Alta tecnología: una prueba de Otto, el robot que prepara cigarros de marihuana

Alta tecnología: una prueba de Otto, el robot que prepara cigarros de marihuana

Conozca a su nuevo invitado a la fiesta.

Otto es un flamante artilugio, y el primero de Banana Bros., con sede en Culver City, que promete que crear un cigarro perfectamente enrollado sea tan fácil como presionar un botón. Y desde que se presentó, a principios de junio, su popularidad quedó demostrada en el dispensario de Mid-City, donde forma parte de una tienda temporaria de verano, enfocada en el equipamiento para el consumidor de cannabis más exigente.

"Se está vendiendo mejor de lo que esperábamos", afirmó Nick Danias, socio gerente del dispensario Pottery. “¿Conoce esos abrebotellas eléctricos para el vino? Creo que se está vendiendo exactamente así de bien”.

Alimentado por una batería interna (que se carga a través de un cable mini USB incluido), Otto mide nueve pulgadas y media cuando está completamente ensamblado, y se asemeja a un futurista molinillo de pimienta. Aunque las palabras "cannabis" y "marihuana" están ausentes del paquete, las instrucciones y los tutoriales de YouTube (se lo promociona -guiño y sonrisa cómplice- como una forma de hacer bolsitas de lavanda, popurrí y palos de salvia), hace un genial trabajo inicial de convertir rápidamente la flor de cannabis suelta (es decir, material vegetal seco, en lugar de cera o concentrados de aceite) en un cigarro.

Pros: el molinillo, que se puede usar con o sin el accesorio de relleno, es el cerebro, el corazón y la joya de la corona del Otto. Según el manual del usuario, emplea AI (inteligencia artificial) para detectar la densidad y la consistencia, y ajustar la velocidad, la presión y la dirección en consecuencia. Lo que esto significa para el usuario final es un triturado uniforme y esponjoso todo el tiempo. Como ventaja adicional, el molinillo también funciona con una variedad de otros materiales (en una cena para celebrar su lanzamiento, un chef lo usó para moler las semillas de lino que coronaban el postre).

Contras: hay dos pequeñas advertencias. En primer lugar, debido al diseño del accesorio del tubo O (la pieza de plástico transparente que se une magnéticamente al molinillo), los papeles de liar tradicionales no son una opción viable. En cambio, Otto requiere el uso de papeles prelaminados, en forma de cono, de 110 milímetros de largo, que se abren en un extremo y se reducen a punta de cartón en el otro (Otto viene con 20 conos y los papeles se consiguen ampliamente en línea y en tiendas de tabaco).

En segundo lugar, lograr un cigarro bien apretado de cannabis requiere un poco más que presionar el botón. También se necesita golpear ligeramente el Otto con fuerza sobre la mesa en la mitad de la molienda, apisonar el material cuidadosamente después de que termine el primer ciclo de molienda, ejecutar posiblemente un segundo ciclo de molido seguido de más apisonamiento, y luego terminarlo dando al cono relleno una vigorosa sacudida.

Estos pasos no serán necesariamente una sorpresa para cualquiera que haya leído las instrucciones (que indican a los usuarios "sacudir [el cono relleno] como un paquete de azúcar"), y los accesorios de Otto incluyen una herramienta de compactación, pero hacen que el proceso resulte un poco más lento de lo que se muestra en los video tutoriales.

Curva de aprendizaje: es leve -si ha realizado los preparativos previos adecuados y leído las instrucciones primero- (es útil que estén ilustradas, como las indicaciones de emergencia que uno sacaría del bolsillo trasero del asiento de una aerolínea). Aún así, terminamos preparando cuatro cigarros de aspecto anémico antes de lograr uno de aspecto profesional y apretado, que pasara la prueba ante nuestros examinadores.

Consejo útil: aunque los implementos variados de Otto incluyen una taza medidora que ayuda a juzgar la cantidad de material que se debe colocar en el molinillo, la mejor manera de asegurar un cigarro bien relleno como el que compraría en un dispensario es usar una pequeña balanza de alimentos. Según nuestras pruebas, comenzar con 1.5 gramos molidos en dos pasadas -con apisonamiento en el medio- resultó en un cigarro de 1.2 gramos (el resto del material queda en la trituradora).

Para despedirse: mientras que los sazonados consumidores no necesitarán ayuda para crear un cigarro perfectamente útil, los aficionados menos diestros encontrarán inmensamente útil al robot Otto, sin mencionar que será una incorporación muy entretenida para su próxima cena grupal.

Otto, $ 139.99, disponible en línea en bananabros.com y localmente en la tienda emergente de Higher Standards X, the Pottery, 5042 Venice Blvd., Los Ángeles.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°