Piden el cierre inmediato de centro juvenil del condado de Los Ángeles

Piden el cierre inmediato de centro juvenil del condado de Los Ángeles

El Youth Welcome Center del condado de Los Ángeles debe ser inmediatamente cerrado, aconseja  un comité especial

"La situación actual es inaceptable para los niños ya traumatizados", dice el informe del Centro de acogida de Los Ángeles  

El Sistema de Cuidado de Crianza del condado de Los Ángeles (Los Angeles County’s Foster Care System), debería cerrar de inmediato sus instalaciones de último recurso para los jóvenes que no tienen ningún otro lugar a donde ir y hacer nuevas y significativas inversiones para edificar una instalación para los adolescentes más jóvenes, ha concluido una comisión especial nombrada por la Junta de supervisores.

El informe del comité fue motivado por un artículo del 28 de febrero en Los Angeles Times que describe una serie de problemas en el Youth Welcome Center (Centro Juvenil de Bienvenida) del condado, incluyendo el reclutamiento de jovencitos que pertenecen al sistema de Foster Care para la prostitución y los trabajadores de dicho sistema que dijeron que la operación está fuera de control.

"La situación actual es inaceptable para los niños ya traumatizados por el abuso y la negligencia", afirmó el informe que aún debe ser aprobado en su totalidad por Los Angeles County Commission on Children and Families antes de que sus recomendaciones sean remitidas a la Junta de supervisores.

A medida que se elaboraba el informe, el estado actuaba paralelamente para exigir cambios en el Youth Welcome Center  para niños de 12 años y más grandes, así como para el centro para los jóvenes más pequeños, obligando al condado a encontrar soluciones para el cuidado de esta población especialmente difícil.

Los dos centros, las únicas instituciones de acogida temporal que no rechaza a ningún niño, están en el campus de Los Angeles County-USC Medical Center. Juntos sirven a cientos de niños y adolescentes cada año mientras esperan para ser colocados en los cada vez más escasos hogares de crianza.

La mayoría de la gente joven en el Youth Welcome Center son adolescentes mayores. Muchos tienen algún tipo de enfermedad mental o problema médico. Algunos son gay, lesbianas, bisexuales o transgénero. La mayoría ha sido expulsada de múltiples hogares de crianza.

Los Supervisores de condado abrieron los centros de bienvenida con  bombo y platillo hace dos años, anunciándolos como una solución a los años de problemas para dar vivienda a los niños y jóvenes más difíciles de colocar. Antes de que abrieran los centros, este tipo de niño eran alojados en una sala de conferencias convertido en dormitorio, lo cual todos los participantes involucrados acordaron que era solo una solución provisional.

La situación actual es inaceptable para niños que ya han sido traumatizados por el abuso y la negligencia.- Reporte del Comité sobre  L.A. County's Youth and Children's welcome centers

Los centros tienen permitido tener a los niños tan sólo 24 horas y no tienen licencia para estancias de larga duración, como lo tuvieron que hacer y sufrir algunos de los jóvenes. Carecen de suficientes camas, baños y duchas, así como profesionales de la salud mental y  de educación necesarios para satisfacer sus necesidades.

Con el tiempo, el número de jóvenes sin un hogar de crianza adecuado creció. El año pasado, hubo 800 violaciones a la regla de 24 horas en ambos centros de recepción, dijo un Comisionado del condado, dijo.

Tras el informe del Times, funcionarios estatales tomaron en abril  una línea más dura y demandaron al condado, empujando a los centros a cumplir al pie de la letra la ley estatal. El condado y el estado llegaron a un acuerdo ese mismo mes y acordaron comenzar el proceso de concesión de licencias para las instalaciones existentes para hacer que estén a la altura de las normas del estado.

Estos cambios incluirían el establecimiento de instalaciones en los centros que proporcionen los servicios y oportunidades necesarias para que los jóvenes puedan ser legalmente alojados allí hasta por tres días.

Sería sin embargo, sólo una solución parcial, porque algunos de esos niños no podrán ser colocados en hogares de crianza en ese marco de tiempo. En esos casos, temen los funcionarios que después de tres días sus instalaciones otra vez podrían estar en violación de las regulaciones del estado.

Phil Browning, director de DCFS dijo que es claro que para cumplir el requisito de tres días impuesto por el estado, su departamento tendría que actualizar los centros significativamente o reemplazarlos totalmente en otro lugar.

Ha emitido una llamada a los hogares de grupo  privados más grandes de la región para que presenten sus propuestas sobre cómo podrían albergan el servicio de reemplazo, que sería de 30,000 pies cuadrados, más o menos del tamaño de un supermercado. El Departamento evaluará cuál es la opción más rentable, dijo.

Leslie Starr Heimov, que encabeza la firma de abogados de oficio para jóvenes en el sistema de Foster homes, dijo que el plan de DCFS para resolver los problemas de los centros mediante la creación de un centro de tres días es insuficiente.

"Para los jóvenes más difíciles de colocar, me declaro escéptica de que haremos un mucho mejor trabajo colocándolos en 72 horas de lo que ya hacemos  en 24. Una vez más estaremos en la posición donde estamos hoy, buscando una cama — cualquier cama" para sacar fuera a un niño de un centro de bienvenida, expuso.

Tanto ella como informe de la Comisión recomiendan cambios más radicales, incluyendo una vasta mejora  en el inventario de casas de acogida y un refugio de emergencia de 30 días. Sólo las reformas ambiciosas como estas, dijo, "resolverán la puerta giratoria" de los niños a los que no se les puede encontrar casas de acogida de largo plazo y que tienen que regresar repetidamente a los centros de bienvenida.

 Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2016, Hoy Los Angeles
51°