Murió una osa polar en SeaWorld San Diego, después de una breve e inexplicable enfermedad

Szenja, una hembra de oso polar de 21 años de edad, murió este martes en SeaWorld

Szenja, la hembra de oso polar de SeaWorld San Diego, de 21 años de edad, murió inesperadamente este martes luego de una breve enfermedad.

La osa había mostrado signos de pérdida de apetito y energía durante una semana, pero la naturaleza exacta de la enfermedad y su súbita muerte siguen sin explicación. SeaWorld realizará una necropsia para determinar la causa de fallecimiento, señalaron funcionarios del parque, aunque los resultados estarán disponibles varias semanas después.

“Szenja era un miembro muy querido de nuestra familia animal, así que este es un día muy difícil para todos nosotros”, señaló Al Garver, vicepresidente de operaciones zoológicas de SeaWorld San Diego. “Szenja no sólo tocó los corazones de quienes la cuidaron en las´ultimas dos décadas, sino también de los millones de visitantes que tuvieron la oportunidad de verla en persona”, aseguró. “Nos enorgullece haber sido parte de su vida y saber que inspiró a personas de todo el mundo a querer proteger a los osos polares en estado salvaje”.

El otro oso polar del parque, Snowflake, fue trasladado al

Pittsburgh Zoo & PPG Aquarium a fines de febrero para su cría, y todavía no hay fecha estimada de regreso, informó el vocero de SeaWorld San Diego, David Koontz.

Nacida en el Zoológico de Wuppertal, en Alemania, en octubre de 1995, Szenja llegó a San Diego cuando el parque abrió su exhibición Wild Arctic, dos años después. Durante la semana pasada, sus cuidadores y el personal veterinario habían monitoreado su estado indiferente, pero su muerte fue repentina, aseveró el parque.

Citando a Polar Bears International, SeaWorld señaló que los osos polares suelen tener una esperanza de vida de entre 15 y 18 años en estado silvestre, aunque algunos pueden vivir hasta tres décadas.

En un comunicado de prensa, el parque señaló que Szenja había sido embajadora de los animales polares al crear más conciencia entre los casi 50 millones de visitantes que habían pasado por la exposición Wild Arctic. También había participado en diversos estudios relacionados con la sensibilidad auditiva del oso polar, sus hábitos sociales, hormonas reproductivas y patrones de comportamiento estacional.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
84°