Preocupa legalización de la marihuana por posibles incrementos de manejar bajo la influencia de la droga

Preocupa legalización de la marihuana por posibles incrementos de manejar bajo la influencia de la droga

El acusado le dijo al oficial que había fumado marihuana por cinco horas, antes de haber sido detenido en la avenida Melrose por manejar en forma errática. Un examen de la sangre detectó significantes niveles de químicos THC en su sistema, y un experto en drogas determinó que el joven no estaba en condiciones de conducir en forma segura.

Sin embargo, un jurado en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles no sabía si el joven, que trabaja como chofer en un ‘valet parking’ había cometido un crimen por estar manejando bajo la influencia de la marihuana,  ya que dijo que fumaba porque tiene dolores de espalda y sufre de ansiedad.  

Casos similares se han estado viendo en todo California por parte de los oficiales de la policía, quienes han dicho que la iniciativa de la legalización de la yerba para uso recreacional fallaba en establecer cómo se manejarían los casos de los conductores que manejen bajo la influencia (DUI) de la droga

En el caso de Los Ángeles, once miembros del  jurado absolvieron de cargos al conductor, mientras que solo uno lo encontró culpable.

El jurado dijo que no podían culpar al individuo porque no hay un estándar en la ley de California que determiné la cantidad de THC que debe de haber en la sangre para manejar en forma segura, de acuerdo con Josefina Frausto, abogada público en el caso.

“Los miembros del jurado dijeron que necesitan que haya un parámetro estándar antes de que se pueda decidir si [el individuo] estaba capacitado o no para manejar un vehículo”, dijo Frausto.

Mientras los californianos se preparan para votar sobre la Proposición 64 el próximo mes, medida que permitirá el uso de la marihuana en forma recreativa, varios líderes y fiscales de departamentos del orden advierten que el estado no está preparado para manejar un significativo incremento en conductores que manejan bajo la influencia de la droga.

Doug Villars, presidente de la Asociación de la Patrulla de Caminos en California, uno de varios grupos de justicia que se oponen a la aprobación de la Proposición 64, dijo que estaba preocupado.

“Deberíamos de reunir a todos los expertos en un cuarto antes de que entre en vigor la ley y decir, ‘esto es el estándar permitido’, para que les demos las herramientas necesarias  a los oficiales que aplican la ley y así sacar de las autopistas a los conductores que manejan bajo la influencia de la marihuana”, dijo Villars.

La proposición 64 permitirá a los californianos poseer, transportar y usar hasta una onza de cannabis para uso recreativo,  y permitirá a las personas tener hasta seis plantas en sus hogares; la medida también requiere de un pago del 15% de impuestos en la venta.

Se espera que la droga genere mil millones de dólares anuales, incluyendo 15 millones durante los primeros cinco años para entrenamiento  de los oficiales de la Patrulla de Caminos. Este entrenamiento impartirá técnicas a nivel estatal para detectar a conductores que ya no están en condiciones para manejar; además de un parámetro estándar que identifique conductores en mal estado, de acuerdo con una revisión del estado analítico de la legislatura independiente.  

También se proveerá 125 millones adicionales para los departamentos del orden a nivel local. Este dinero será  para entrenamiento extra y comprar tecnología para los oficiales y así poder detectar en forma más efectiva las condiciones del conductor y arrestar a aquellos que manejen bajo niveles no permitidos.

El vicegobernador Gavin Newsom, el funcionario de más alto rango en el estado que apoya la iniciativa, dijo que la aprobación de la medida ayudaría a desarrollar los estándares seguros para aplicar las leyes.   

“Decenas de millones de dólares serán utilizados para la investigación y el desarrollo; además proveerá los fondos para otra investigación en conjunto con la Patrulla de Caminos de California sobre el manejo bajo la influencia de la droga, el cual es una preocupación que ahora todos deberían de tener ya que se refiere a la falta de medidas y protocolos”, dijo Newsom el mes pasado.

Entre los departamentos del orden que se oponen a la Proposición 64, incluyen la Asociación de Jefes de Policía de California, la Asociación de Fiscales del Distrito de California, la Asociación de Oficiales de Narcóticos de California, la Asociación de Oficiales de Paz de California y la Asociación de Sheriffs de California. Ellos dicen que los estándares para aplicar la ley deberían de estar establecidos antes de que los votantes la consideren legalizarla en las urnas.

“Estás comercializando un producto que va a deshabilitar  para manejar a más conductores  en las autopistas, empeorando el problema que ya tenemos”, dijo James Leal, jefe del Departamento de Policía de Newark y miembro de la Junta de la Asociación de Jefes de Policía.

