Puig vuelve a probar la banca tras llegar tarde

Los desacuerdos entre el manager de los Dodgers, Dave Roberts, y el jardinero Yasiel Puig se hicieron aún más profundos el lunes por la noche cuando Roberts dejó en la banca al cubano por segundo partido al hilo, esta vez porque el pelotero llegó tarde a una actividad antes del partido.  

“No hay ningún jugador que sea más grande que el equipo”, dijo Roberts antes de la victoria de 9-3 sobre San Diego en frente de 49,419 personas en Dodger Stadium. “Es la prioridad para todos nosotros. Para mí, es una decisión que él hizo, no yo”.

Tras la victoria, Roberts dijo que ambos llegaron a un acuerdo y los dos “estaban en la misma página”. El incidente volvió a recordar una era que parecía ya superada, en la que cada error de Puig era magnificado. Roberts dijo que la frustración con Puig había crecido en las últimas semanas, a pesar de tener una buena producción de Puig en el plato, combinado con excelente defensiva en el jardín derecho. El lunes, el hombre que usualmente pone un hashtag #PuigNotLate no pudo con lo prometido.

La molestia de Roberts primero llegó el sábado por la noche cuando pusieron out a Puig al final de la derrota ante San Francisco.

“Mal béisbol”, dijo Roberts sobre la jugada y dejó a Puig en la banca para el partido del domingo. El mánager de Dodgers dijo que necesita confiar en los jugadores que iba a poner en la alineación.  

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group