como la ubicación, el pago de bonificación o los beneficios que se ajustan a la ecuación.

En lugar de pedirle a los empleados que simplemente confíen en ellos, CareHere ha emprendido un plan de cinco años para lograr una mayor transparencia, de modo que los empleados comprendan mejor su cheque de pago. Este nuevo procedimiento comenzó hace tres años con la codificación de la filosofía de compensación de la empresa. Los gerentes recibieron capacitación sobre cómo hablar sobre las remuneraciones.

Los trabajadores también obtuvieron más información sobre los números: los empleados actuales tienen acceso a rangos salariales para sus puestos, junto con una explicación de cómo se ajusta a la tasa del mercado para su trabajo. A fines del 2019, la compañía publicará esos rangos en las listas de empleos. Para 2020, CareHere espera compartir toda la información sobre la compensación de los empleados.

La transparencia tiene beneficios más allá de la felicidad del empleado.

"Va a ser más fácil reclutar personas. Hará que el proceso de negociación durante la contratación sea mucho más fácil", dijo Callum Negus-Fancey, fundador y director ejecutivo de Verve, que tiene oficinas en Londres, Los Ángeles y Las Vegas. "No es que la gente no quiera los $ 20,000 adicionales; no quieren ser la persona que no los gana".

La equidad salarial también es un gran impulsor de la transparencia, y las compañías tienen más presión para demostrar que pagan a los empleados por igual. La legislación en varios estados y ciudades, incluyendo California y Nueva York, también ha prohibido a los empleadores preguntar sobre la historia salarial para frenar la discriminación.

El jurado todavía está deliberando sobre si la transparencia ayuda a cerrar las brechas salariales, pero los empleadores a menudo encuentran y corrigen las inequidades en el camino hacia la transparencia. Antes de esto, las empresas generalmente pagan auditorías para garantizar que todos reciban una compensación justa. A menudo hay personas que, por una razón u otra, no están haciendo todo lo que deberían.

CareHere’s Tolley dijo que la compañía encontró problemas con la "compresión de pago", salarios que no se ajustan al mercado. Cuando Verve hizo su auditoría salarial a principios de 2018, terminó corrigiendo más de una docena de remuneraciones. Hired gastó $ 2 millones en 2016 reparando inequidades.

No todos quieren compartir sus salarios. Un estudio encontró que puede llevar a una irritabilidad general entre los trabajadores que sienten que deberían ganar más dinero.

Dicho esto, las compañías que se vuelven transparentes están tomando muchas medidas para garantizar que los empleados sientan que sus salarios son justos. Negus-Fancey, el CEO de Verve, llamó personalmente a cada empleado que tenía dudas sobre la transparencia salarial.

"Tratamos con algunas personas que tuvieron una especie de respuesta emocional a la idea", dijo. "Queremos hacerles sentir que son escuchados".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí,

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
72°