Miembros de la Junta Escolar de Los Ángeles sueñan con una tasa de graduación del 100%

Los miembros de la Junta Escolar de Los Ángeles sueñan con una tasa de graduación del 100%

Todos los estudiantes deben graduarse. Cada maestro, cada director y el superintendente escolar deben de hacer de esto su misión.

Eso fue lo que dijeron hace unos días los miembros de la Junta Escolar de Los Ángeles, reunidos con la superintendente Michelle King y un facilitador externo para revisar el proyecto estratégico de tres años de King.

Este plan incluye impulsar el aumento de las opciones populares, tales como las escuelas magnet y los programas de idiomas duales, así como modestos incrementos en las pruebas estandarizadas y en la tasa de graduación cada año.

No obstante, el tema central que se reiteró durante toda la jornada fue otro: lograr una tasa de graduación del 100%.

“Creo que en este momento no tenemos un sentido de misión, y es nuestro rol crearlo”, señaló Steve Zimmer, presidente de la Junta, durante la reunión, que se celebró en el Centro Católico Caruso de USC. “Tiene que ser grande, y el plan estratégico debe ser congruente con esa gran misión”.

Los miembros de la Junta acordaron que una meta de graduación del 100% funciona como misión porque es un objetivo en el que cada escuela puede trabajar, desde preparar a los estudiantes en la primera infancia hasta proveer los recursos de salud mental necesarios en primaria y prevenir la deserción escolar en la preparatoria.

Un grupo de escuelas individuales -de públicas, charter y privadas- han afirmado tener una graduación del 100%. Pero tales aseveraciones invariablemente se desmoronan cuando son examinadas de cerca.

La propuesta de King es la segunda versión de su plan. Un borrador anterior obtenido por el periódico L.A. Times fue distribuido en agosto pasado, de manera confidencial. La versión actual tiene objetivos más ambiciosos.

Las metas incluyen aumentar la tasa de graduación del 75% al 81% en 2019, e incrementar los porcentajes de colocación avanzada (advanced placement) y los estudiantes que se gradúan con calificación ‘C’ o mejor. Las metas para los alumnos más jóvenes incluyen lograr que el 81% de los niños de segundo grado cumplan con los criterios de alfabetización temprana para 2019, y aumentar los puntajes en los exámenes estandarizados estatales en todos los grados.

En 2016, la tasa de graduación del LAUSD fue del 75%, su más alto récord. El distrito, sin embargo, recibió algunas críticas por el uso de clases de recuperación de preparatoria para lograr el aumento.

Después de la reunión, King señaló que todo en su plan se alinea con el objetivo de obtener una tasa de graduación del 100%, pero explicó que probablemente modifique la manera en que ésta “está enmarcada y envasada”. En un mes, la funcionaria presentará una versión actualizada del plan a la Junta.

El plan actual es un tanto escuálido en cuanto a cómo serán las estrategias para alcanzar dichos objetivos. Una vez que la junta directiva apruebe el plan, estimó King, ella misma generará un marco de guía, pero abrumará a maestros y directores.

George McKenna, miembro de la Junta, advirtió que el distrito necesita otros objetivos, además del 100% de graduación, el cual nunca se ha logrado.

"Es un maravilloso lema", afirmó McKenna durante la reunión. “¿Cómo conciliamos eso con el hecho de que nosotros probablemente nunca conseguiremos el 100%?”.

El reportero Howard Blume contribuyó con este artículo.

 Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Diana Cervantes.

Copyright © 2017, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°