Sindicato SAG-AFTRA enfrenta a Telemundo por pagar menos a los actores hispanohablantes

SAG-AFTRA enfrenta a Telemundo por pagar menos a los actores hispanohablantes

Telemundo viene de un gran verano. La red ha cerrado progresivamente su brecha de ratings con Univisión, que fue durante un largo tiempo el peso pesado de la TV abierta en español.

Pero a medida que Telemundo, con sede en Miami, escala posiciones, también se enfrenta al inquietante cuestionamiento por parte del gremio más importante de Hollywood acerca del tratamiento que brinda a su talento.

SAG-AFTRA lleva una prolongada disputa con el canal en su intento por sindicalizar a los actores hispanohablantes de las producciones de Telemundo, mayormente telenovelas. El gremio ha acusado a la empresa propietaria de la red, NBCUniversal, de llevar “un doble estándar” en el tratamiento de sus artistas en español y en inglés.

Conforme el sindicato, Telemundo paga a sus actores la mitad de lo que ganan sus pares anglosajones en otros canales de NBCUniversal. El gremio también sostiene que la red no proporciona cuidados de salud a los intérpretes de sus telenovelas, no contribuye con sus pensiones ni les paga horas extras estándar; todos beneficios que sí tienen sus contrapartes en los canales de NBC en inglés.

“La disparidad de ingresos para los intérpretes hispanoparlantes versus los anglosajones es impresionante”, afirmó Gabrielle Carteris, presidente de SAG-AFTRA, en una entrevista. “La idea de que hagan el mismo trabajo, pero solo porque hablen español ganan menos, es inaceptable”.

El conflicto  laboral sucede mientras Hollywood enfrenta un fuerte escrutinio sobre su falta de diversidad y la suposición de que sus actores -y otros miembros de la comunidad creativa- no-blancos son tratados injustamente por la industria.

Aunque Telemundo no tiene contrato con SAG-AFTRA, su compañía hermana, NBC, está sindicalizada desde hace tiempo. Alfredo Richard, vocero de Telemundo, disputó las reivindicaciones del sindicato respecto del maltrato a los actores. Richard aseguró que la compañía “apoya el derecho de nuestros empleados de unirse o no a un gremio”, y que debería realizarse una votación secreta para decidir la participación en SAG-AFTRA.

“Seguimos comprometidos a hacer de Telemundo un gran lugar de trabajo para nuestros empleados, y a seguir invirtiendo en ellos para asegurar que sus salarios y condiciones laborales sean competitivas”, añadió. “Seguimos trabajando para el crecimiento continuo de Telemundo, que ha creado cientos de puestos de trabajo bien remunerados en los EE.UU. y proporciona un valioso servicio a la comunidad hispana”.

Telemundo anunció recientemente que ofrecerá beneficios de salud y planes de retiro a los actores el año próximo. Las discrepancias en los salarios reflejan las vastas diferencias de presupuesto entre las cadenas de TV en idioma inglés y sus pares en español. Un programa como “The Bing Bang Theory”, de CBS, puede reunir 14 millones de espectadores -una cifra que alcanzó la semana pasada-. Por contraste, un show de Telemundo promedia menos de dos millones de televidentes.

Durante años, las cadenas Univisión y Telemundo han trabajado para asegurar un mayor porcentaje de los presupuestos de anunciantes, aludiendo a los más de 50 mil millones de consumidores latinos y su considerable poder adquisitivo. Sin embargo, siguen recibiendo menos por espectador de lo que piden los canales en inglés.

La campaña de sindicalización de SAG-AFTRA data de 2001, cuando NBCUniversal compró Telemundo. Pero el tema se ha intensificado en el último año, cuando Telemundo logró avances en su programación y negocios, y se erige ahora como el mayor empleados de actores hispanohablantes en los EE.UU.

A finales de agosto, SAG-AFTRA emitió un comercial de 30 segundos convocando a la paridad de salarios entre el talento anglosajón e hispanoparlante en NBCUniversal. El aviso se pudo ver por canales en español de Los Ángeles, Nueva York y Miami.

Las tensiones parecían haberse aliviado el mes pasado, cuando el gremio anunció que representaría a los actores y presentadores de los Latin American Music Awards, de Telemundo, que se televisarán desde el Dolby Theatre, en Hollywood, este jueves. Pero el contrato se realizó a través de la productora del show, CMS Productions, y Telemundo sostuvo que el acuerdo no se aplicaba a su talento.

El objetivo de SAG-AFTRA es sentarse con NBCUniversal y elaborar reglas básicas acerca de cómo proceder, afirmó Steve Sidawi, el director de organización del sindicato. “No creemos que pueda haber una votación justa en el entorno actual”, expresó. “Las reglas de juego que esperamos establecer incluirán la determinación de quién podría votar en una elección, y cómo asegurarse de que los actores pueden decidir sin miedo a represalias”.

Una persona cercana a Telemundo afirmó que SAG-AFTRA rechazó la invitación de la empresa para realizar una elección secreta. En cambio, un representante del gremio aseguró que nunca existió tal invitación.

Alex Ruiz, un nativo de la Ciudad de México que participó de la telenovela “¿Quién es quién?”, aseguró que su paga mensual fue de aproximadamente $5,000. Ruiz, de 35 años de edad, afirmó que recibió el mismo monto por cinco días de rodaje en “Touch”, un efímero programa de Fox, que salió al aire en 2012.

También comentó que a menudo trabajaba 12 horas diarias, sin descansos programados. También señaló que algunas estrellas debían permanecer en el set hasta las 11 de la noche, y que al día siguiente debían presentarse a las 7 a.m. “Te hacen trabajar hasta que te caes”, afirmó el actor. “Sientes que se están aprovechando de ti. Si te van a pagar menos, como mínimo creo que el trato debería ser mejor”.

Natalie Kitroeff, reportera de planta, contribuyó con este informe.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
65°