Asesinan a adolescente sordo, mientras sus amigos explicaban al agresor que no podían escuchar

Un hombre armado mató a un adolescente sordo en un confuso episodio en Moreno Valley

La familia de un adolescente sordo afirmó que el joven fue asesinado el viernes por la noche cuando un hombre armado se acercó a él y a su grupo de amigos -también con dificultades de audición- en Moreno Valley, les hizo preguntas y comenzó a dispararles mientras ellos intentaban explicar que no podían oírle.

Najai Welch relató que su hermano, DeSean Welch, y los amigos de éste miraban un partido de fútbol en Rancho Verde High School, cuando un hombre armado y no identificado se aproximó a ellos y comenzó a indagarlos. Un amigo del joven fallecido sacó un celular y lo mostró al sujeto, en un intento por explicar que eran sordos y no podían oír sus preguntas. Según la chica, el adolescente escribió: “Somos sordos. No podemos oírle. No comprendemos lo que nos dice”.

Fue allí cuando, según Welch, el hombre tomó el teléfono y escribió un mensaje que decía: “Disparos en este vecindario”, y luego le preguntó a la víctima si conocía a alguien que vivía en Ontario. Su hermano y los amigos dejaron entonces el partido e ingresaron en una camioneta. Welch aseguró que el vehículo era seguido a medida que se alejaba.

A las 9:56 p.m. las autoridades recibieron un informe de disparos en Via De Anza y Camino San Simeon, cerca de la escuela preparatoria, conforme el Departamento del Sheriff del Condado de Riverside. Cuando los agentes llegaron, hallaron evidencia de un tiroteo pero no víctimas.

Al mismo tiempo, los amigos de DeSean Welch detuvieron a los agentes cerca de Lasselle Street y Iris Avenue, pidiendo ayuda porque el joven había sido alcanzado por un disparo. El adolescente, de 18 años y residente de Victorville, fue llevado a un hospital cercano, donde más tarde falleció.

Najai Welch cree que el tiroteo fue un caso de identidad equivocada. La chica afirmó que su hermano jamás había estado involucrado con pandillas o temas delictivos. En cambio, amaba el deporte, especialmente el baloncesto, y esperaba jugar profesionalmente. “Mi hermano no merecía eso”, aseguró. “Era un buen chico”.

La noticia de la muerte del joven dejó estupefacta a gran parte de la comunidad de personas sordas. DeSean Welch era estudiante de quinto año de California School for the Deaf Riverside y jugaba al baloncesto universitario, según informó la superintendente Nancy Hlibok Amann. “DeSean era un estudiante muy querido y un jugador estrella de baloncesto”, aseveró Hlibok Amann, en un comunicado. “Estamos todos conmocionados y dolidos por este trágico incidente”.

Monumentos conmemorativos para el adolescente circularon en las redes sociales, y al menos un equipo guardó un minuto de silencio para él durante su juego. Se informó que, para aquellos estudiantes y docentes que necesiten ayuda, habrá un grupo de terapeutas especializados en temas de duelo.

La asociación de exalumnos de la escuela afirmó que sus miembros están de luto ante la muerte del joven. “No apoyamos ningún tipo de violencia hacia cualquier persona, independientemente de sus antecedentes, acciones o personalidades”, dijo la agrupación, mediante un comunicado. “Creemos que todo puede resolverse, o que se puede hallar soluciones. Desafortunadamente, eso no ocurrió para DeSean Welch”.

Un familiar del joven ha impulsado una recaudación de fondos que ayudará a costear los gastos de su funeral.

Najai Welch espera que los detectives hallen al hombre armado. “Sólo quiero que se entregue”, expresó.

Las autoridades solicitaron que cualquier persona que posea información acerca de este hecho se comunique con los detectives de homicidios, al (760) 393-3525.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
72°