Su respuesta inmediata salvó la vida de un hombre y un menor de 4 años, ahora reciben reconocimiento

Reconocieron a bomberos, paramédicos y socorristas que salvaron de la muerte a un hombre y a un niño de 4 años

Cuando un hombre que jugaba baloncesto se derrumbó en el campo del Glendale YMCA, un día en abril pasado, Siyona Gharibian entró en acción.

La socorrista de YMCA encontró un defibrilador automático y corrió hacia el campo de juego, donde el hombre no respiraba ni presentaba pulso. La mujer comenzó con las maniobras de resucitación (RCP) y dio dos descargas eléctricas con el dispositivo antes de que los paramédicos llegaran al lugar.

Gharibian, junto con el equipo de bomberos y operadores de ambulancia de Glendale, quienes arribaron poco después y trasladaron al hombre hasta el hospital, fueron homenajeados el miércoles en el almuerzo anual de premiación del cuerpo de bomberos de esa ciudad.

Gharibian ganó la Mención del Jefe de Bomberos, mientras que el ingeniero Mark Masto, los bomberos y paramédicos Brendan Edwards y Dave Monhiem, y los operadores de ambulancia Jon Manor y Jeff Steele recibieron la Mención de la Unidad por el cuidado del paciente durante su traslado a Dignity Health Glendale Memorial Hospital.

Otro equipo de profesionales de emergencias -entre ellos el capitán de paramédicos Steve Genovese, el ingeniero de paramédicos Gabe Vaca, los paramédicos y bomberos

Brendan Edwards y Jamie Rohrig, y los operadores de ambulancia Erik Quintana y Jon Turcios- también ganaron la Mención de la Unidad por resucitar a un niño de 4 años de edad que hallaron en los brazos de su padre, inconsciente y sin reacción. El equipo logró restablecer el pulso del pequeño de camino al hospital, lo cual llevó a su plena recuperación.

La agencia también otorgó premios al Servicio Distinguido al bombero y paramédico Daniel Claridge, al capitán paramédico Brian Julian y al ingeniero y paramédico Karlow Krikor. “Yo voy al trabajo y entrego el 110% de mí, porque amo lo que hago”, aseguró éste último, quien se convirtió en el primer bombero de origen armenio del departamento, en 2005. “Es agradable ser reconocido por ello”.

Por primera vez, el Departamento de Policía de Glendale recibió una Mención de la Unidad por su constante esfuerzo para capacitar a 40 oficiales de policía como técnicos médicos de emergencias. El galardón destacó el creciente énfasis del trabajo en equipo entre los policías y bomberos de la ciudad. “No estamos más aislados”, afirmó el jefe de bomberos Greg Fish. “Estamos muy unidos en nuestra entrega”.

Durante dos años, las agencias se han entrenado en conjunto para prepararse en casos de tiroteos. La preparación incluye la capacitación de policías para brindar ayuda médica en situaciones que son demasiado riesgosas para los paramédicos, así como el entrenamiento de bomberos para ingresar de forma segura a “zonas calientes” y brindar ayuda sanitaria mientras son escoltados por la policía.

“En el futuro, los agentes de policía llevarán equipos de técnicos en emergencia, y los bomberos usarán cascos antibalas”, afirmó el jefe de policía Robert Castro.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
83°