No obstante, la iniciativa también tiene su apoyo por otros departamentos del orden en el estado como los Afroamericanos de la Ley en América, Oficiales de la Ley Contra las Prohibiciones, Asociación de Oficiales Latinos Nacional, y Stephen Downing, ex jefe del LAPD.

Downing, quien también está en la Junta de directores de la firma de mercadotecnia de Productos de Marihuana, Cannabis, Stavia Inc., dijo que la yerba ha sido utilizada en forma inapropiada por los conductores por años y los oficiales de la ley hubieran preguntado por un examen del nivel de la sangre estándar en cualquier momento en el pasado.  Pero ahora, la Proposición 64 provee el dinero para estudiar el tema .

El problema de la marihuana ya lo tenemos”, agregó. “Si están manejando bajo la influencia de la droga, ya lo están haciendo. Mi pregunta es, ¿por qué entonces es un tema ahora?

Los críticos a la medida señalan un estudio dado a conocer el mes pasado de Rocky Mountain High Intensity Drug Traffiking Area, un grupo de agencias del orden, donde  se indica que las causas de muerte a consecuencia del uso de la marihuana y los accidentes relacionados al tráfico se incrementó el 48% desde el 2013, año en el que el estado legalizó el uso de la marihuana recreacional.   

Un reporte de la Triple A en Washington, donde el uso de la marihuana recreacional es también legal, encontró que el número de conductores involucrados en accidentes fatales que recientemente habían usado marihuana se incrementó al 17%, o sea, más del doble del 2013 al 2014.

“En el estado de California vamos a empezar a perder personas en números astronómicos  antes de que nos demos cuenta,  que posiblemente no examinamos la situación lo suficiente”, agregó Villars.

Los defensores de la Marihuana señalan que solo porque el THC está en el sistema de los conductores involucrados en accidentes fatales, no es prueba de que ello haya sido la causa de los accidentes.

Pero los críticos reviran y agregan que los oficiales que apliquen la ley  indican que nuevas técnicas por parte de los manufactureros y los que cultivan la planta significa en potencia más THC, el químico responsable por los efectos sicológicos de la marihuana.

“Lo que los oficiales están viendo con los niveles de TCH que están muy altos, es que la incapacidad para conducir es peor de lo que han visto en el pasado”, dijo Leal.

No obstante, cuando los oficiales realizan un arresto, los fiscales tienen problemas para ganar las condenas en la corte. En el año fiscal que terminó en septiembre del 2015,  los fiscales en una sección especial de los abogados del distrito revisaron 1,125 casos de supuestos conductores manejando bajo la influencia de las drogas.  Del total de casos, en 675 casos se aplicaron cargos, pero solo 248 fueron condenados.  

“El porcentaje de las condenas es significativamente menor en estos casos  que en los conductores que manejan bajo la influencia del alcohol”, dijo el fiscal del condado de L.A., Larry Droeger, encargado de la división que investiga a los conductores alcoholizados en 78 ciudades del Condado de Los Ángeles, sin incluir a la ciudad del mismo nombre.

Los miembros del jurado quieren para la marihuana los mismos tipos de estándares científicos que existen y se aplican para el alcohol, según Charles Chaiyarachta, fiscal del distrito.

“Definitivamente es más complicado que con el alcohol porque hay estudios científicos que se han realizado”, agregó.

En los casos de marihuana, oficiales con habilidades especiales tienen que evaluar los arrestos y ver hasta qué punto el conductor ya no está capacitado para conducir, el cual se corrobora con un examen de la sangre donde se muestra la cantidad de THC.

Alarmada por el incremento de conductores manejando bajo los efectos de la droga, la fiscal del distrito del Condado de Los Ángeles, Jacki Lacey lanzó un programa nuevo para entrenar a los oficiales respecto al reconocimiento de la droga y proveer más herramientas al laboratorio criminal del sheriff para determinar la cantidad de THC en los exámenes de la sangre.

No obstante, muchos miembros del jurado no están muy convencidos que esos pasos provean evidencia suficiente para determinar que los conductores no están capacitados para manejar cuando han consumido la yerba.

“El problema que tenemos ahora en perseguir estos casos, es que sin el límite o nivel del THC, en realidad estamos jugando a la lotería con el jurado”, dice Leal. “Estás encontrando fiscales con problemas en procesar estos casos y en algunas situaciones, ellos prefieren no darle seguimiento porque no saben cómo ganar los casos”.

Para leer el artículo completo y en inglés, haga clic aquí.

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
54°