Astrólogos vaticinarán quién será el próximo presidente; son más exactos que las encuestas, dicen algunos

Una cumbre de astrólogos vaticina quién será el próximo presidente de los EE.UU.

¿A favor de quién se alinean los cuerpos celestiales? ¿Hillary Clinton o Donald Trump?

La respuesta podría emerger durante una reunión que esta semana llevarán a cabo astrólogos de todo el mundo, quienes han prometido estudiar las cartas y posiciones planetarias de ambos candidatos para predecir quién será el próximo presidente de los EE.UU.

Cerca de 500 miembros de la International Society for Astrological Research (Sociedad Internacional de Investigación Astrológica) se reunirán en Costa Mesa entre este jueves y domingo próximos durante un simposio para hacer frente a una amplia variedad de temas, incluyendo los mercados financieros, las relaciones y las cambiantes políticas mundiales.

Expertos internacionales y de los EE.UU. se comprometieron a indagar en el nebuloso tema de las siempre cambiantes encuestas para predecir si será Trump o Clinton el triunfador el próximo 8 de noviembre.

Participantes de Serbia, Croacia, India, Turquía y otros lugares internacionales se reunirán y tendrán los primeros turnos para esbozar sus predicciones.

“Para entonces, llegará el momento de la gente de los estados, y todos habrán tenido suficiente tiempo y cartas natales para revisar, ser valientes y decir lo que piensan”, señaló Shelley Ackerman, astróloga profesional y columnista de Manhattan, quien dirige KarmicRelief.com. “Siempre digo que la astrología es geometría celestial; el mito y las matemáticas. Nosotros buscamos la correspondencia planetaria y los patrones históricos. Podemos hacer predicciones usando el reconocimiento de patrones, pero siempre puede haber algo impensado”.

Otros concuerdan en que dar la predicción correcta puede ser complicado. “Hay muchas, muchas partes móviles que afectan los resultados”, señaló Glenn Perry, fundador y director de Academy of AstroPsychology, quien además agregó que la respuesta “existe en un estado de potencialidad”.

El martes por la tarde, Perry y Ackerman se unieron a Raymond Merriman, el presidente de la sociedad, y a un grupo de los mejores astrólogos, como un preludio de lo que ocurrirá en los días previos a la elección.

Lo que hace de su trabajo un desafío extra es que no hay un horario confiable de nacimiento para Clinton, ni para Mike Pence -compañero de fórmula de Trump-, según Ackerman, quien pasó a la fama por obtener el horario de nacimiento de Bill Clinton directamente de su madre.

En diferentes ocasiones, Hillary Clinton ha mencionado que nació tanto a las 8 a.m. como a las 8 p.m. del 26 de octubre de 1947, en Chicago, confundiendo así a los astrólogos. Documentos judiciales indican que el horario es 2:18 a.m., pero ni siquiera eso ha sido confirmado, informó el grupo.

Más allá de la elección presidencial, Ackerman y Gloria Star, una astróloga de Connecticut, advirtieron acerca de una posible amenaza a la seguridad de los EE.UU. entre el 18 y el 30 de octubre, cuando Marte y Plutón se unan, y mientras Venus y Saturno también están alineados.

“Algo realmente explosivo podría ocurrir”, señaló la astróloga Kat Powell, de Scottsdale, Arizona. Powell describió a Marte como un planeta que indica actividad extrema, mientras que Plutón está a menudo relacionado con las deudas y los impuestos. “Se podrían ver actos de guerra y quizás una conmoción a gran escala, más allá de la elección”.

Los críticos cuestionan la base científica de la astrología, que muchos académicos consideran una pseudociencia. Pero para Sam Reynolds, un practicante de Brooklyn, “ayuda a dar sentido a nuestras vidas porque nos fijamos en patrones y significados conforme aquello que observamos en el cielo. Ese es el poder perdurable de nuestro arte”.

Antonia Langsdorf, quien reside en Colonia, Alemania, enfatizó: “Yo diría que la astrología es mucho más precisa que las encuestas” y dijo que el apoyo de las celebridades en esta temporada electoral “no resultó demasiado fuerte porque hay mucha ira en este país actualmente”.

Como un ejemplo de la creciente fricción, ella y Powell se refirieron a algunos republicanos influyentes que están considerando hacer campaña para Mike Pence, el compañero de fórmula de Trump, y Ben Carson, excandidato presidencial republicano.

“Hay muchos giros, pero aquellos que piensan que decimos las cosas porque sí, no tienen idea de la gran cantidad de investigación que llevamos a cabo. Realmente prestamos mucha atención a la información”, agregó Powell.

Aleksandar Imsiragic, el director de educación del consejo y fundador del Instituto Astrológico Johannes Kepler en Belgrado, Serbia, remarcó que en agosto de 2015 predijo que Trump ganaría la nominación republicana. “Él encaja muy bien con la mitología de los EE.UU. Tiene a Orión en su constelación y eso es muy importante”, remarcó Imsiragic.

No se necesita ninguna predicción para saber que, quien salga victorioso, tendrá “un gobierno muy, muy duro”, aseveró Star. “Los líderes representan las cualidades icónicas en nuestras vidas”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°